2020: Un nuevo ensayo de ascensión planetaria – Tercera parte – Miyo

2020: Un nuevo ensayo de ascensión planetaria
Tercera parte

3- El Espíritu te ama por lo que eres, no por lo que haces
“Para elevarte en la luz necesitas aprender a hundirte conscientemente en la oscuridad.
Para licenciarte como astronauta necesitas un curso intensivo de espeleología” (Miyo)

Se habla de la gran alineación planetaria del 13 de Enero 2020,
Sol y Luna (en perigeo perfecto), Tierra, Mercurio, Ceres, Saturno y Plutón.
Periodo de “Cierre de ciclo” que se extenderá a lo largo del mes de Enero.
Conjunción entre Saturno y Plutón el 12 de Enero y tres más entre Júpiter y Plutón
5 de Abril, 30 de Junio y 1 de Noviembre (las cuatro en Capricornio)
Y finalmente el 21 de Diciembre Júpiter y Saturno en el signo de Acuario.
Gran carga dramática y pasional (casi fanatismo), lucha entre naciones,
Violencia política, nacionalismos, masas revolucionarias, pasión por una causa…
Antes sentiremos los efectos del eclipse de Sol (diciembre) y de luna (Enero),
y también el 25 de Enero comenzará el año del Ratón de metal en China,
cuyos nativos serán los líderes ( junto a los del año del Dragón y del Mono),
que llevarán a cabo los grandes cambios de conciencia social
y los inventos salvadores que irán surgiendo de los sueños a lo largo del 2020.
Las profecías de los indios hopis describen el fin del cuarto mundo (actual)
por dos causas, la primera el descontrol caótico de los cuatro elementos,
y la segunda sería conquista de unos seres rojos o vestidos de rojo
que poblarán el mundo y esparcirán una niebla que depurará el planeta.
El fin definitivo de este mundo llegará cuando veamos una morada azul
en el cielo (kachina), de la que descenderá el verdadero hombre blanco de luz
No solo uno sino dos seres sabios que salvarán a hombres y mujeres
y que serán, como en las demás tradiciones, seres amorosos y compasivos
que plantarán las semillas de maíz que alimentarán al quinto mundo”

En una conciencia evolucionada, el tiempo y el espacio no tienen realidad propia y como tales ni siquiera existen. Ni la separatividad es real ni la edad del alma. Incluso la luz y la oscuridad son tan solo ilusiones. Quienes hayan alcanzado la 3ªD unificada o superior, están ahora pasando a la parte inferior y media de la 5ªD, donde ya residen todos aquellos que han despertado su Conciencia Espiritual y su Presencia Yo Soy. La 5ªD es un estado mental donde se respira el amor y la compasión, la paz interna y la sabiduría. Es una frecuencia mental que produce sanación y en ella se conecta con lo transcendente, se ve lo invisible, se traslada o transporta uno instantáneamente y puede comunicarse sin palabras. Es como si la dualidad que hemos conocido difuminase sus extremos y los convirtiera en fuerzas complementarias que ya no se viven como oposición de contrarios (ni bueno ni malo, ni atracción ni repulsión, ni apego ni odio). Según asciendes en la escala de frecuencia de las dimensiones tu cuerpo físico se actualiza para integrar la 5ªD lo mismo que tu cerebro, y tu conciencia aumenta su tasa vibratoria. Los seres angélicos que existen entre las dimensiones, y que sostienen la estructura del universo, ayudan a esta transformación que se acelera según aumenta el número de seres humanos despiertos.

Cada dimensión es un estado de conciencia, no un lugar ’físico’ determinado,
y la 5ºD abarca un haz de frecuencias que va desde los 40Hz a los 100Hz.
La expresión esencial de esa realidad es nuestro Sol (Cristo= hijo radiante del Sol)
que recibe la información precisa para dirigir este universo local (rayos cósmicos)
del Centro galáctico situado en la 12ªD, que es la Fuente de toda la sabiduría divina.
Es el llamado Hunab Ku de la Tradición Maya, el corazón y la mente del Creador.
Todo lo que se sabe de dios, del universo, y los registros akhásicos de cada alma.
Del centro galáctico que contiene toda esa información a nuestro Sol local de 5ªD
para controlar el devenir de nuestro sistema en el universo local de Nebadón.
Estamos en la etapa final de la realización de la 5ªD en la Nueva Tierra
y la humanidad ha de colaborar en el cambio, ha llegado el tiempo de actuar.
La conjunción Jupiter/Pluton permite el envío masivo de energía desde las Pléyades,
con la que despertarán finalmente más de la mitad de las almas de la humanidad,
convertidas en pequeños soles a través del fuego ígneo de sus cuerpos luminosos.
Pero será el Sol Tonatiuh, Surya, Inti, el que, convertido en un super condensador
de energía galáctica (a través de las poderosas partículas de plasma cósmico)
manifestará su infinito potencial con un enorme resplandor celeste,
un suceso de irradiación cósmica del que todos seremos maravillados testigos.
Esta onda magnética de luz blanca de 5ªD emitirá desde la primavera del 2020
para convertirse en un extraordinario fulgor hacia finales de ese mismo año.

