Crónicas 2017-2018 :: XVIII. Amar la pérdida del pasado

Cronicas_2017_18

I

El plan de la resurrección y ascensión sigue adelante en estos meses del 2018.

Nadie sabe el momento de cada uno de los grandes sucesos que se avecinan,

que todavía siguen pendientes, como lo estaban el pasado año por estas fechas.

Siguen pasando los meses sin Nibiru, sin meteoritos, sin que suene la Llamada,

sin la gran erupción, sin el cambio geomagnético ni tampoco la super tormenta solar,

pero nada del proceso se ha detenido y la transformación humana sigue adelante.

La ola galáctica llegó hasta el 2012, donde se terminaba el tiempo ordinario

y comenzaba el tiempo sagrado de la revelación la resurrección y la ascensión.

Hoy seis años después todo continúa activo, incluso las estrategias de los oscuros,

pero en el camino millones de almas han salido fuera del tiempo y de la mente.

Esa misma ola se reprodujo con más fuerza el pasado año 2017 para cerrar el ciclo,

lanzando el último impulso metatrónico para la Tierra ascendida, liberada desde el 2011.

La ascensión ya ha llegado, individual y planetaria, la pascua y el mes de la diosa (mayo)

han permitido la cocreación consciente de lo femenino: la aceptación, el don y la vida.

Estamos viviendo cosas extraordinarias y, al margen del caos, el amor llega en tromba,

incluso de manera violenta y lo transforma todo. Es la resurrección lo quieras o no.

Para eso estos años de prórroga, que nos han librado de la persona y de la historia..

Es el cuerpo causal, o pasado del alma, que se ha vaciado de las vidas anteriores.

La resurrección nos muestra la ilusión de todas las historias y costumbres adquiridas,

y los que en el pasado ayudaron, consciente o inconscientemente, al encierro planetario

viven hoy reacciones violentas a nivel físico o pasan por la noche oscura del alma.

Ahora el cubo metatrónico vibra en nuestra cabeza, o ha bajado hasta al corazón,

recorriendo el camino más directo para finalizar la ascensión de la madre Tierra.

Todo lo que estaba pendiente se cierra de manera definitiva en todos los niveles.

Somos muchos en el proceso que han encendido sus fuegos, abierto sus coronas,

o atravesado el proceso de Resurrección, y por eso todo está siendo más suave

de lo que fue profetizado en su momento por los avatares llegados de las estrellas.

Los que siguen atados al mundo y a este cuerpo, creyendo que es la única verdad,

pueden atravesar el puente de la liberación sin sufrimiento, de manera más ligera.

Así que el retraso desde el 2012 es doloroso para la persona y para los románticos,

pero para los que están vinculados a la experiencia de la Eternidad es bendición.

Las olas galácticas del Sol central, de Sirio, de Orión siguen llegando sin parar,

y los que hemos vivido la nueva percepción del pecho, la corona cardíaca y las puertas,

no podemos menos que agradecer al universo por estos momentos de prórroga.

El sol se abre como lo hace nuestro pecho, con sus tormentas, vientos y cavidades,

y eso refleja los acelerados procesos que vivimos estas últimas semanas.

No se trata de resistencias a la luz, sino de procesos muy violentos que duran horas,

y que parten de inmediato después de haber realizado su propósito de cambio.

Es más doloroso cuando se trata de cambiar las ancestrales costumbres del alma,

pero sé consciente de que no hay karma, ni heridas, ni memorias que valgan la pena.

Todos esos comportamientos sociales no tienen valor alguno en el seno de la Eternidad.

II

Una nueva ventana de oportunidad planetaria se abrirá entre las fechas de san Juan

(agua y fuego) y el día patronal del señor Santiago, correo de los Cuatro Vientos.

La llegada de inundaciones y grandes tormentas se une a los volcanes en erupción,

en estos días especialmente el Kilailea en Hawaii y el volcán de Fuego en Guatemala.

La persona que eras se ha disuelto lentamente como terrón de azúcar en el mar,

pasando por el fuego de la cólera, la inseguridad y el rencor, y brotes de agresividad,

mientras tus creencias y convicciones se han deshecho sin remedio en un profundo caos.

Tiempo para descansar en el corazón profundo, mientras el mundo revienta alrededor.

Acepta el fin del control masculino, basado en el miedo al sentimiento y fluye con la vida,

sin caer de nuevo en la huida ante el fuego destructivo de Shiva y Kali, que lo abrasa todo.

