19 de Junio: Dos mensajes y un suspiro


Hoy tengo muchos mensajes pendientes de la Escuela Chrisgaia. Os comparto un par de ellos. Primero va uno de alguien que es todavía novata en las artes internas:

«Te quería dar muchísimas gracias por la sesión que me hiciste el otro día. ¡El cambio es impresionante! No sé, después sentí una gran transformación dentro de mí. ¡Hacía mucho tiempo que no me había sentido tan feliz! Como si me hubieras quitado todo el peso del mundo que cargaba. Al final regresare a los Estados Unidos porque no funcionó el tema del trabajo aquí, pero creo que es como tiene que ser. También el tema de que siempre tengo ganas de llorar se me ha pasado muchísimo, y eso es maravilloso. Sé que todavía tengo que trabajar con mi diosa, pero por el momento siento que estoy en el buen camino para empezar. Hay alegría en mi vida de nuevo. Donde no veía la luz al final del túnel ahora sí que siento que puedo respirar de nuevo. Mi madre y yo hemos vuelto a relacionarnos como antes y eso está genial. La quiero muchísimo, es mi sol. Pero es como si hubiera escuchado lo que pedía de ella y no se intenta imponer como antes, ¡me deja ser mujer adulta!

…Quiero decirte de nuevo que muchísimas gracias porque realmente me siento mejor, cuando fui a verte estaba muy mal y necesitaba alguien para rescatarme y que me mostrara la luz de nuevo… No sé lo que haré de mi vida, entro en una etapa de oscuridad, pero voy con muchísimas ganas de saber lo que me espera. Como me dijiste, en una encrucijada no hay un mal camino, todos los caminos son buenos y te llevan a realizar lo que deseas, depende sólo del que quieres elegir. Voy con muchas ganas y sin miedo de afrontar la vida. Es la primera vez que me da igual si tengo un plan, me dejo llevar y este es el cambio más impresionante.» (Da1)

El segundo se refiere a los sentimientos de pareja.

«Aunque reconozco que tienes razón en eso de centrarme tanto en mi que cada encuentro con mi pareja sea un lujo, me gustaría poder aprender a amarme tanto a mí misma, conocerme tanto e incluso más, que cualquier hombre agradable me sirviera en la cama para no tener ninguna necesidad incluso del ser amado. Como tengo relaciones sexuales y me gusta entregarme, y si me entrego es porque conozco a esa persona y la amo, no necesito estar saliendo con otras, y quizás es mucho pedir que alguien sienta lo mismo…. Me acabas de quitar las pocas ilusiones de encontrar a alguien que me ame como soy… supongo que mi niñez influye mucho, demasiado todavía, a pesar de que he recapitulado a mis padres y me siento mucho mejor con ellos. Pero ya no se qué más hacer. Y de la manera en que me han educado, supongo que el cambio no se puede hacer todo en un par de días. Tu concepto de las relaciones me es demasiado ajeno y nuevo. Pero sí espero poder encontrar a alguien con quien al menos hablar de lo que quiere cada uno en una relación, con un poco de sinceridad. Mientras tanto creo que la clave es aprender a amarme y sentirme como una diosa, y eso veo que tiene bastante trabajo. Es fácil decirlo, pero sentirlo es otro asunto. Una cosa positiva de todo esto es que me encantaría aprender a amarme tanto como mujer, sentirme tan digna y valiosa, que me la sude si me mienten o no contestan mis mensajes, poder enseñar al hombre a amarse realmente a sí mismo, sintiendo el dios que lleva dentro»… (Pu1)

Miyo — “No puedes ignorar que la sinceridad entre el hombre y la mujer, en lugar de facilitar la comunicación, muchas veces es peligrosa, especialmente si quieres defender tu libertad de no pertenecer a nadie, y exige haber solucionado con antelación bastantes cuestiones internas en la pareja. En caso contrario se convierte en destructora de cualquier relación, y eso que las buenas gentes la utilizan aparentemente para estrechar los lazos de la pareja. Así que ten cuidado con lo que pides, no vaya a ser que se te conceda. Decide lo importante y tira por la borda el resto de las limitaciones. Goza y agradece, en vez de poner condiciones… No hay dos personas que sean iguales y cada uno ha de establecer su norma para sí mismo no para los que le acompañan en el viaje. Cada uno su propio camino, sin necesidad de que ambos coincidan. Simplemente tendrás que aprender a respetar las decisiones del otro o siempre caerás en la misma piedra… Reconocer a tu Diosa es la clave, como dices, y cuando estás bien y dejas salir la energía de tu pecho, te importa finalmente un carajo lo que el otro haga. Lo que quieres es abrazarlo y que mientras esté contigo se focalice únicamente en eso y se entregue totalmente como tú. Espero que se haya pasado el otoño de la tristeza, que hayas podido hacer algún viajecito aunque sea corto y estés de nuevo bien, energética y poderosa como eres”.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

1 Response

  1. victoria

    Es alucinante Miyo qué duras y distorsionantes de la verdadera esencia que esconde el que las dice, pueden resultar las palabras.
    Tú dices:
    – “…defender tu libertad de no pertenecer a nadie”…qué es esto…suena bastante bélico, ¿no? y más que nada, suena a miedo, defensa, acojonamiento…
    -“cada uno su propio camino , sin necesidad de que ambos coincidad”,¡ hombre Miyo!, mejor coincidir un poquito, ¿no?
    – “reconocer a tu diosa es la clave….te importa finalmente un carajo lo que el otro haga”….bueno, siempre que el que esté conmigo después no se vaya de p…..o a atracar un banco…por muy “Diosísimas” que nos reconozcamos…

    ¡Dios mío! Pero es que todavía estamos así, en el 2012 ,sin avanzar, en mi opinión, un ápice desde que nos metíamos mano en las cavernas… madre mía..

    Un abrazo Miyo,

    Una novata que te quiere,

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!