29 de Junio: El Sol detrás del sol

Gracias a los obstáculos aprendemos unidad y resistencia. Cada vez que afrontamos una dificultad no sólo está en juego la propia fuerza que tenemos que desarrollar, sino que es posible utilizar el problema como fuente de acumulación de energía. Primero al ser consciente de lo que nos mueve y después al resolver la cuestión, manteniéndonos en calma frente al desequilibrio. Se dice que tanto los vientos buenos como los malos vientos sirven al molinero para amasar el grano y hacer una harina mejor.

La última energía que se trabaja en el tzolkin es la Estrella. Su vibración es más alta y nos eleva de octava, atrae a una energía de nivel superior y nos sitúa en una frecuencia nueva. El símbolo es semejante al sol, como un sol detrás del sol, un sol universal, que nos conecta a una vibración de otra naturaleza, a una energía galáctica. La energía de la estrella equivale al arte, la manifestación en este plano de energías invisibles que permiten la evolución. Y también equivale a armonía, porque todo lo que en este plano no es armonioso o no puede armonizarse acaba creando problemas y haciendo daño.

Saludo a todos los guerreros del espíritu, hermanos y hermanas de las batallas floridas de nuestra madre Tonantzin, viajeros del tiempo, magos y magas de la madre Tierra, sanadores y visionarios, canalizadores y líderes de la paz, soñadores y guardianes de las cuatro direcciones, colonos de las ecoaldeas de todos los colores de la Tierra, activistas contra la polución y danzantes del canto y la flor…

Sobre el planeta Tierra nunca ha habido una vida más importante que la presente para cada uno de nosotros y por eso hemos de usar cada momento que nos concede de manera digna, como verdaderos guardianes de la paz, de la belleza y de la armonía en el manto de nuestra madre Gaia.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

1 Response

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!