18 de Noviembre: Este muerto está bien vivo


Un buen amigo del alma me acaba de contar que esta mañana al amanecer ha encontrado a su hijo muerto en la cama, que ha estado media hora como loco intentando recuperarlo, pero que ya había partido hacia su verdadero hogar. Y eso después de pasar la tarde de ayer viendo videos y hablando de temas sobre reencarnación y vida después de la muerte. Ni siquiera había cumplido los treinta. Revivía ahora esa vieja enseñanza que afirma que quien está despierto en el momento de recibir la visita fantasmagórica de la muerte se ha convertido en su propio maestro. Cuando miramos de frente a la dama blanca, esta mirada nos muestra de manera precisa toda nuestra historia personal, y el guerrero la observa pasar por última vez. Pero lo importante no es observarla, todos la ven, sino convertirse en ella, ser nuestra historia viva. Todos la ven, pero sólo los buenos guerreros tienen cuerpo luminoso para integrar esta comprensión. Noé, que vueles en la alegre paz del corazón alado…

Está claro el miedo de nuestra cultura a la muerte. Es tal que hay muchos que llegan a la tercera edad sin haber acompañado nunca a un familiar en el lecho de muerte, sin haber participado en ningún velatorio o realizado una ceremonia de levantada de cruz por un muertito. El ansia de seguridad y control hace que este tema no sea científico, el paso tras el velo, que inconscientemente se identifica con la pérdida, el sufrimiento, el fracaso o la aniquilación. Lo conocido se esfuma y comienza lo desconocido, lo indemostrable, lo que no puede ser alcanzado por el ego ni comprado por la materia. Entramos en las emociones profundas del corazón y en el sentido trascendental de la vida, en el misterio indescriptible y finalmente en la espiritualidad.

Sin embargo, las tradiciones chamánicas de fusión con la naturaleza afirman que sin la presencia de la muerte como consejera, jamás podemos reunir el poder personal suficiente para atravesar dignamente por el jardín de la vida. Incluso las experiencias cercanas a la muerte dan un atisbo de lo que ya conocemos como el viaje del alma en desdoblamiento:

  1. te desapegas del cuerpo físico y lo ves desde lo alto comprendiendo que no somos eso;
  2. entras en una dimensión alternativa que te transmite la sensación del contacto con la luz y el amor;
  3. en esta realidad aparte recapitulas tu propia vida del presente hacia atrás;
  4. tienes experiencias de estados alterados de conciencia, llenos de color, música, de paisajes increíbles, un sentimiento de ser uno con todo;
  5. te encuentras con guías, maestros, ángeles y familiares o amigos ya fallecidos, pudiendo dialogar con ellos y recibiendo consejos que dan un nuevo sentido a tu vida;
  6. Por último dejas de temer la muerte y por fin encuentras el valor de la vida.

Es fácil que las gentes que atraviesan estas experiencias se atrevan a penetrar en el misterio detrás del velo, a viajar fuera del cuerpo, abrirse a sentimientos intensos y entrar en estados profundos de meditación.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

2 Responses

  1. Hola Miyo,

    Con respecto a la muerte, yo creo en la vida despues de la vida. No se si estoy bien despierta, pero en el camino estoy. Jamas le he tenido miedo a la muerte, al contrario desde niña se me hizo fascinante el tan solo pensar que pasaba cuando la gente moria, se moria y ya? a donde iba tanto espiritu? fue uno de los cuestionamientos que me llevaron a buscar respuestas. Hoy agradezco haber cuestionado tanto.

    En el camino por mi busqueda interior, una de mis maravillosas experiencia ha sido la siguiente y la comparto contigo Miyo. He tenido la oportunidad de ver a la bella mujer de blanco como le llamo a la Muerte, la vi hace muchos años a la cabeza de mi madre a quien en esos momentos yo le daba una sesion de Reiki. La vi y le pregunté por el motivo de su presencia y la relacion con mi madre y ella me contestó que mirará lo que mi madre haria en el momento de dejar el cuerpo fisico, me enseña como entre una bella neblina blanca mi mamá traspasa esa Cortina de humo blanco y del otro lado esta la madre de mi madre (a quien no tuve el placer de conocer) detras de abuela hay mas familiares de mi mamá, mi abuela abre los brazos y le da una bienvenida que hasta hoy recuerdo que senti una emocion inmensa al verlas abrazadas y cuando se sueltan mi abuela le dice a mi madre; Mary, quieres ver a tus hijas? miralas tal vez mas tarde no puedas hacerlo, —-No mami—-mi madre dijo—-ellas estan bien—-muestrame quien mas vino a recibirme. No puede menos que soreirle a la mujer de blanco, porque dejaria de ser mi madre si no hiciera exactamente lo que ella me mostraba en ese momento.

