25 de Octubre: A mi me han dicho fuentes fidedignas…


Los astros andan revueltos.
En estos últimos quince días se han sucedido un buen número de accidentes en diferentes personas del entorno cercano, o en sus familiares y amigos. Pero también tengo constancia de muchos enfrentamientos con viejas amistades, incomprensiones y malos entendidos, arrogancias y deseos de pasar factura por viejas cuentas pendientes. No parece fácil de asimilar una situación en que alguien a quien consideras tu amigo te llama para acusarte de haber hablado mal de él, o haber alterado su relación por ciertos comentarios que sabes que no has hecho. Encima la cosa se complica porque en mi caso son terapeutas con experiencia, que comúnmente no suelen proyectar fuera las situaciones alteradas que les toca vivir. Es decir que como siempre sigo jugando un papel arquetípico que desmonta la razón.

Pero cuando la cabeza de turco merece la pena, entonces ¡al carajo las terapias y las recapitulaciones! Porque lo importante es que este tipo de actitudes no tienen solución en el mismo nivel en que han sido creadas. Si entras en el juego de defenderte o de atacar malo y, si pasas de todo y sólo te ríes, a veces peor. Cuando expresas tu sentimiento actual de amistad sin entrar en el juego, e incluso tus proyectos compartidos para demostrar que eso no es cierto, y que quizás se deba a erróneas interpretaciones de un humor personal un tanto caustico a veces, te queda siempre el mal sabor de boca de que todo es inútil. Parece que las palabras no sirven de mucho cuando ya alguien ha traspasado la barrera de la desconfianza.

Entonces sólo cabe la sonrisa, la comprensión de que antes o después hay que acabar con la imagen del que has considerado tu maestro para crecer, y que este proceso es para el mayor bien de cada uno de los implicados. Y ¿cómo se consigue esta actitud, sin que se te estropee el estómago? Es una pregunta que me hacen siempre cuando salgo siempre flotando de los charcos que me llegan tras las mil y una tormentas de la vida. Primero la comprensión de que las crisis son necesarias para crecer. Después la confianza en el espíritu, que siempre escribe recto con renglones torcidos, como se dice. Y también la conciencia del ser, sintiendo la unidad de todo y descansando en tu centro.

Pero todo esto sería aún difícil si los ojos brillantes del amor no te dejaran claro cada día que todo esto es un juego de rol, y que finalmente la luz brilla detrás de todos los corazones. Además el tiempo lo cura todo, y antes o después lo que se ha separado vuelve a encontrarse a otro nivel, una vez resueltas las diferencias. Y mientras tanto a seguir haciendo lo que consideras tu camino con la mayor impecabilidad posible, a seguir danzando y sudando, a seguir amando y creando, a seguir viviendo aventuras y a disfrutar con los buenos guerreros y guerreras que te acompañan, sólo durante un trecho, en la ruta de la vida.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

7 Responses

  1. marcelo

    Fuerza Miyo, que bueno saber, y entiendase bien, no por comparacion o malicia sino por humanidad, por hermandad y por amor, que bueno saber decia que aquellos a quienes consideramos maestros, y ponemos casi al nivel de dioses, nos acompañan en el dolor del vivir dia a dia, entendiendonos asi muchisimo mas que con aquellos que han dejado atras su humanidad.
    Un fuerte abrazo.
    Marcelo

    1. marcelo

      Y me quedo pendiente la ultima parte, y asi como nosotros podemos adivinarte mas cercano, tambien es bueno saber que estamos todos cercanos a ti tambien, hermanados a la hora de hacer fuerza para arribar a puerto, en paz.

  2. Mª Jesus

    Hola Miyo, antes de leer este articulo del 25 de octubre había pensado enviarte un escrito explicándote como esta semana ha afectado mi vida y mi relación con mi hija mayor. Pues desde que hubo lo que yo considero una falta de respeto por su parte me cerré en banda y deje de hablarle , pero también deje de abrazar a mis otras dos hijas, el veneno iba tomando mi mente y por supuesto paralizando mi cuerpo, ya no servían de nada todas las afirmaciones, peticiones ni protecciones de las que a diario suelo hacer uso, es mas durante estos días he maldecido, escupido y cagado en todo lo habido y por haber (todo esto en soledad) Cuando es así dudo de todo y de todos, ni familia de luz, ni guías, ni maestros ascendidos…. y luego claro, aparece el sentimiento de culpabilidad por haberme cagado en los pobres angelitos. Es simplemente comentarte un estado exagerado en el que me he visto inmersa. Gracias por compartirte Miyo, un abrazo.

  3. FRAN

    Muchas gracias Miyo por seguir compartiendo con todos nosotros.Yo me siento con tus correos como en una gran familia, querido y cuidado.La imagen que me viene de estos tiempos que corren es la de una barcaza con remeros bajo una fuerte tormenta y el mar agitado.Todos nos estamos mojando, pero nos sentimos unidos y eso nos da fuerzas para seguir remando……Un fuerte abrazo.

  4. adolfo

    aprovecho este temporal que te arrecia miyo, para lanzarte una de mis mas inquietantes dudas. yo se que saldras avante, porque conozco de tu capacidad mental. ahora dime; y los que no tienen esas dotes o de plano son idiotas que? el cielo, la iluminacion, el nahual, o como quieras llamarlo, solo es para los listos? es decir, cuando la todopoderosa mente no esta en sus cabales que?

  5. Freya

    Tranquilo niño, que algunos te hemos añadido al repertorio arquetipico en lo positivo. Cuando apareces en mi sueño, todo va viento en popa. Llueven piedras para todos en este tiempo, lo mejor es un buen paraguas.
    Un abrazo.

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com