A mediados del verano 2018 verás surgir con éxito nuevos lugares físicos para vivir

y serás capaz de plasmar en la materia originales proyectos de vida comunitaria.

Rutinas, costumbres y memorias del pasado se desestructuran ante tus ojos,

y buena parte de lo conocido se disuelve, dejando a un lado el currículum y las anécdotas.

Entrarás en procesos de silencio profundo donde tu mente se desconecta del mundo,

y tomarás conciencia de tu falta de control y autoridad sobre las experiencias.

Ya no sirve ocultar el miedo y la angustia masculina con un activismo patógeno.

Es la Conciencia solar que desciende, tal y como lo ha hecho el Cuerpo de eternidad,

 lo masculino amoroso y activo que emana del Sol encarna por fin sobre la Tierra.

Todas las claves del Corazón se han liberado y la oscuridad se revela sin remedio,

nada quedará oculto, y hasta los viejos bloqueos y excesos se exhiben sin barreras.

Ya no puedes controlar nada, esconder la hipocresía, la envidia o la falta de humanidad.

Los viejos procesos y las ancestrales líneas de tiempo de la depredación se agotan.

El Sol toma el mando, la conciencia  crística, y hace brotar el dolor y la ira escondidas.

Es el momento de la observación, del silencio, de la reflexión y del descanso.

Lo nuevo comenzará a activarse con enorme fuerza después del mes de Agosto.

Entretanto pasaremos aguarrás y encenderemos pólvora para limpiar nuestra casa,

eliminando cualquier parásito o entidad negativa de cualquiera de las habitaciones.

La próxima parada del tren tendrá lugar en el mes que hay entre san Juan y San Yago,

donde caerá tu última careta almidonada, lo que queda de la persona que creías ser.

III

Hoy la Tierra esta surcada por un racimo heterogéneo de líneas temporales,

unos viven su atadura a la matrix, otros la resurrección, sepan o no de que va eso,

pero la mayoría no sale del duro enfrentamiento en todos los planos de la vida social.

Es el ego, maestro del conflicto dentro y fuera, aunque hay muchos que intuyen el cambio.

Cada día crece el número de personas que viven la dicha y la transformación sin miedo,

siguiendo su trama temporal de despertar plenamente antes de la llamada de la diosa.

Unos sienten la vibración en oleadas, otros la fusión del vacío y otros el pleno despertar,

los hay que hicieron el sacrificio consciente de su persona y ahora les llega la certeza.

Cuantos más establezcamos la conciencia plena en nuestro cuerpo y personalidad,

 más se extenderá el contagio colectivo de la presencia del espíritu y la eternidad.

Cabe recordar que la muerte para la oruga es resurrección para la mariposa.

La oscuridad también habla de cambio, pero su nuevo mundo es el antiguo reformado.

¿Como no habría guerra si los predadores continúan y seguimos en esta bola de carne?

Sentirte ligero, perder los límites del cuerpo, la conciencia sin ataduras en la forma,

la sonrisa siempre presente, diga lo que diga el mundo y las costumbres, es ser Cristo,

haber terminado exitosamente el proceso de resurrección y ser un liberado en vida.

Entonces solo lo extraordinario y misterioso te acompaña mientras vives en el mundo

y no es visible el aura personal a tu alrededor, solo la radiación del alma y del espíritu.

Cierto que en el camino habrá fuertes reacciones explosivas en el cuerpo y psiquismo

porque lo que está relacionado con viejos hábitos y dependencias estallará de pronto.

Dolores en la espalda, estómago o riñones, rencor o caos para los que no entienden

que estás completando el proceso de la resurrección crística y ya no eres el mismo.

Es la respiración del corazón que lo cambia todo, no la de los pulmones,

que despierta la conciencia plena, con contracciones y expansiones fuertes,

donde ya nunca más estás atado a las formas, ni siquiera a la del cuerpo de gloria.

El espíritu se manifiesta por la respiración del corazón, el silencio, el amor, la mirada,

y ya no hay más lugar para la persona que eras, el miedo y la duda han desaparecido.

El corazón del corazón (órgano y eternidad juntos) respira en medio del pecho,

al margen del aire, en toda la caja torácica, es la respiración de fuego de la conciencia.

No un latido sino una expansión unida a la conciencia, que deja una permanente sonrisa.

