Eres mi diosa

Eres mi diosa

Las Iglesias rechazan la sexualidad hasta el punto que sus sacerdotes no pueden practicarla. Y esto es una abominación, porque cuando la sexualidad tiene línea directa con el corazón se convierte en una autopista hacia lo Divino, un contacto directo con Dios, más allá del silencio y las creencias mentales. El camino real es primero la relación, luego el amor y después el sexo. Cuando la sexualidad fluye libre y abundantemente en nuestra vida y hemos logrado alejar las obsesiones preconcebidas y los miedos inconscientes al útero de la Diosa, entonces es posible hacer el amor durante largo tiempo sin eyacular, lentamente, con sensaciones indescriptibles, y una gran ternura, hasta el punto de penetrar en un estado meditativo profundo.

Categoría:

Descripción

Las Iglesias rechazan la sexualidad hasta el punto que sus sacerdotes no pueden practicarla. Y esto es una abominación, porque cuando la sexualidad tiene línea directa con el corazón se convierte en una autopista hacia lo Divino, un contacto directo con Dios, más allá del silencio y las creencias mentales. El camino real es primero la relación, luego el amor y después el sexo. Cuando la sexualidad fluye libre y abundantemente en nuestra vida y hemos logrado alejar las obsesiones preconcebidas y los miedos inconscientes al útero de la Diosa, entonces es posible hacer el amor durante largo tiempo sin eyacular, lentamente, con sensaciones indescriptibles, y una gran ternura, hasta el punto de penetrar en un estado meditativo profundo.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Eres mi diosa”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!