Pensar en otro es influir sobre él

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El cuerpo humano actúa como una barrera de separación con el resto del universo y por tanto es ilusorio, no es una creación directa de dios sino una proyección creada por nosotros mismos y que refleja el modo en que nos consideramos personas. Lo has implantado con tus creencias y el espíritu lo utiliza como medio de aprendizaje. Por eso la mente, hacedora de milagros, puede curar al cuerpo, pero lo contrario no es cierto hasta que cada célula se vuelve autoconsciente en el proceso de la ascensión física. La percepción viene de los sentidos y de la comparación con la experiencia del pasado, pero el conocimiento viene del alma y no necesita de los sentidos. Al identificar mi yo con el cuerpo, el espíritu, ajeno a la dualidad, se alejó de las posibilidades del cuerpo y de la mente.

Cuando comprendemos que la mente ha creado al ego, a esa ilusión separada que creemos ser, no se trata de volver al pasado una y otra vez sino de soltar las amarras que hacen que el falso yo tome el mando de continuo en nuestra vida. La sabiduría es impersonal y abstracta, mientras que la percepción de los sentidos es personal y concreta. Inventamos una máscara-ego para cada situación, lo que cambia nuestra proyección y la manera de presentarnos ante otros en cada momento, pero la mente también inventa un ego (hace una proyección) para cada uno de los que se interrelacionan conmigo.

Cambiamos en cada diferente situación y con cada persona con la que interactuamos, somos distintos cada vez y continuamente tenemos que repetir una experiencia placentera porque se nos escapa entre los dedos y hay que volver a ella una y otra vez. ¿Es que no hay nada permanente que no cambie en nuestra vida? Las sensaciones, las situaciones familiares y laborales, el trabajo, las emociones, las células, los pensamientos, los deseos… todo fluye sin remedio. Estas situaciones no fueron creadas por la eterna e inalterable fuente de todas las cosas, y por eso no son estables. La relación con los demás es idéntica, sea que se realice desde la perspectiva mental o en el propio contacto físico. Si pensamos en otro interconectamos con él e influimos en sus decisiones, lo mismo que si estuviéramos hablando a pocos centímetros. El ego está construido por materia mental y no por materia sólida, por eso alcanza cualquier lugar y cualquier tiempo de manera inmediata.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

6 Responses

  1. Joan Francesc Egea

    al ego que no olvidemos que es el yo lo definiria como un representante una estancia de lo que somos, y somos mas de uno es evidente que somos muchos yoes…herencia y legado de una entidad que se identifica con todo porque basicamente para el cerebro reptil somos uno, cosa archidemostrada por las culturas iniciaticas y algun cientifico descarriao del sistema…como se perdona…perdonando,como se integran las 49 personalidades multiples alojadas en nuestra psique de 7 años pues escuchándolas…hay que escucharse sin represión hay quien dice que hay que bajar al vientre, el vientre manda la energia pesante hacia madre tierra y la energia sutil hacia arriba… hay quien dice que hay que conectarse con el corazón….llegamos pues que la manera es un mito como la realidad misma lo és pero los mitos sostenidos se transforman en sustancia…para mi una de las maneras de integrar y perdonar la historia de los diferentes inconscientes colectivos que se ciernen sobre mí, es la de conectar con el latido de las cosas no el puro corazon sino el corazon de las cosas sentir mi energia cuando digo enfado y darle reconocimiento al enfado es disolverlo es como una sombra a la luz del sol no puede permanecer,dado que es una proyeccion una ilusión.Ho’ oponopono es una gran tecnica hawaiana, que hecha durante el suficiente tiempo vuelve a la mente gracil elegante sencilla natural…el resto de técnicas son buenas también porque como son un mito funcionan…para que un mito funcione tiene que sostenerse en un mito y ser solucionada con otro mito…de ahi el oximoron un mito real pues si vivimos en una dualidad exacta y toda luz tiene sombra y toda sombra tiene luz …tenemos que atravesar el barro…desde el barro

  2. lupe

    A veces pienso, que en casi todas las situaciones actuamos con el predominio del ego, hasta en las más insignificantes y cotidianas, incluso cuando estamos rodeados de nuestros seres queridos. Es como una forma de protegernos y debemos aprender a perder el miedo para dejarnos llevar y disfrutar del momentos, sintiendo y viviendo cada instante.

    Gracias,
    Lupe

  3. Y¿omo le puedes perjudicar,hasta que punto,sin darte cuenta.y aún dandote y ,sin poder evitarlo,cómo revertirlo
    y transfigurarlo.
    o sea ¿hay algo que se pueda hacer para evitarlo?
    gracias

  4. si esto es asi,y veo que lo es,es una revolucion para la percepcion ,esa que al mismo tiempo se niega y a la vez, se utiliza y es real, es negada , y aceptada por la realidad.
    me asusta un poco,toodos podriamos saber de todos ,cosas buenas y no tan buebas,interactuar,¿es que no lo hacemos ya?
    ojala comprendiera mi mente y pudiea acercar a mi,
    Y como no pensar en nadie,si aun no estas armado.

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!