El rencor como origen del cáncer

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la vida diaria una situación, persona o cosa, te gusta o no te gusta. O es el amor o es el rechazo. Cuantas menos cosas te gusten más grande es tu orgullo y más difícil que puedas superar una grave enfermedad. El cáncer suele aparecer en gentes llenas de rencor y amargura, gentes que no se aman y que se sienten víctimas de las circunstancias o del entorno. Rechazan lo que son, no son capaces de asumir la culpabilidad que arrastran (la proyectan sobre los otros, las circunstancias o dios) y eso ha creado el cáncer, pero su actitud tiene que cambiar radicalmente para que la enfermedad pueda revertir. Cargan mucho dolor, frustración y rechazo sobre sus hombros; convierten a los demás en culpables de su situación; están llenos de resentimiento y son incapaces de perdonar y por tanto de perdonarse a sí mismos.

El primer aviso para navegantes es entender que los pensamientos destructivos, el odio o rencor contra otra persona, crea las condiciones del cáncer en nosotros. El perdón es imprescindible, así como la recapitulación del pasado, para recuperar el amor y la alegría, hasta que te quieras y aceptes tal y como eres. Mientras guardes rencor a tu ex pareja, a tu padre, a un pariente o alguien que estuvo cercano en tu vida eres un candidato al cáncer. Tenías mucho amor para dar, pero fuiste contrariada y decepcionada por alguien en el camino de tu crecimiento y ahora la miel se ha transformado en veneno. Es un rechazo visceral, un odio irracional, que consideras inaceptable e inmoral y que escondes de la vista del mundo, negando esta realidad a los demás y con el tiempo a ti mismo. Y como ya ni sabes que el odio existe, son las células de tu cuerpo las que proliferan expandiendo esta negatividad y creando lo maligno. Es un enfado contra todo, especialmente contra dios, es una injusticia que no tenía que haber sucedido, y al no aceptar la situación de la muerte cierta, rechazan también la sanación.

Otras veces el cáncer llega a alguien conocido, agradable, entregado a los demás pero que por dentro se siente víctima, se deja abusar fácilmente y no acepta la responsabilidad del abandono. Las frustraciones le van comiendo por dentro y el odio va anidando más profundo. Es posible que estas personas conozcan el amor, pero siempre el amor posesivo que genera rencor, por eso hay que saber en qué parte del cuerpo se enquista el cáncer para conocer algo de sus causas.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

5 Responses

  1. sendaeterna

    el amar a Dios por enzima de las cosas, amar al projimo como a uno mismo es el mandamiento de Cristo

    más cuando uno sepa que una persona siente odio o envidia hacia uno
    simplemente ignorar, y pasar feliz, sabiendo que es mejor despertar la envidia que sentirla

  2. Oskar

    Los médicos y otras gentes, gracias al de arriba ya han empezado a estudiar la relación entre emociones y salud. Se demuestra que las personas que son capaces de fortalecer(se) con las positivas, tienen mejores mutaciones personales que las que hacen hincapié en las negativas. Hay dos palabras que me han enseñado bastante en los últimos tiempos. Estan son: Empatía y Asertividad. Uno tiene una cueva donde esconde aquello que rechaza, y como en la vida real, guarda las cosas que no gustan o no sirven en ese trastero. Entrar de golpe y porrazo en el trastero a veces, resulta desconcertante ya que de tanto que nos sobra, no sabemos por donde empezar a ordenar. Se puede comenzar mejor por tener una buena actitud positiva. Antes de empezar la tarea, ponerse las gafas de día que se anuncia radiante, y los auriculares de viento meciendo las hojas de los árboles en una tranquila mañana veraniega. Aunque en mi caso, sucedió en una mañana invernal, que comprendí que no tenía nada que perder, porque nada en mi ego tenía el valor . En mi caso, existía la confianza en la existencia, del yo soy ahora en sencilla presencia y tranquilidad. Nada es más poderoso que esa comprensión. Somos parte de esta vida, nos relacionamos (y puedo llegar a ser un poco autista) por eso, cuando no jugamos a ver que parte de nosotros vamos a perder, nos volvemos más claros y cercanos. Me doy cuenta de que a lo largo de la vida, se han dado situaciones o karmas, que de manera incomprensible me han parecido tremendamente injustos. Y al parecerme eso he añadido más capas de sufrimiento sobre mi propio sufrimiento. Por eso decidí cambiar las gafas, desembarazarme de lo que me sobraba y entrar al saco. Ya han dicho varias filosofías, como la budista o la cristiana, que la vida viene con la sorpresa del sufrimiento como parte necesaria. (También me pareció injusto que Miyo me repitiera una y otra vez cuando de forma intempestiva le llamaba yo por teléfono, que debía entrar ahí y pasar el trago, yo decía: no entiende el grado de sufrimiento que estoy soportando). Pero todo cambió, cuando en medio de la desesperación y un gran desamor personal, creyendo estar sólo y sin nadie que me entendiera, tomé la decisión de jugar la partida sin nada que perder. Curiosamente aparecieron más personas y gentes de afecto, que a día de hoy siguen creciendo. Me doy cuenta de que los hechos del pasado han marcado y vienen marcando lo que hago en la vida cotidiana hasta límites insospechados. Entonces, dirijo la mirada hacia lo que me pasa, y me hago preguntas, ¿Qué es esto? ¿Quién soy ahora? Y una vez se obtiene respuesta se coge la emoción, de forma tranquila se suelta lo que sobra, muy importante lo de soltar, y lo que vale se guarda en el cajón para cuando haga falta. Tienes razón en lo de tener dinero para recibir ayuda, pero siempre hay un roto para un descosido. Nos hace falta mucha humildad y mucho desapego para soltar las fijaciones. Creemos que las emociones negativas, son más nuestras que las positivas, y lo único que ocurre es que nos identificamos más con ellas, por alertas existenciales que compartimos con los hermanos animales como , el miedo ante situaciones que nos advierten de peligros o enemigos. Estas son naturalmente atávicas. Nos protegemos y entramos en cólera o enfado, que no digo que no sea necesario muchas veces, cada uno es como es. Pero el rencor nos corroe por dentro innecesariamente. Si me han hecho o intentado hacer un bouling, y yo no supe proteger o me consideré desgraciado por eso, me doy cuenta. Y a lo peor quiero o he querido hacer eso mismo a los demás. Pero no soy esas emociones. Las estoy viviendo, detrás de ellas, tengo suerte porque al día siguiente he adquirido una capacidad de perdonar, (me también), y de entender que la vida es bella, que otros probablemente no tengan ese tesoro, mejor dicho lo tienen, pero no son conscientes. Por otro lado, eso me acerca a la compasión, o lo que dicho de otra forma, vivir la vida com-pasión. Así no me doy a la bartola. Personalmente amigo,leo o escucho a Miyo, y veo que no se suele equivocar en lo personal. Otra cosa es que se comulgue con lo que dice, con sus predicciones o con la manera que tiene de expresarse, a veces un poco cruda, pero directa, de agradecer, le sale de dentro . Siento que tiene una comprensión grande, por algo está ahí, y no jugando a canicas precisamente. Cuando se lean estas palabras, piensen que han sido un susurro que ha traido el viento y ya ha pasado. Un saludo, y que la fuerza nos acompañe.

