Necesitando una luz


Estimado Miyo:

Hace poco encontre tu blog y siento que tus conocimientos son una guía maravillosa.

Te escribo ya que me encuentro en un momento de mi vida en el cual necesito alguna guía para continuar con mi vida en medio de muchas situaciones para resolver: negocio, matrimonio, prosperidad… pero sobre todo quisiera tener mas claro el tema espiritual.

He leido mucho de varias fuentes y quisiera poder tener alguna experiencia que me brinde una luz en el camino (regresión, ayahuasca, meditación, ensoñación). Me considero una persona muy poco abierta a los demas y con una tendencia marcada a seguir en las rutinas de la vida, pero con un ferviente deseo de contactar con mi divinidad y ayudarme-ayudar a los demás en este sentido.

¿Qué puedo hacer o practicar que me ayude en este camino?

BENDICIONES Y MUCHAS GRACIAS!!!

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Saludos de gris marengo (el color del cielo desde mi ventana).

Gracias por tus palabras sobre el blog. Todos estamos en la encrucijada del Ahora y se juntan muchas líneas del tiempo en este instante, que nos ponen en el candelero de tomar decisiones, integrar experiencias, enfocar un cierto futuro y corregir errores.

Respecto al tema espiritual la clave no está en el camino, sino en el caminante. La experiencia espiritual pasa por el Silencio, por el corazón abierto a la vida y por asumir tu realidad divina sin condicionamientos externos. Así que el camino espiritual es tu propia senda, siempre que esta senda no esté trillada por otros, ni responda a las necesidades de otros, ni se conduzca por los sueños de otros… Inspirar es recibir el espíritu, y expirar es entregarlo.

¿Qué puedes hacer? Cualquiera de esas cosas que tú mismo expresas: regresiones, ayahuasca, meditación, ensoñación… Pero no hablar sobre ellas, sino hacerlas. ¿Crees que me escaqueo con esta respuesta? Pues no. Lo que me pides es que alguien desde fuera te guíe según su propia experiencia, y esto no funciona así. Estés donde estés y hagas lo que hagas, lo único que puede ser espiritual en ti es la actitud de invocar la Presencia Yosoy y ofrendarle cada pequeño acto, enviar tus energías desde el corazón a cualquiera que las necesite, neutralizar tus pensamientos limitativos nada más aparecer en tu conciencia (“me voy a contagiar si éste estornuda”, “cerca de la corriente de aire me dolerán los riñones o tendré cistitis”, “ésto puede ser un cáncer”, “quizás me engañe”, “todas las mujeres van a lo mismo”, o “yo no soy sensible”, “todo es un desastre”, “no se puede confiar en otros”, o “al final acabo perdiendo”)… o confiar en que cada situación de la vida conduce al mayor bien para todos los implicados.

En otra respuesta he insistido en la técnica meditativa de invocar la energía de la Diosa (el Espíritu en acción), para que descienda como una lluvia dorada desde la Estrella del Alma (medio metro por encima de la cabeza) hasta el corazón (o entrando por el timo hasta un círculo de 10 cm2 entre los omóplatos). Esta práctica es buena para empezar a sentir la vibración (la luz vibral que no hace sombras e ilumina todo desde dentro) y callar los procesos automáticos del pensamiento. Respiración abandonada, boca y ojos relajados, atención al sonido interno y a la pantalla entre los párpados.

Un cariñoso abrazo,
Miyo

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com