En su momento bajó el espíritu santo y cambió tu cerebro, hoy cambia tu corazón.

El cuerpo causal se diluye y el alma-espíritu toma el mando y lo transforma todo dentro.

El corazón ya no late como antes, con tu cuerpo inmóvil la información deja de circular,

y las religiones que te han servido al principio del camino, ya no te ayudan en tu viaje,

se han convertido en obstáculos para que puedas realizar lo que eres en esencia.

La edad, las vivencias, tus creencias te encierran en la persona que eras y te cierran,

por eso la espiritualidad cuando es vivida por tu persona no conduce a la libertad.

Esto crea las diferencias en el camino de la resurrección hasta el apocalipsis final,

el sacrificio íntimo de la conciencia que abandona todo equipaje y toda memoria.

Los momentos de amor y fusión se manifiestan cada día más pero son pasajeros,

no es el Amor en sí hasta que llegue tu sacrificio real: no ser nada para ser todo.

Y entonces no más dualidad ni negatividad, la resurrección no lo permite.

IV

Mientras creas que es posible evolucionar a través de las encarnaciones sucesivas,

mientras te sientas atraído hacia las manifestaciones externas de este mundo,

nunca podrás alcanzar la libertad salvo por la llegada de un vuelco planetario,

de un suceso colectivo que ponga a toda la civilización patas arriba en un instante.

Y eso con la ayuda del Sol y de la Fuente, y las radiaciones emitidas desde Sirio.

El alma solo existe en los mundos carbonados (estás encerrado en una forma),

pero el espíritu es siempre libre y no es posible limitarlo de ninguna manera.

Tener hijos, acumular dinero, desear una casa vienen del encierro no de la libertad,

que es el fin del encierro, de la enfermedad, de la historia, el fin de toda ilusión.

No más estar sometidos a un dios, una jerarquía divina, o una autoridad humana.

Solo tú tienes el poder, sin necesidad de confrontación con tus padres o la sociedad,

deja la dominación a un lado, la depredación, la manipulación y el miedo permanente.

Cree en el amor de tu pareja y en la amistad, pero no mezcles el espíritu con esta ilusión.

La luz y el cuerpo de gloria están presentes y la conciencia sigue a tus pensamientos,

así que deja los problemas, la oscuridad y los deseos materiales para ser libre.

Si tus intereses están en el exterior todo el tiempo y no en la eternidad que llega,

te acabará doliendo la cabeza, alterando tus emociones y humor, enfermando tu cuerpo.

Ya no te ata el mental, así que entra en el silencio y pierde la sensación del cuerpo,

solo ábrete al espíritu y centra tus pensamientos en el corazón para poder vivirla.

Sigues atado a las sensaciones del cuerpo y a las costumbres en vez de ir directo al corazón,

y no dejas que la luz de la shakti entre en contacto directo con tu conciencia y te haga libre.

Desde primeros de año hay momentos en que simplemente no podemos seguir adelante,

no podemos cumplir con los requisitos de la vida cotidiana como hacíamos hasta ahora.

Cada día que pasa va a ser más difícil realizar actividades contrarias a la eternidad,

porque la nueva polaridad es la felicidad /transparencia o el sufrimiento del mundo.

Hagas lo que hagas, ten tiempo para la quietud, sin deseos, para que la luz te alcance,

y dedica largos momentos del día a ese misterio de la eternidad que llama a tu puerta.

El pratyahara o pérdida de contacto sensorial con el cuerpo es la clave junto con el silencio,

 y la llamada interna del espíritu, el sentimiento íntimo, de respirar con el corazón.

Una experiencia que necesita solo de media hora en inmovilidad para que funcione,

incluso más allá de las técnicas meditativas, de los decretos y de la oración.

Hasta que la paz interna y la felicidad te tomen al asalto y te muestren el camino

V

El ojo recibe las imágenes del mundo y las graba en el alma y en el corazón,

por eso es esencial ser consciente de tantas películas que ves en la pantalla.

Sales de tu propia historia y te hipnotizas con otra ajena, hasta que la pantalla

capta tu atención y con ella fija tu mirada (tu pensamiento) y focaliza tu conciencia.

Atraído por los colores y formas de la ilusión, a través de ondas electromagnéticas,

moviliza tus emociones, recuerdos o fantasías, y las edulcora con bellas historias.

Hay quienes está blindados contra este tipo de influencias por el poder de su mente,

pero abundan más los hipersensibles que se quedan colgados de estos culebrones.

