Viajes astrales con miedo


Hace aproximadamente un año que intento salir del cuerpo. Creo tener la capacidad, incluso he llegado a un punto de relajación en el que empecé a ver círculos concéntricos con los ojos cerrados, pero apartir de ahí empiezo a sentir cosas que nunca antes había experimentado y me invade un miedo irracional, no sé a qué, pero me hace perder la concentración y luego tardo meses en volverlo a intentar.

Cuando empecé a intentarlo es como si alguien me llamara o como si me sintiera que ése era el siguiente paso… No termino de entender nada de esto ni tan siquiera sé si realmente es posible salir del cuerpo o solamente es nuestra mente que es una herramienta muy potente.

¿Alguien sabe qué es lo que pasa realmente?

Alejandro

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Bueno Alejandro,

Ya he respondido anteriormente a algunas de las cuestiones que me planteas (Viaje astral, Un empujoncito y alguna anterior), pero hay algunos aspectos específicos en tu pregunta que merecen alguna explicación. En principio la llamada salida del cuerpo es una experiencia bastante poco eficaz ante otra más actualizada, la proyección mental, a través de la cual puedes visitar cualquier lugar y lograr cualquier información sin necesidad de que parte de tus cuerpos vitales tengan que abandonar el cuerpo físico (que en estas circunstancia corre un cierto riesgo, aunque sea muy pequeño).

Si no has recapitulado el pasado, si no te has librado del miedo, estas experiencias se vuelven terroríficas porque te parece que vas a enloquecer o a morir, ya que cambias de dimensión en el proceso y al no ser guiado, corres el riesgo de materializar ante tus narices todo aquello que seas capaz de imaginar (y que suele ser negativo).

El hecho de sentir una llamada viene del Ojo de Dios, una especie de óvalo dorado por el que hay que pasar en la nuca (aunque se ve en la frente), y al que también se denomina túnel de eternidad, grieta entre los mundos, puerta de la muerte o marca del cordero en la frente. Está relacionado con las nubes de color, los círculos concéntricos y los mandalas. Casi siempre, ahí aparece una luz azulada que es el signo del maestro interno, que te llama y te atrae como un imán para que atravieses el túnel y salgas al otro lado. Hay que entregarse a esa llamada y dejarse llevar, repitiendo por ejemplo el mantra Ka-lam. También al meditar, al morir o en el amor sagrado se atraviesa esa frontera, que es como una start gate.

Se puede salir del cuerpo, pero mejor hacerlo con el cuerpo del alma (nuca y corona) que con los cuerpos astral o mental. Se puede hacer una proyección mental al plano del nagual y, como te he dicho, obtener respuestas. Se puede ensoñar y en el tercer nivel de ensoñación los dos caminos (salir del cuerpo y ensoñar) se juntan y se convierten en uno sólo.

Un abrazo y ¡buen Camino!
Miyo

1 Response

  1. Vidal Lorenzo

    Hola Emilio. Reenvio este mensaje porque no estoy seguro de que antes lo haya enviado. He llegado un poco tarde a este mundo y aunque tengo ya una buena pila de años, no llego ni a principiante. Por ello te escribo para pedirte un poco de orientacion para empezar el camino sin tener la impresion de estar intentando darle a la piñata con los ojos tapados. Trato de recoger informacion de aqui y de alla, pero creo que se limita a mera comprension intelectual de las cosas.
    Un abrazo y muchisimas gracias.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com