30 de Julio: El señor del fuego y el tiempo

1. In Tlanestia (talanesi) in Tonatiuh: que en ti el Sol sea brillante y resplandezca desde tu interior.

O Metacuyé Oyasim: Todo lo que palpita en el universo es mi familia. Por todas mis relaciones…

Maya sha in lakesh a laken: en el corazón de la unidad, tú eres mi otro yo y yo soy tú.

Unión, Conformidad y Conquista: Tlanechicoliztli, Yecyolmaliztli y Ihuan Yolaxihztli (capturar corazones).

El centro es el hogar del viejo Xiuktecuhtli, el dios de fuego, que es el punto alrededor del que todo gira y por tanto el motor del movimiento universal. A su alrededor se despliegan los cuatro Tezcatlipoca que son quienes desde las cuatro direcciones despliegan toda la creación terrestre y celeste. Para los mayas en el centro se encuentra el eje de la Vía Láctea, la gran ceiba donde se alinean verticalmente varias dimensiones en las que habitan los dioses y los hombres, y a través del cual pueden comunicarse entre ellos. Esta división cuatripartita de la cuarta era está simbolizada por el maíz que logra su renacimiento a través de su propia muerte.

2. El tiempo no existe fuera de nuestros conceptos mentales, por eso la vida no puede envejecer, está siempre exultante fluyendo en todos los seres. En realidad nosotros hacemos envejecer a la vida y no al contrario. Las creencias de nuestra mente crean las arrugas de nuestro cuerpo.

«La luz y la tiniebla, la vida y la muerte, los de la derecha y los de la izquierda son hermanos entre sí. No es posible que se separen unos de otros y, por tanto, ni los buenos son tan buenos ni los malos tan malos. Ni la vida es vida, ni la muerte muerte. Por ello cada cual se disolverá en el origen que tiene desde el comienzo. Mas los que son superiores al mundo son indisolubles, son eternos.» (Evangelio de Felipe)

«Si alguien no se encuentra en tinieblas, no podrá ver la luz. Si alguno no sabe cómo llega a existir el fuego, se abrasará en él, porque no conoce sus raíces. Si alguno no conoce primero el agua, no conoce nada, entonces ¿de qué le aprovechará bautizarse en ella? Si alguno no conoce cómo llega a existir el viento que sopla, será barrido con él. Si alguno no conoce cómo el cuerpo que porta ha llegado a la existencia, perecerá con él. Y el que no conoce al Hijo, ¿cómo conocerá al Padre? Quien no conoce la raíz de la maldad, no es extraño a ella. Aquel que no comprenda cómo ha venido, no sabrá cómo ha de irse, y será extraño a este mundo.» (Diálogo del Salvador)

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!