Coronavirus 2: una visión más amplia por Miyo Fiel

Coronavirus 2: una visión más amplia por Miyo Fiel
(Tras los pequeños apuntes que realicé la pasada semana sobre este tema, compartidos ampliamente, toca profundizar un poco más, dando por hecho que estáis al tanto del primer escrito (www.emiliofiel.com y página fan de Facebook: Miyo Fiel)
En poco más de dos meses del presente año 2020 tenemos que señalar varias noticias importantes a nivel planetario que están relacionadas con el Elemento Fuego:
1-Los incendios de Australia que han arrasado con más de once millones de Ha (superior a la extensión de Portugal). Se batieron récords de temperatura en Nullabor que superaron al sol los 50ºC, y poco después llegaron a la zona las lluvias torrenciales más abundantes de los últimos 30 años.
2-La Plaga bíblica de langostas africanas que ha devastado seis países (especialmente Kenia, Somalia y Etiopía), debido al incremento de ciclones en el Índico y a las lluvias torrenciales, además del aumento general de temperatura. En un día un km2 de langostas consume el equivalente a 35000 personas. Ha sido una plaga enorme, de miles de millones de langostas que podrían multiplicarse por 500 de aquí al verano. Por cierto esta plaga ya ha llegado a China y fue profetizada por el monje Zigong de la Ciudad prohibida hace un siglo, “en el 2020 la plaga devastará todas las cosechas y el arroz se hará prohibitivo”, y predijo también la pandemia que desde China asolaría el planeta “ni siquiera el Año nuevo se celebrará”, y termina con un enigmático “y el humo seguirá saliendo del suelo”…A esta noticia hemos de añadir una nota al margen que nos atañe directamente, la Calima en el archipiélago Canario (concentración altísima de partículas de polvo del desierto en suspensión, pasando de 20 microgramos por m3 a 1600 ug/m3, cuando la OMS dice que todo lo que exceda de 50 ug/m3 es perjudicial para la salud). Las langostas también llegaron pero sin causar tantos estragos.
3-La epidemia del Coronavirus (COVID-19) de la que ya traté en el primer artículo. Se controla a través de la medición automática de la Fiebre (expresión del fuego biológico).
4-El Ártico ha perdido tanto hielo en treinta años que ya abarca una extensión de cinco veces nuestro país, comenzando el proceso imparable de la subida del nivel del mar. La ola de calor en la Antártida ha batido todos los récords históricos (21ºC en las islas Seymur el 9 de Febrero por primera vez en la historia, cuando la temperatura media en esas fechas es de 0º a 3ºC). Señalar de paso que el 2019 fue el año con más desastres naturales y más víctimas en tres décadas (huracán Dorian; 30m de Ha quemadas en la Amazonía; récord de calor del verano en Europa con casi 42ºC en un puñado de capitales -hasta 46ºC- y decenas de miles de muertes; el ciclón Idas en África, las inundaciones en Sudamérica, etc).
5-El avance imparable de los movimientos feministas en pro de la igualdad y la ira desatada contra manoseadores, violentos y asesinos han llenado de manifestaciones las calles de todas las ciudades del mundo. Sin olvidar que, para bien de todos, después de las reivindicaciones externas llegará el momento en que este movimiento se centrará en su papel de inocular (en vena) la sensibilidad y el sentimiento en todos los ámbitos de la sociedad y de la economía, de valorar la intuición y no solo la creatividad, de crear nuevos sueños globales para convivir armoniosamente, y finalmente abrirse al misterio interno de lo desconocido que se proyecta desde el mundo olvidado del cerebro derecho.
5-Anotar brevemente otras noticias que están de plena actualidad por sus efectos secundarios, como los movimientos migratorios descontrolados que han sido provocados por las guerras de Siria, Irák, Afganistán (fuego); también la proliferación nuclear en Corea del Norte e Irán; el auge de los nacionalismos; la activación elitista del Brexit; la debilidad de la economía mundial; los enfrentamientos globales contra la corrupción de la clase política… Todos ellos síntomas evidentes de la crisis general del sistema…
