9 de Diciembre: El paraíso del mayab

Somos viajeros del espacio, y un día llegamos a la tierra junto a nuestra familia estelar, para ayudar en la evolución de este magnífico ser que es nuestra madre tonantzin. En tiempo de los mayas, la sabiduría de los ancianos herederos de los misterios olmecas (con los que se fusionaron siglos después), estaba en contacto con las enseñanzas espirituales de las entidades angélicas y de los devas celestes. Esto permitió crear una elevadísima civilización del mayab, que en su punto álgido supo fusionarse espiritualmente y ascender hacia la ciudad etérea de aqueviz. Juntos de la mano y con el corazón enlazado entraron en contacto con el gran espíritu, atravesaron la grieta entre los mundos y penetraron conscientemente en el misterio, junto con sus hijos, sus cabañas, sus mascotas…

Herederos de esta sabiduría espiritual, los pobladores del valle del anáhuac, crearon los templos de los caballeros águilas y jaguares en malinalco y otros lugares. Allí se trabajaba internamente para abrazar la sombra y recapitular nuestra vida emocional, hasta quedar liberados de todos los engramas del pasado y estar ligeros para atravesar en vida el velo entre los mundos. Viajar fuera de la envoltura física en el vehículo del alma hacia los planos divinos del espíritu. Pero esta cultura dorada no alcanzó la capacidad para ascender de este plano y aunque alcanzó momentos de gran esplendor poco a poco fue degenerando a lo largo de los siglos hasta llegar a los sacrificios humanos en la última etapa de su declinar, antes de la conquista española.

Se puede incluso decir que los sacrificios humanos a huitziloploztli y otros dioses fueron la causa kármica de la citada conquista y de la destrucción de tan grandioso imperio. No sólo los mexicas o aztecas, sino todos los chichimecah (algo así como los pueblos bárbaros del norte o quizás los chupadores de sangre de los animales que cazaban) sacrificaban también a sus hijos, y no sólo a los enemigos, en estos rituales promovidos por las castas guerreras y sacerdotales. Rituales de sangre y rituales de energía, que nunca pueden sustituir a la espiritualidad del corazón amoroso y abierto al contacto con lo divino.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com