12 de Julio: El mago Merlín y su troupe están aquí


No es posible alcanzar la integridad biológica sin humildad. Hay que evitar ser el más reconocido, el primero, el foco de los halagos porque ese es el alimento del orgullo. Evitar ponerse como ejemplo, evitar hablar de la propia humildad o de la falta de orgullo, que se pierde en cuanto la expresas. Lo que tienes no es nada, tus estudios no son nada, y tu nombre no sirve para nada. Somos una envoltura luminosa y nuestro nombre verdadero irradia desde el centro del corazón. No somos dueños de nada, todo pertenece al espíritu, dios o la vida. Sólo somos inquilinos y prestatarios de aquello que tenemos mientras caminamos sobre la tierra. No te sientas diferente de los demás porque ninguna cualidad (familia, raza, fortuna, nacionalidad o religión) te hacen superior a otro ser humano. El orgullo es el alimento del ansia de poder y del exceso de personalidad. Sonríe, actúa, goza y ama en cada uno de los momentos de tu vida, primero a ti mismo, luego a los que te acompañan en el camino y también a lo que estás haciendo.

La nueva energía te permite el retorno de la aceptación y del amor incondicional. Han sido años centrados en la sanación, en el reencuentro con el ser y en la activación plena del niño interno. Pero has llegado al punto en que ese trabajo de limpieza y liberación ha terminado. Ya has encontrado tu propia oscuridad y la has integrado, has abrazado tu sombra. Está hecho. Es el momento de activar tu poder interno y manifestar tu don creativo. Has de vivir siguiendo tus propias pautas y en contacto con los mundos sutiles.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!