    Cabe decirte Miyo que en ese tiempo mi madre gozaba de una magnifica salud, mujer alegre, libre, practica, amiguera y todo lo mas maravilloso que pueda contarte. Aun asi mi madre me habia confesado que ella ya queria morirse a lo que le pregunté porque queria hacerlo. Me dijo que ya habia crecido a sus hijos, viajado por el mundo y que estaba en paz con ella misma y con Dios y que queria irse. A lo que le contesté, pues pídelo! tú me has enseñado que lo que yo quiera en la vida se lo pida a Dios, hazlo tu, solo que recuerda algo madre mia, especifica bien lo que quieres, no me gustaria que te llevaran por partes. (esto último lo dije y despues me pregunté porque lo diria, años despues lo sabria)

    Hoy Miyo mi madre sufre de Parkinson del rígido, llegado el momento dejará el vehiculo por un paro respiratorio (eso han dicho los medicos) con compasion veo a mi madre quien con lagrimas en los ojos pide irse. una o dos veces a la semana ve a toda su familia quienes ya no estan en cuerpo fisico, esos dias pide que la bañen y la pongan muy linda porque su familia está ahi, yo percibo gente todo el tiempo, pero en verdad que cuando la familia viene, siento la casa llena.

    Hace cosa de un mes me llamó por telefono para contarme que ella habia muerto y que la habian traido de vuelta, con ansiedad me decia; creème Gennita me morí, me morí, pero me trajeron de vuelta! —Te creo mamacita, te creo! me estas llamando a mi casa! si de algo estoy segura es de que trajeron de vuelta! colguemos el telefono, voy para tu casa y me cuentas.

    Como pudo con palabras entre cortadas y lagrimas de gozo en los ojos me explicaba de un lugar hermoso donde ella estuvo y que no se encontraba sola,veia siluetas y con Mirada de confusion me decia, no podia verlos pero te puedo decir que dos eran hombre y habia una mujer tambien, ellos estaban como yo,estabamos esperando algo, pero no supé que fué y repetia una y otra vez; la paz, la tranquilidad que sentí, no sé en donde estuve Gennita pero yo no queria volver y es la segunda vez que estoy en ese lugar!! pero no se que pasa que despierto y estoy aqui acostada y siento el dolor en todos lados.

    La tomé de las manos y le dije; te gustó lo que sentiste mami? —- Si! a donde fui Gennita? —- estuviste en el cielo mami (mi madre es tanto o mas catolica que el papa). —– ahi—– seguí diciendo, ahi es a donde vas a ir cuando dejes este cuerpecito mami. ——cuando me muera? me preguntó con calma. —-asi es, le contesté.

    Que lindo!! expresó con alegria como si fuera una niña a quien le dijiste que va Disney World. Tranquilamente le pregunté, mami, quieres que te lleve a ese lugar bello de Nuevo donde toda tu familia esta? y con Mirada inquisidora me ve y me dice en tono de pregunta; y si no me llevas al mismo lugar? mi risa no se hizo esperar y le dije; pues obviamente que te vas a dar cuenta! —-quieres mami? le pregunté de nuevo —-Nooooo me contesta con ojos bien grandes, que tal si no me llevas ahi y me llevas a otro lado y me quedo por ahi? solo me rei y la abracé y le di muchos besos.

    Mi mamacita linda tiene miedo, jamas lo note antes, tiene miedo a dejar lo conocido, por primera vez en su vida está experimientando algo que sabe que para ahi esta llendo y que no hay marcha atras y no sabe con certeza a donde va y se niega a cualquier ayuda o guia.

    No puedo mas que respetar su sentir y su decision, pero aqui encaja muy bien un dicho mexicano (creo que es de México no estoy segura). En casa del herrero, asador de palos.

    Salidos Miyo, te mando un gran abrazo de luz,
    Namaste.

  2. Amado Miyo, hace 14 anos aun no estaba en el despertar, murio mi madre, quien fue la que me abrio la ventana en el cielo, como un instinto natural del amor, en el momento de su partida, susurraba en su oido cosas bellas, dulces diciendole que no temiera que iba a ver cosas bellas, que iba a una vida mejor, sin llantos ni confusiones, con la precisa certeza que estaba en el momento mas importante de su vida, lo hice sin desesperacion, sin llantos, ni locuras…le di la paz y a cambio recibi mucha paz y el regalo de la apertura de mi “ventana en el cielo”….te amo, Namaste!!!

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!