Sin tierra no hay cielo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es común que existan personas alrededor de nosotros que se sienten muy deprimidas y no quieran seguir aquí, que hace tiempo que no se lo pasan bien y no hay alegría ni diversión en sus vidas, sólo dolor, soledad, abandono… Por si fuera poco estas personas casi siempre están sin pareja, atascadas en un amor fallido del pasado o habiendo vivido recientemente una crisis emocional que ha acabado con sus experiencias de amor y felicidad. Desde el 2006 la tierra aumentó su tasa vibratoria, dejando paso a un primer grupo de aspirantes a la ascensión para que atravesaran en vida la frontera de lo que mikhael llama la novena dimensión de la conciencia: la maestría y el servicio mundial. Cuando llegas ahí es imprescindible que te encuentres en una relación íntima con la tierra o de otra manera vivirás en una serie de globos ilusorios.

Paradójicamente la ascensión es un descenso completo e integral al cuerpo, hasta que estés tan encarnado que puedas llevar contigo esta conciencia expandida. El proceso produce un gran estrés físico (depresión incluida) y también la sensación de que las creencias anteriores fueron puras fantasías. Si en esa tesitura no llega a tu cuerpo suficiente energía vital desde el chakra base de la tierra, se produce la depresión, insomnio, ansiedad, el cansancio, la desilusión, debido al incremento de las tensiones energéticas del cuerpo. Pero además como es ahí donde guardamos los recuerdos infantiles, las represiones y bloqueos, tienes que liberar esos sentimientos para que otros nuevos y más armoniosos ocupen su lugar.

Es el contacto profundo con el niño/niña interno, y eso te hace sentir vulnerable y lleno de temor, además de percibir empáticamente el dolor y sufrimiento de los que te rodean, así que sin remedio te preguntas qué haces aquí. Son los sentimientos y recuerdos subconscientes del niño o niña interno, que brotan de la sombra de tu mente racional. Si no fuiste capaz de expresar el amor en tu infancia, si no te conectaste con el espíritu, si no querías estar aquí, ahora tu corazón vuelve atrás para limpiar y sanar lo pendiente de las heridas de tu niñez. Siente las necesidades que guardas en tu corazón y sánalas hasta que se liberen para siempre. No basta con repetirte que todo está bien, el pensamiento positivo tiene bastantes límites, tienes que sentirlo a un nivel profundo desde tu propia alma, que fue bueno venir al planeta y que tiene un sentido tu búsqueda. Que estás a salvo.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

2 Responses

  1. Oskar

    Cuando se toca un fondo, surge en nosotros un instinto de supervivencia, consistente en abandonarse a lo que única y realmente tiene importancia. Y esto puede suceder mirando a los árboles, escuchando la naturaleza, sintiéndonos en ella, fluyendo con el río de la vida……confiando.

  2. marcelo

    Solo conocemos unas lineas de una pagina de un libro, de una biblioteca escrita en un idioma extraño y a la que a menudo, tenemos prohibida la entrada. Ojala pudiera interpretarte, realmente sentir lo que decis, y entender algo de ese libro de cuentos (que no son cuentos), dejar a un lado las quejas y arrancar cada mañana con un saludo a la vida, ojala que tus sentires, se contagien como un virus, de lo mas furibundo, pero para dar vida.
    Marcelo.

Responder a marcelo Cancelar respuesta

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com