28 de Enero: ¿Comes productos naturales o artificiales?

Académicamente se considera que los primeros pobladores de nuestro continente eran indoeuropeos, pero esa afirmación no tiene sentido. A nivel arqueológico el homo antecessor y el homo neanderthalensis estuvieron antes por aquí, pero incluso cuando comenzó a desarrollarse el homo sapiens, nuestra especie no lo hizo como tal. Por si fuera poco, en europa se reconocen cinco lenguas como ajenas a ese linaje indoeuropeo: el lapón, el finés, el estonio, el húngaro y el euzkera.

Se dice que, antes de su invasión, europa estaba habitada por un pueblo agrícola, pacífico, igualitario, amante de la belleza y respetuoso con la mujer, y eso representa casi las antípodas de esta raza guerrera, machista, jerárquica e imperialista, que impuso su dominio a través de la fuerza de su armamento bélico basado en nuevas aleaciones de metales. Así que la realidad es que no todos los europeos procedemos de un mismo tronco genético.

A veces hay que hacer de abogado del diablo. En la tierra todo lo que existe es natural, el ser humano nunca ha sido capaz de crear materia de la nada. Comer una lechuga es más natural que tomar un zumo envasado, ya que al procesarlo siempre se añaden conservantes y más. Pero si la idea es que cuantos menos procesos tenga un producto más natural es, y consideramos que algunas acciones como hervir, machacar, mezclar, separar, son propias de una cocina natural, habría que declarar que muchos medicamentos de la farmacología oficial son naturales. Ahora bien si al purificar un producto como la cafeína o al mezclar dos sustancias para conseguir una tercera salimos del término natural, entonces preparar un té con leche es todo menos eso, natural. ¿Hay moléculas naturales y moléculas artificiales? Porque cuando en el laboratorio reproduces y sintetizas alguna molécula con las mismas propiedades de la que obtienes en cualquier bosque amazónico, no hay científico que pueda distinguirlas. Y cuando visitamos alguna tienda naturista, podéis estar seguros de que los simples extractos de plantas tienen dentro más química que algunos medicamentos conocidos y considerados como peligrosos por los procesos utilizados en su elaboración.

Todavía se vende esa falacia de que la naturaleza es suave y armoniosa con todos sus habitantes, que irradia bondad hacia lo humano, pero los compuestos que utilizamos de las plantas y árboles, son sustancias químicas que estos seres utilizan contra los depredadores o compuestos resultantes de su metabolismo. Cuando alguien se refiere a las bondades de la naturaleza y nunca ha penetrado en una selva ni pasado unos días en un desierto, nunca ha estado en alta mar en medio de la tormenta o sido testigo de un tornado devastador, pues sus palabras suenan a risa. Sólo hay que pasar unos días en medio de serpientes, mosquitos y arañas variopintas, para que se haga necesaria una reformulación de ese concepto de natural que muchas veces sólo sirve para vender más caros los productos, y esconde una manipulación evidente detrás de la etiqueta este producto está elaborado con productos naturales de primera calidad.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com