30 de Junio: Nubes de conciencia

1- Después del largo camino que lo humano ha realizado sobre la Tierra, hemos llegado al momento en que ha terminado su trabajo, expandiendo la luz y la oscuridad por las cuatro direcciones, e incluso desarrollando en los últimos años una tercera fuerza, la conciencia crística, que engloba y trasciende ambas polaridades. Y ahora esa conciencia crística se extiende sin límite en el corazón humano, permitiéndonos superar la dualidad y redimiendo ambos extremos hasta convertirlos en oportunidades espirituales. Nunca antes había existido esta nueva conciencia que es el don que lo humano aporta a la creación y a la perfección de dios. Y no podía existir, porque para crearla era necesario atravesar siglos de dualidad, hasta finalmente traspasarla, logrando unificarnos con el ser divino que duerme en nuestro interior. Dios será más grande por el paso de lo humano a través de la oscuridad, y por el salto al vacío que cada uno de nosotros puede dar en medio de la sombra para transformarla en conciencia y compasión. Decía Jung “La sombra sólo resulta peligrosa cuando no le prestamos la debida atención. (…) Uno no se ilumina imaginando figuras de luz, sino haciendo consciente la oscuridad, un procedimiento trabajoso y por lo tanto impopular”.

2- Lo único que necesitas es descansar en tu lugar, sin temor a la muerte. No admitas que te encierren en una jaula o en una pecera, sal de los límites y respira libre. Deja los guías ajenos y las iluminaciones planificadas. Tu único maestro está en tu corazón, no existen los maestros fuera de ti si no descansas en tu propio ser. Nadie puede decidir por ti, porque nadie te conoce como tú mismo, nadie respira por ti ni descansa por ti. Todo lo que necesitas saber florece dentro de tu corazón y es él quien te comunica los mensajes que ponen luz en tus decisiones inmediatas. “Cada cosa tiene su lugar, y cada uno tiene su camino. Solo aquél que no lo conoce sigue tras el camino de otros hasta que, al fin, encuentra el suyo”.

3- Ni el ángel ni el adulto que somos pueden crear milagros, sólo el niño o la niña interna puede hacerlo. Y ese niño que somos está equilibrado y determinado por nuestras relaciones con papá y mamá. En los próximos tiempos la manifestación de la energía masculina tomará matices chamánicos y se volverá a enchufar con la fuerza de la Tierra a través de ceremonias de sanación (antiguamente eran los dioses masculinos como Pan, Cernnunos, Dionysos los que expresaban el poder de nuestra madre). Los caminos de la cura espiritual, del trabajo con los devas de los cristales, la cromoterapia y la música, las plantas y los minerales, reemplazarán al veneno y la espada de la medicina actual. Cada vez será más fácil que lo masculino redescubra el éxtasis del amor, perdido hace tantos siglos que ya no nos queda memoria de ello. Más hombres participarán en las ceremonias que realizaremos en los lugares de poder del planeta. Y poco a poco el equilibrio con lo femenino nos permitirá canalizar energías galácticas y desarrollar una creciente creatividad amorosa. Poco a poco lo masculino, lo femenino y el niño interno se unirán para abrir la puerta de lo multidimensional, comunicando la cabeza con el corazón y el vientre, creando una realidad de felicidad y de milagros sobre la nueva Tierra.

4- Decía Einstein que ningún problema puede solucionarse en el mismo nivel de conciencia en que se creó. Y es propia del arcoíris la afirmación de que los problemas no se resuelven sino que se disuelven. ¿Cuándo? cuando elevamos nuestro nivel de frecuencia y miramos el conflicto desde una perspectiva más alta o más profunda.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!