“Hace un mes que se activaron dentro de cada ser humano y de manera permanente los códigos de luz del alma. Los mismos que habían sido desactivados hace miles de años para toda la humanidad cuando llegaron las etapas de oscuridad y de esclavitud, provocadas por el mundo reptoide, que ahora toca a su fin. Interfirieron en nuestro proceso evolutivo y ahora se disuelven esas cadenas que nunca decidimos establecer. No hace falta dar más vueltas a estos asuntos. De nuevo somos completos y podemos disfrutar del Cuerpo luminoso (solar, angélico o de eternidad) que rodea a nuestro cuerpo físico a menos de un palmo de altura como una segunda piel. El Alma y el Cuerpo luminoso nos permiten recordar quienes somos, las encarnaciones vividas en la Tierra, y actualizar los poderes inherentes al Cuerpo de gloria del Christos”.

Nunca es fácil el contacto con el alma mientras vivimos sobre la Tierra, ya que la encarnación altera mucho nuestra sensibilidad etérea. En tercera hay tanta agitación en los planos inferiores del pensamiento, los impulsos y las emociones, que estas densidades nos envuelven como una armadura dificultando la llegada y manifestación de las energías sutiles del alma. Los sentidos externos son demasiado groseros para percibir los matices sutiles del alma y por eso necesitamos de la meditación, de la contemplación, de la oración, del ensueño y del canto para calmar la estática y el ruido corporal. De esta manera nuestra conciencia incrementa su vibración y conecta con la envoltura amorosa y espiritual del aura de la Tierra y con los seres que la habitan (ánimas, ángeles, hermanos estelares, guías, maestros ascendidos, etc). Por eso el silencio mental es la clave para la ascensión individual y la percepción del misterio, unido a la aspiración del corazón con los sentimientos elevados que la acompañan.
Cada alma tiene un propósito, como cada célula del cuerpo, y todas son imprescindibles para la salud de Todo-lo-que-Es, como lo son todas las células para el rejuvenecimiento del cuerpo humano. Y cada una de ellas es amada por la totalidad, sin ningún requisito previo, por eso el sentirse incapaz o indigno de amor solo existe en la baja frecuencia de los que respirar una atmósfera de miedo y violencia. Cualquier otra cosa es una ilusión auto destructiva cargada de espinas. No puedes evitar que te rodee el amor del Espíritu, pero si puedes negarte a recibirlo en tu interior.

Sólo quieres hacer lo que te gusta, lo que te es cómodo y no te exige grandes cambios, y por eso el universo pasa de ti. ¿Dónde quedó la misión que viniste a realizar en esta Tierra? Si estás en armonía con lo interno todo fluirá espontáneamente y te sentirás unido al Espíritu, pero si rechazas realizar el peregrinaje de tu vida, entonces todo se volverán obstáculos. Saldrán a flote tus miedos, tus egoísmos, tus dependencias y todo el juego emocional de la persona que crees ser. Y el cuerpo perderá su equilibrio. Amar nuestra naturaleza original y lo que hemos venido a realizar es fuente de felicidad y satisfacción. Seguir el camino del Alma es lo que nos trae alegría, sabiduría y amor, y dejar atrás las pruebas oscuras del camino de lo personal, que nos trae sufrimiento y enfermedad. La persona ego ha de ponerse al servicio del alma en vez de caer continuamente en obsesiones emocionales y en enfrentamientos de agresividad que son propios de la oscuridad.

Los oscuros han aumentado la presión al saber que la guerra está perdida. E intentarán, ya lo están haciendo, que el temor se expanda por todas partes. Así luchan abiertamente contra las gentes que se oponen a su estrategia del miedo, porque quieren acabar cuanto antes con toda resistencia para retomar el poder. Pero esto ya nunca más será posible. Y por nuestra parte solo podemos ofrendar nuestro camino al Espíritu y fortalecernos de tal manera que los campos de energía negativos de estos seres no puedan atravesar nuestras envolturas luminosas de defensa. ¿Cómo darnos cuenta de una vez por todas que el amor, la paz y la alegría son nuestros mas poderosos aliados? En solo una semana (entre los dos eclipses de julio) tuvimos volcanes en erupción, terremotos varios, inundaciones, incendios devastadores, y un largo etc. Y en los cinco meses posteriores hemos seguido al mismo ritmo de rebelión de la biosfera. Cada vez se hace más necesario vivir de dentro hacia fuera y no al revés, actuar desde la verdad del silencio interno. Dejar a un lado los estímulos externos, las ideas compulsivas, las emociones explosivas, las rutinas degenerantes, las apariencias diplomáticas y conectar directamente con el Ser.