Pero no todo lo que vemos es problemático y se merece un rechazo de tu parte.

Si el espejo expresa armonía, como un paisaje bello, sin violencia ni miedo,

puede lograr que te olvides de tu propia historia, con sus rollos y sus obsesiones,

facilitando que la nueva energía pueda penetrar en tu sistema con más facilidad.

Así sucede cuando la película te deja ligero, ingrávido y sonriente, con mente clara,

y al contrario si los recuerdos se remueven por horas. Simplemente no es sano seguir.

Mientras estás en el camino mejor limita lo que ves a imágenes bellas y tranquilas,

aunque si no te molestan al terminar, si no hay cansancio, no hay problema mayor.

Las imágenes están ahí para seducir, pero antes no sentías que te drenaban

y ahora tu conciencia es consciente de sus efectos negativos de manera instantánea.

Por el momento las increíbles experiencias que vives en los encuentros espirituales,

se perdían al llegar a casa y meterte de lleno con las actividades ordinarias.

Pero hoy esto ya no funciona así, y puedes entrar todo el día en estados profundos

con tal de no dejarte llevar por las rutinas. E incluso aunque sientas fuertes dolores

la eternidad puede transformarlos y liberarlos si pones la conciencia en el corazón.

No hacen falta más de dos horas al día de abandono y apertura al espíritu,

al margen de todo lo externo, y eso es posible en cualquier circunstancia

siempre que no elijas lo efímero sobre la eternidad, lo carbonado sobre lo silíceo.

Cada día parece más difícil jugar en los dos campos y resucitar a la eternidad,

porque has de permitir que ella inunde todo tu cuerpo y tu plena conciencia.

Al sentarte a meditar, aunque creas que no sucede nada, pasan muchas cosas.

Estate en paz y tranquilo, sin buscar nada, hasta que te sientas desaparecer,

incluso deja de centrarte en el aliento, que él corra solo sin esfuerzo alguno.

La luz/sonido, jyotir/nadam, junto con la vibración alrededor del cuerpo

te unen a la conciencia naguálica y a la desconexión de los sentidos externos.

Puede ser en la cama antes de dormir, sin pedir nada, con lucidez y alerta.

“Busca el reino de los cielos dentro de ti y lo demás te será dado por añadidura”.

No hay excusas posibles: ni hijos ni trabajo, ni hipotecas, familia o enfermedad…

Responde a tus compromisos sociales y laborales, pero centrado en el corazón.

Se trata de reproducir a voluntad ese estado de beatitud, sat-chit-ananda,

sin dormirse, vacío de visiones, de rostros, de colores y hasta de vibraciones.

Si sigues en los escaparates y pasas el día pensando en ropitas, diciendo sandeces,

empeñado en discusiones, críticas y rencores varios, no estás en la eternidad.

Y cada día que pasa es más grande el abismo que se abre entre los dos mundos.

Todo lo que sucede en la Tierra, en los grupos sociales y en ti es la resurrección,

no hay otra causa profunda de lo que estás experimentando en estos tiempos.

Un proceso que te obliga a asumir el dolor del mundo, a sentir el perdón del Cristo,

y que forzará a muchos a vivir como los santos de antaño, con la cruz a cuestas.

La matriz crística está activa en el pecho y la luz de metatrón en los omoplatos,

suficiente para acabar con el falso personaje que representas y con su historia virtual

que solo te hace sufrir, te mantiene atado a personas tóxicas, y te sostiene el ego.

Tienes que asumir que estás muriendo, que vas a dejar este plano y su mentira,

y comprobar que cada día te interesan menos los discursos, dudas y compromisos.

Acoge lo desconocido, sin analizar nada, sin actos de voluntad, sin condiciones,

Durante vidas has dedicado una enorme atención y energía a la materia

ahora te toca aceptar la eternidad, en solitario, sin contacto externo ni interno,

sin nadie para guiarte ni ayudarte, solo, humilde y desnudo ante el misterio.

Este es el desafío pendiente sobre el que tienes que poner toda tu comprensión

sabiendo que hoy como ayer “dios, el espíritu, vomita a los tibios”

VI

Es imposible que en este encierro de la conciencia no pierdas la cabeza.

Estás en una cárcel que te roba energía (depredación), que te manipula

y que te mantiene en un sistema de competencia brutal, siempre en conflicto.

