27 de Junio: Las fintas de la batalla cotidiana

Es necesario transformar cada dificultad en ventaja, cada ataque que nos dirigen en fortaleza interna. Hemos de hacernos más fuertes con cada pinche tirano que aparezca en nuestra vida y con cada digno adversario que decida tomarnos como enemigo. Pero nunca debes perder el contacto con el corazón, ya que si te empeñas en cerrar con llave todas las puertas que conducen a su interior, perderás el contacto con la verdadera vida. Para ser un guía en estos tiempos de transformación, tendrás que construir tu nuevo anfiteatro con los ladrillos que la gente te lanza para destruir tu obra. Tu comprensión del mundo está limitada por las barreras que levanta tu propio lenguaje.

La palabra comunidad viene de dos palabras latinas cum y munus. La primera significa unidos, uno con otro, y la segunda regalo. El sentido final es el de compartir lo que cada uno da al otro. Los regalos que doy otros los reciben y, a mi vez, recibo regalos de los demás. Una comunidad es un lugar vivo, basado en las interrelaciones y en el aprendizaje que cada uno recibe de los que le rodean y que comparten el mismo entorno común. La base no es la tierra, ni los métodos naturistas, ni los objetivos comunes, sino la sinergia que se produce al trabajar unidos, sirviendo de reflejo a los demás, cada uno de ellos convertido en espejo para nuestras debilidades y fortalezas.

Sin embargo las viejas comunidades ya no tienen el mismo sentido que hace treinta años y cualquier intento de reproducirlas de nuevo está abocado al fracaso. Hoy no sirven los oasis de luz separados de toda alteración, los lugares donde todo el mundo está de acuerdo y comparten los mismos principios. Aislar la luz de unos cuantos del resto del mundo ha dejado de tener sentido, la luz ha de estar al lado de la oscuridad, en los lugares donde ésta se encuentra manifestada. No más torres de marfil aisladas como focos de luz iluminando el planeta, sino interrelación directa y horizontal entre la luz y la oscuridad. Trabajo social de transmutación de la conciencia crística, uniendo la verdad de la luz con la de la oscuridad y transformando a través de un salto cuántico interno la oscuridad en conciencia. La comunidad ha de ser interna, entre todas las personalidades que componen el ser y todos los seres multidimensionales que constituyen el yosoy. Externamente será una comunidad en la que los colonos tendrán pensamientos semejantes sobre muchos temas de supervivencia, de trabajo interno, de contacto mágico con la naturaleza, de sanación de la madre Tierra, etc. Se trata de vivir juntos en un lugar natural según las leyes de la unidad, las leyes del servicio planetario y de la sincronicidad.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

3 Responses

  1. victoria

    Hola mi querido Miyo!
    ¿Y qué hacer ante el ataque directo del “pinche tirano” de turno?: -Confrontación amorosa, o -retirarse de la batalla a la que él/ella nos reta procurando otra situación en la que poder aclarar la situación.

    En mi opinión tanto una como otra es complicadilla de llevar a la práctica pues ante esos ataques solemos reaccionar como leonas hambrientas, lanzándonos “al cuello”.
    ¿Y qué me dices de una tercera solución?: evitar las situaciones en las que sabes el pinche estará por ahí…
    Buen camino, MIyo!!

  2. Carmen

    Hola Miyo, soy otra Carmen (abundamos), en mi caso te pregunto sobre ese no perder el contacto con el corazón. En situaciones de huida cuando estás con una persona vampírica; de verdad que no puedo utilizar el corazón, o contemporizar. Solo me sale salir corriendo. Esta persona es mi suegra y, desde el “pobre de mi” y el victimismo consigue que sus allegados estén siempre mimándola y aceptando su manipulación. A mi no me molesta especialmente excepto cuando observo que miente sobre sí misma para obtener la atención de los demás, yo no entro en su juego y la trato como una igual, con respeto y educación pero sin paños calientes.
    En la convivencia diaria ese trabajo es una verdadera batalla, tengo que estar permanentemente en atención. ¿Hago bien en eludir siempre que puedo su presencia?

  3. carmen

    Hola Miyo.
    No se si esto seria un comentario o la necesidad de una solucion!
    En estos tiempos de transformacion, la oscuridad tambien entro en nuestra casa,somos una pareja feliz, donde el amor es el que reina,el respeto seria es nuestro guardian, la lealtad y la complicidad nutren nuestras almas.Nombro a la oscuridad porque hace tres meses que me case,hasta el momento el hijo(14 años) de mi pareja nos aceptaba, incluso mi hija era su hermana mayor a la que el consideraba su confidente, ella siempre le daba consejos sobre sus amistades. A partir de la boda nace un odio hacia su padre y hacia nosotras, hasta llegar a delinquir, robando a las personas mas cercanas.Seria denunciable su situacion?.Pues hasta el momento estamos utilizando la paciencia como herramienta.O que trabajo energetico deberiamos hacer?
    Muchas gracias por este espacio.
    Un abrazo de corazon.
    carmen

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!