_____________________________________________________________
Predecíamos un parón de la economía mundial que pusiera en evidencia la ausencia de corazón y sentimientos en el sistema de la matrix; que transformara profundamente la estructura laboral y acabara con las ganancias sin conciencia; que facilitara la autonomía de las nuevas generaciones con ayudas, nuevos oficios y alquileres adecuados; que acabara con los sueldos de miseria y dignificara el papel de la juventud en el cambio que llega; que descubriera por fin nuevos objetivos sociales (economía creativa de distribución, capaz de compartir el bienestar para hacer revivir con un poderoso electro-shok a una sociedad sin alma). Y, sin imaginarlo siquiera, nos encontramos con la sorpresa de un virus que lo pone todo en suspenso. Millones de gentes confinadas en zonas amplias; actividades deportivas de masas sin espectadores; colegios y universidades clausurados; cierre de empresas; apoyo al trabajo telemático y virtual desde tu propia casa; controles y pánico en todas partes como si el mundo se hubiera detenido de repente. La gran crisis no ha llegado por una hecatombe natural, ni por una bomba nuclear o un atentado suicida a lo grande, no ha sido Corea del Norte ni Putin ni AlKaeda, sino un minúsculo organismo capaz de desbaratar la integridad biológica del cuerpo humano. De nuevo el efecto mariposa y la sobreactuación. ¿El temor al contagio (el porcentaje de muertes es aún menor que la tasa de mortalidad de otras gripes) será una excusa suficiente para justificar la retirada del dinero en metálico y demonizarlo para que solo utilicemos tarjetas en las transacciones económicas? Y como ellas también podrían contagiar ¿no es hora de recordar el Apocalipsis?: “Quien no tenga el número de la bestia en la frente o en la palma de la mano (partes hipertérmicas) no podrá comprar ni vender…” En China ya se está desinfectando y destruyendo dinero en efectivo para detener el corona virus…
¿Quién podía haber imaginado este ensayo general del Apocalipsis en el que en menos de dos meses la droga del deporte de masas ha quedado desconectada de la realidad? ¿cómo fantasear con que oficialmente te aconsejen que no vayas a trabajar o a estudiar? ¿Que no te acerques a tus amigos y familiares, que no des abrazos ni besos, por el riesgo elevado de contagio? Aquí lo hemos comprobado con la anulación del Mobile World Congress en Barcelona, pero sucede en el mundo entero y cada día está en las portadas. Los peregrinos no pueden llegar a la Meca y se cierran los baños milagrosos de Lourdes; los líneas aéreas dejan de volar a China y allí los gases de efecto invernadero por fin alcanzan los límites de lo saludable por el parón de la industria. Como siempre la realidad supera a la ficción. Bruscamente te quedas sol@ contigo mism@, ya no hay refugio en el grupo ni pandas de amigos, no más fiestas ni distracciones masivas, las manifestaciones públicas de hermandad o reivindicación han sido desconectadas. El nacionalismo vuelve, todo se cierra, el populismo arrasa, se recela de los extranjeros y aumentan las teorías de la conspiración. Hay que volver atrás con la mundialización, todos a casa, no abrir la puerta, trabajar en el ordenador, bloquear las fronteras a los refugiados, instalar nuevos controles sobre la libertad privada, etc. Es como si el estado tomara el mando total de la situación, y tu no tuvieras otra que mirar hacia dentro, afrontando en solitario tu propio miedo y la histeria colectiva. No puedes hablar ni abrazar, ni besar ni tocar. Solo escribir whatsapp y el teléfono/ordenador… La purificación por el Fuego sigue adelante como un gran balón cuesta abajo: incendios, fiebre, calima, derretimiento del ártico, volcanes, calor fuera de temporada, guerras, cabreo, tormentas solares…