¿Conoces algún lugar en que haya verdadera paz? Quizás Bhután, pero tampoco,

soy testigo de bastantes historias que se han desarrollado en este paraíso.

No puede haber armonía cuando estamos separados unos de otros, agitados

y en procesos de dominación y poder de los de arriba contra los de abajo,

y de rebelión a la contra, por “justa” que sea, de los de abajo contra los de arriba

La única libertad es la que tenemos dentro y sobrevive en medio del caos externo,

siempre que podamos vivir la conciencia de eternidad, que va más allá de las formas.

Las entidades oscuras que crearon esta matrix de confinamiento lo hicieron bien,

y pusieron el olvido al final de la vida, para renacer limpios como una pantalla en blanco.

Por si fuera poco, cuando una civilización está a punto de descubrir cosas esenciales

que desvelarían la ilusión a gran escala, simplemente se la destruye sin compasión,

sea por el diluvio en la Atlántida (evitando comunicar a los humanos el suceso)

o sea por otros medios como cátaros, los inkas o mayas, los sumerios o babilonios.

Hoy lo vemos en nuestro entorno, todo se derrumba, en lo social y en lo personal.

Por eso hay quienes se preguntan si es que no ha comenzado ya la cuenta atrás,

y estamos metidos de lleno en los 132 días de transición que han sido prometidos.

Pero aún faltan piezas al puzzle, aunque algunos perciban que ya es el momento.

La ascensión de la Tierra comenzó en el plano físico en Marzo17, pero no los 132 días,

y hay que alargarse hasta el 14 de Diciembre17 para integrar nuestro cuerpo de eternidad.

Somos muchos los que estamos atravesando la prueba de la Ascensión individual,

y el ambiente para el comienzo de la fiesta está preparado, se escuchan los tambores…

Los que aprueben el examen de la conciencia plena ayudarán al resto con sus desafíos,

pero la etapa de cuatro meses y medio comenzará cuando esté presente en el cielo

al menos uno de los sucesos que estamos esperando (Nibiru, la Llamada, meteoritos),

así pues olvídate de la fecha en que sucederá, que es algo desconocido para todos.

Verás cómo tu cuerpo físico desparece en la luz sin dejar rastro ni huesos,

todo será transmutado y elevado, mejor decir ascendido, por la energía del Amor

Eres testigo del Cristo naciente, y se te pide estar presente en el proceso,

sean cuales sean tus ocupaciones o nivel de salud, sin necesidad de hacer algo.

Podrás seguir con tu cuerpo físico o dejarlo a un lado como maniquí inservible,

porque con la ascensión tu aspecto será muy semejante al que tienes ahora.

Pero sabemos que habiendo ascendido (regreso al Padre), tu estancia en la Tierra

con cuerpo físico no se alargará mucho, ya que no resistirá la elevada frecuencia.

Cuando la presencia supramental de la Shakti descienda por el Canal central,

estarás en el mundo y sobre él, vivo en todas las dimensiones al mismo tiempo,

no solo en quinta sino hasta tu origen estelar, y de ahí a la Fuente y al Absoluto.

Cada vez somos más viviendo esta resurrección antes de la liberación definitiva

y este número creciente precipita la llegada de la ascensión, que es real y concreta,

permitiéndonos celebrar la gran fiesta al margen de la fecha en que lleguen los signos,

De la envoltura del aura al campo de conciencia que se extiende por el horizonte,

de la conciencia condicionada a la conciencia pura que palpita en la verdad del Amor.

La falsedad ilusoria de la obra de teatro será tan clara que no dejará duda alguna,

y tu emanación interna se propagará por toda la Tierra, sintiéndose a Km de distancia

VII

Las experiencias se van ampliando entre el corazón, los pies y la zona sacra

y también la sensación arriba, en la corona de la cabeza, uniéndose al corazón.

Con solo desearlo la conciencia se asienta en la caja torácica (no en el aliento),

mientras el pensamiento es operativo tanto en lo temporal como en la eternidad.

Se ha acabado la lucha contra la mente, para lograr un estado de ánimo positivo

o para conseguir un sentimiento de aspiración mística que no llega a nosotros.

Incluso se hace necesario que te dejes penetrar por la tristeza o la melancolía,

para romper tu vínculo con la materia y con el juego de la falsa conciencia,

Si quieres volar tienes que ser primero arqueólogo, más profundo es más alto.