  3. marcelo

    El gran miyo, expresando cosas sin tiempo, que en su boca parecen sencillas pero en la piel del que padece a veces pueden arder como un manto de fuego, he aprendido mucho de miyo, y de otros maestro aun sin conocerlos personalmente, y en medio de la batalla y no mirando desde la orilla, aun asi cuando podemos levantar la mirada, solo nos vemos a nosotros mismos y nuestras desiciones, el mundo es un misterio y ojala siga siendo asi por mas de diez mil vidas, mas cosas, mas tiempo pasa, y los caminos se vuelven mas estrechos, o comprendemos o morimos, y aun peor, nos volvemos locos.

    Abrazo en la distancia del tiempo-espacio.
    Marcelo

  4. idoia

    Hola David, lee lo que has escrito de nuevo y entiende lo que Miyo quiere decir, es exactamente lo que tu le estas devolviendo, no se puede explicar como tienes que hacer tu camino, pues solo tu sabes lo que has vivido, pero puedes cambiar tu forma de echar pelotas fuera y perdonarte, y de ese modo perdonar, eres tu quien
    sufres, los demas solo te pueden expresar que se puede salir de eso, y es cierto¡¡, pero las claves las tiene uno mismo. No juzues las palabras, intenta entenderlas, no te cuesta nada intentar lo que ellas cantan, besos y fuerza.

  5. david

    Querido Miyo.

    Está muy bien describir la verdad asi…. que los rencorosos y sufridos por atropellos además de ver su bondad aplastada a pesar de tener buenas intenciones arrastran el mal de desarrollar un cancer.
    ¿y que hay que decir acerca de que muchas reacciones son incontrolables?
    De que uno puede sentirse muy mal por haber confiado en la vida, en pensar que todo iva a ir bien y era una encerrona?
    No se puede exigir a quien vive en la confusión de la tormenta de una emocion que tenga la lucidez y la voluntad de dirigir una nave como esta que no obedece ordenes…

    Es como decir a una persona que se muere de hambre…pero hombre sonrie….que puedes imaginarte la comida.
    Para el que vive dentro del conflicto del rencor o lo que sea…no le agrada estar así y no lo elige simplemente le esta ocurriendo esa reacción e incluso se siente impotente por ver que encima ha reaccionado mal ante un abuso ..por ejemplo.
    Hay mucho de condicionamientos, y está cabrón que sólo la gente que tiene dinero al final pueda acceder a ayuda.
    Desde fuera del dolor todo se ve muy facil y lanzar mensajes así de que el rencor te mata de cancer….como mínimo asusta, y tampoco queda muy claro O explicas como se articula el Perdón o la Liberación de esa opresión que son las emociones de malos recuerdos.
    Me parece encender fuegos sin dar las herramientas de cómo apagarlas y aunque me puedo equivocar…me parece como mínimo injusto.

    Yo hablo desde el punto de vista en que siento identificado con la temática….pero la mayoría de los humanos llevan mal la integración de un abuso, sobre todo si hubo buena voluntad y siempre pierden los mismos.
    Mucha impotencia…si eres bueno …jodeté por ser tonto y entregar tu poder personal…idiota…y encima te vas a morir de cancer….
    Olé …

    Aqui lo que impera es la ley del egoismo, que cada palo aguante su vela…que cada uno se busque la vida y no moleste a los demás con sus problemas y que además no se queje porque es poco elegante.

    Si se es bueno porque no se sabe ni apetece ir depredando primero…los problemas vendrán una y otra y una tercera vez…hasta que lo que uno nunca quiso ser…desconfiado en la naturaleza humana se acaba convirtiendo en la máxima de vida….

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!