En el primer comentario que hice, y que alcanzó las 150.000 personas en tres días, sin contar las decenas de miles de veces que se compartió por whatsapp, expliqué algunas prácticas que utilizamos de manera cotidiana para afrontar la situación de esa gripe dura que nos está invadiendo. E insistí que el peor enemigo para el sistema inmunológico es el miedo. Me mostraron en video una respuesta genial de alguien a quien le preguntaban si estaba preocupado por el cojonavirus ese y decía: “Me la suda! Lo que tenga que llegar llegará cuando llegue! y mientras tanto Me la suda!” Veamos: ¿por qué nadie habla de cómo defenderse de una gripe y solo se desarrolla el miedo general y se espera la iluminación médica por medio de alguna vacuna milagrosa que enriquezca de nuevo a los grandes laboratorios? Esta medicina actual es tan impotente que no puede aconsejar media docena de prácticas genéricas para evitar un simple contagio gripal? Increíble de verdad…
Una docena de lectores ha puesto en duda la eficacia de la respiración, de los decretos, de la meditación, del fuego violeta, del deporte o de la activación de las envolturas en relación con la salud, pero con estas prácticas hemos evitado mucho tipo de gripes (o que solo duren 48-72h sin otros efectos que el moquillo) a lo largo de varios decenios con mucho éxito. Y es solo una de las cien ventajas de estas prácticas que defienden impecablemente nuestra integridad biológica mejor que ninguna medicina. La verdad es que estas gentes que creen en el sistema médico (por cierto maravilloso en caso de crisis agudas, accidentes o enfermedades muy avanzadas, pero nefasto en cuanto a la prevención y activación del sistema inmunológico) tienen que empezar a comprender algo que nosotros tuvimos que ir asimilando progresivamente desde nuestra juventud. Para una cantidad creciente de personas que están evolucionando internamente, los creyentes de la religión científica son gentes con pocas luces que creen ciegamente en un alucine digno de fundamentalistas, vaya que están piraos, tal y como nos consideran ellos desde hace tiempo, y les falta amplitud de miras y alguna que otra neurona activa. Su religión tiene mandamientos rigurosos: solo curan los medicamentos; no hay efectos secundarios; lo que no se ve no existe; la homeopatía solo sirve para robar a inocentes; las hierbas son cosa de los laboratorios no de la naturaleza, etc. A ver si os enteráis de una vez que el mundo no está regido por la química razonada sino por la Conciencia, que a su vez altera los procesos químicos, hormonales y hasta genéticos del organismo.
Y a pesar de estos detractores seguiré insistiendo en la necesidad de centrarse en el corazón y cubrir la psicosfera del planeta con un manto protector. Al virus hay que enviarle amor y conciencia para que eleve su frecuencia, él también está desorientado y no comprende la situación. Respira como todos los seres, como los cristales, los árboles o como la propia Tierra. Solo así disminuirá sus efectos mortíferos y finalmente será erradicado de nuestra vida. El Sars-Cov-2 está en el origen de la enfermedad COVID19 y, como los demás virus, tiene conciencia pero ni siquiera sabe que está causando estragos. En pocas semanas este virus zoonótico (transmisible de animales como los murciélagos a los humanos) ha alterado nuestras costumbres más arraigadas, haciéndonos entrar en estado de excepción y sacando a la luz los puntos débiles del sistema, deteniendo la globalización y levantando de nuevo las fronteras ya olvidadas. Es una reacción a nuestro contacto violento con la naturaleza, a la destrucción indiscriminada de ecosistemas, la tala de árboles en las selvas (para levantar pueblos después) y sobre todo la ingesta de animales salvajes sin ningún control sanitario ni siquiera la cocción necesaria (y muchas veces crudos). Hoy en día nos sentimos unidos a los árboles, a las flores y a los animales pero no a los virus, y ese rechazo les da poder sobre nosotros. Hace dos días quise enterarme en el ‘otro lado’, a través del ensueño, de dónde había llegado este virus. Ahora sé que viene del espacio exterior y solo afecta a ciertos animales (como al murciélago que es el único mamífero volador), especialmente a los que viven en Thailandia y algunas regiones chinas. Siempre han existido este tipo de virus aunque éste