Pasar por la noche oscura para borrar los últimos rastros del alma personal,

sobre todo si estás vinculado a un camino religioso o a una vía pseudomística,

con aromas de victimismo, auto castigo y conciencia de pecado/culpabilidad.

 Metatrón

Sin alma te has vuelto un perfecto observador, desde el corazón no desde el plexo.

La energía luminosa de metatrón te ayuda en este tormentoso proceso de limpieza,

mientras permaneces tranquilo, inmóvil, en silencio, amoroso y plena aceptación.

A traviesas las estaciones del vía crucis, y al final solo queda la resurrección,

hasta convertirte en un Cristo vivo o en una verdadera Esposa de Cristo.

Todo lo que no es luz quedará borrado de tu vida (no hay nada que perdonar,

porque todos hemos caminado por las sendas de la luz y de la oscuridad).

El pasado, las vidas anteriores y las promesas ya no existen, ni la familia estelar,

y ahora esa niebla oscura que tanto cansancio crea nos dura tres días, no diez años.

La noche oscura se ha convertido de nuevo en una puerta de paso hacia lo real.

El Amor no conoce precios a pagar, solo te devuelve a lo que siempre has sido.

Y las energías que antes veías a nivel etérico ahora ya no funcionan en la eternidad,

Porque el ojo y los ojos no pueden verla, solo el Corazón y la Plena Conciencia.

Lo etérico se disuelve hasta casi desaparecer, pero la luz de la eternidad se amplía,

desde un palmo alrededor del cuerpo hasta varios metros o kilómetros a la redonda.

Lo desconocido, el Misterio, se revela a lo conocido que aún está aquí presente,

aunque ya no goza de tu atención, mientras centras tu conciencia en lo inexplorado.

Seas de los buenos o de los malos (¿quién sabe?) gozarás de un cuerpo de eternidad,

porque aquí en el juego de la conciencia no hay culpables, solo perdón y gracia.

Cuanto menos te identifiques contigo mismo, más estarás aquí y en todas partes.

Por eso los sanadores no pueden seguir funcionando de la misma manera.

No necesitas estar a la defensiva, con temor, ni mantenerte en zonas seguras,

Solo cuenta la totalidad en el instante y la espontaneidad del espíritu.

Los conocimientos cada vez sirven para menos y los dones internos también.

Lo que cuenta es la integración del otro en ti, que el paciente sienta que sois uno,

que no hay ninguna diferencia entre él y tú, y que el saber mental no cuenta.

Así la sanación es de corazón a corazón, humildemente, a través del silencio.

No te quedas fijado en tu saber ni en tus experiencias y lo nuevo se manifiesta.

Al margen del dinero se trata de invitar al otro dentro de tu corazón,

de activar la pura empatía crística (si dos convocan mi nombre, allí estaré),

sabiendo que esos dos han de ser Uno para que el milagro suceda.

No solo abrazar o escuchar sino reconocerse en el otro que está dentro de sí,

alguien que sin duda sentirá la conexión mágica aunque sea inconscientemente.

No más un juego entre dos personas, ni terapeuta/paciente, amor entre iguales.

Quizás el mundo en que vivimos sea una pocilga, pero la vida no lo es, ni el amor.

Estamos hablando de lo temporal, lo fugaz y transitorio, como la injusticia y la ficción,

y esto no puedes superarlo con esfuerzo y voluntad, solo entrando en el corazón.

Vivimos en un mundo obsoleto que nunca mejora y no conoce solución,

Pero lo mismo que en el 2011 la tierra fue liberada y solo le quedaba ascender,

así sucede hoy contigo, que estás en la resurrección y solo te falta ascender,

aunque esto nunca sucederá si estás siempre centrado en la densidad social,

o metido en tus propios juicios o visiones sobre la oscuridad que te rodea.

Cuanto más vivas la conciencia plena más responsable y humilde te harás,

Serás testigo de la desaparición de tu cuerpo y antes de tu historia personal.

La liberación es colectiva, bajar al corazón, pero la ascensión es individual

y para vivirla hay que abandonar la materia y el deseo de nuevas experiencias.

Comments
2 Responses to “Crónicas 2017-2018 :: XVIII. Amar la pérdida del pasado”
  1. Silvina dice:

    Así es Miyo, así es. Gracias. Necesitaba leer tus crónicas. Abrazo enorme.

  2. Marcelo dice:

    Muchas gracias Miyo, esperado.

Leave A Comment

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com