La sanación pertenece al espíritu

 

 

 

 

 

 

 

Todos hemos colaborado en colocar a la tierra en la tremenda situación en la que se encuentra actualmente. Pero podemos hacer algo para disminuir el efecto de la deforestación, del cambio climático, de la polución, del hambre y las guerras, y esencialmente de toda la negatividad que se acumula en su psicosfera. La oscuridad quiere destruir todo lo que entorpece su camino, ayudada por las energías negativas que se han estado acumulando durante milenios. Así todas ellas salen a la luz para poder ser liberadas para siempre, y los millones de seres que han trabajado en estos últimos años en esta limpieza planetaria han logrado que todas las acciones adversas establecidas contra la nueva energía hayan sido abortadas. Las guerras continúan y pasan factura a todos aquellos que crearon las condiciones del odio en otras épocas. Así aprenden de sus propias creaciones, para superarlas de una vez. Ni bueno ni malo, ningún juicio, sólo la realidad del karma, hasta que agoten la necesidad de tales experiencias en su vida.

Una parte de la humanidad asume su libertad para crear un futuro individual y socialmente luminoso, pero la oscuridad se opone a esta comprensión evolutiva y tiene planes para esclavizarnos de nuevo. La influencia reptiliana se deja sentir aún entre los illuminatis, aunque las intervenciones del comando ashtar de la federación galáctica, neutralizando algunos de los desastres planetarios que habían preparado, les están mostrando la nueva realidad. La ilusión de separatividad se va debilitando y la ambición pierde peso en la conciencia humana, con lo que muchos salen fuera de las garras de la oscuridad.

Es el momento de transmutar las creaciones de estas gentes oscuras y llevarlas a una octava superior de la conciencia, elevando las vibraciones hasta penetrar en la edad dorada. Desaparecerán todos los obstáculos que impiden nuestra libertad, la belleza de la madre tierra y la soberanía que perseguimos. El dolor, la muerte y la destrucción han sido las armas de nuestro sometimiento y eso se ha acabado, las viejas armas no funcionan y el juego ha llegado a su fin. Demasiadas veces un ciclo ha terminado explosivamente con grandes desastres a nivel planetario, pero esta vez no ocurrirá.

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com