concretamente, el Sars-Cov-2, llegó a la Tierra poco después del 2012, afectando solo a un puñado de animales salvajes, que al ser comidos de manera directa con una gran falta de higiene se activaron en el mundo humano, hace ya más de seis meses. Por tanto pasaron varios meses antes de que se diera el aviso a la población, por eso se extendió tan rápidamente. Y menos mal que la tasa de mortandad es baja y parece que no ataca a los niños (salvo si sufren previamente de graves alteraciones respiratorias). Niños que llegan con una conciencia cada vez más evolucionada al planeta, especialmente después de que en el 2017 fuera retirada la llamada Mente Parásita del Molde humano, que sirve de ‘funda’ corporal a la encarnación del alma.
El virus sobrevive varias horas sobre los objetos tocados por las gentes infectadas y por tanto es esencial la higiene, especialmente de las manos (o usar guantes), procurando no acercarlas a las mucosas de la boca, los ojos, ni la nariz. Pero nunca olvides que el miedo y la histeria siguen siendo nuestro peor enemigo, y que en un organismo oxigenado y alcalino (añádele un toque de alegría) nunca habrá problemas de contagio y las defensas estarán a pleno rendimiento. El virus es un ser vivo y tenemos que enviarle luz porque está muy atemorizado, está en modo de supervivencia, y nuestra mejor defensa en caso de contagiarnos, sería esta aceptación que elevaría la frecuencia y lo expulsaría del sistema como al resto de los demás virus que nos acompañan cotidianamente. En última instancia y para resumir, un poco exagerada y provocativamente, podría afirmar contra los ‘cientifistas’ que alguien en contacto con la naturaleza, feliz y enamorado, no puede ser contagiado.
Pero recuerda que no estamos lidiando con la pequeña sombra personal, sino con el lado oscuro del Espíritu manifestado (lo que ha caído durante generaciones en la degeneración y la violencia, en el pozo oscuro de la ambición, la miseria y el odio). Por eso este es el tiempo en que muchos de los seres de la oscuridad están siendo exiliados del planeta. Y esa batalla es la causante de que, aunque pronto llegue la calma del Coronavirus, el tiempo de bonanza no durará ni un par de meses porque un suceso global pondrá de nuevo la vida humana patas arriba, una Tormenta de gran magnitud está por llegar al planeta (mucho mas poderosa que esta distracción que estamos tratando) hacia el fin de la primavera o en medio del verano. Así los grandes cambios prometidos para el 2020 tendrán lugar transformando definitivamente nuestras vidas. Por tanto muy atentos a las fechas que van desde el día de hoy hasta dentro de cuatro meses, en la fecha que se celebra el día del señor Santiago, porque se acercan muchas sorpresas inesperadas y también grandes regalos a quienes no pierdan la calma en medio de la histeria general. Sin duda este es un asunto de Corona, pero no del virus sino de la apertura del centro de la fontanela (Sahasrar) a otras realidades sutiles del Ser.
Que vuestro Sol sea brillante, tanto en el día como en la noche
Miyoji

Página de Facebook: Miyo Fiel
https://www.facebook.com/miyofiel/

Web personal: www.emiliofiel.com

Instagram: miyofiel (sin puntos, ni signos)

Email: info@emiliofiel.com

Teléfono de contacto: 699.35.47.25

Youtube: Miyo Fiel.

4 Responses

  1. Querido Emilio. Estos días de aislamiento releo la vía del guerrero de Castaneda. Reviso el trabajo de años que hicimos en los clanes. Medito. Intento conectar con el guía interno, algunas visiones, tenues, llegan, pero no las entiendo, solo atestiguo.
    También me llegan desde los distintos grupos de wassap, vídeos con personas que se dicen canalizadores, que envían mensajes del coronovirus, pero constato que cada uno postula un origen distinto del virus, que no se yo si la fuente es la misma es que los mensajes se interpretan de manera individual, bueno aquí también me imagino que hay que filtrar.
    Miyo, sigue mandando alguna lucecita, porfa.

    Un abrazo de corazón. Namasté.
    Yokam

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com