Cada semana que pasa nos acerca un poco más a la frontera de ese 2020 que promete grandes soluciones en medio de una atmósfera de caos, y por fin la fusión entre lo sagrado masculino y lo sagrado femenino. Las vibraciones de cambio planetario aumentan sin remedio, las frecuencias traspasan límites, la resonancia Schumann supera records, y es que para los seres humanos pasar de golpe de tercera a quinta dimensión es un verdadero ironman espiritual. Estamos rodeados encima de la ionosfera por una enorme bola de energía y aún hemos de prepararnos para las tres nuevas oleadas de altísima frecuencia que llegarán en estos próximos meses desde el centro de la galaxia. Buena parte de esa energía que desciende la sentiremos en el pecho y en el corazón. Camina descalzo sobre la hierba y siente como acaricias el manto verde de la diosa. Siempre su palpitar interno, su sonido grave, su energía en tu pelvis, hasta que se desconecte la cabeza (verás geometrías sagradas llenas de luz), y comiences a pensar con el corazón. Entra en el canal central y siente la energía del cielo y de la tierra pulsando en su interior, la luz platinada de la diosa y la luz dorada del Sol. Recuerda esa vieja oración que repetimos en las ceremonias: “Mi señor, te entrego mi amor. Mi amada te envuelvo con mi luz”, respirando arriba y abajo entre la Tierra y el Sol, mientras pasamos por el corazón…

Todas las dificultades son oportunidades para dejar florecer lo que descansa en nuestro interior y no trampas creadas por los demás contra nuestra persona. Las creencias, las emociones, los pensamientos limitativos, los traumas… todos deben caer. Debemos superar los obstáculos tecnológicos y energéticos que nos intentan atrapar en un bucle de desesperación. No eres lo que hasta ahora creías ser, ni tus emociones, ni tus ideas, ni tus gustos ni tus creencias. Y darte cuanta de la mentira en que has vivido puede llegar a enfurecerte. Ya vale de coronar a la mente como si fuera la reina del juego, el alma es quien debe dirigir nuestras decisiones, porque no está sometida al tiempo ni por tanto a la mente. Y mientras tanto estos últimos meses han estado plagados de sueños agresivos y atemorizantes, sensaciones de opresión y de persecución, visiones incomprensibles, convulsiones nocturnas, lugares que nunca has visto pero que conoces bien, despertares continuos cada hora y media y exceso de estiramientos. Y si no es por dentro, toca lidiar con la agitación externa. Separaciones y rupturas de pareja, crisis financieras, procesos legales o enfermedades graves que aparecen súbitamente…

Estos son los precios que desde la sombra personal hay que pagar para dejar expedito el camino de la ascensión. Y pueden tocarnos la campana en cualquier momento (el Señor llegará sin avisar, mantén tu lámpara encendida), como un regalo del Espíritu y del esfuerzo personal. Hasta que un día atravesarás las líneas del tiempo y te encontrarás frente a tu Doble (el Gemelo precioso u Otro Yo) transformándote desde ese instante en una persona totalmente distinta, muchas veces casi en las antípodas de tu anterior personalidad cotidiana. La humanidad ya ha superado la masa crítica para hacer posible el cambio, y el camino que se abre no es para los cobardes o timoratos. La lucha sirve para poco, pero has de calmar tu mente y entrar en el silencio, con amor, y visualizar lo que quieres conseguir como algo que ya se ha manifestado en tu vida, porque la nueva energía que está llegando del centro galáctico es programable. Deja la lucha y despierta a la alegría, a la sensación de plenitud ante la naturaleza o ante los ojos del amado. Libérate del estrés y deja de querer manejar los asuntos externos, basta con que te sientes, te relajes y dejes que la Diosa se encargue de darte una clara visión de lo necesario antes de que pases a la acción. Cada día un par de momentos elegidos en el santuario del corazón, para conectar con un sentimiento expansivo de amor, sin las pesadas emociones de tu historia personal. Solo desaparece y hazte uno con Todo-lo-que-es, perdiendo la sensación del cuerpo físico y descansando en tu cuerpo de eternidad, hecho de luz vibral y de sentimiento amoroso.

Los que Ven captan la maravilla de tu verdadera luz alrededor del cuerpo
mientras sigues invocando el resplandor blanco dorado del Cuerpo de Gloria
Al elevar la frecuencia de tu cuerpo una aureola brillante rodea tu cabeza
y va creciendo en intensidad mientras evocas al Gran Espíritu y a la Madre Tierra,
las cuatro direcciones, los cuatro reinos y los cuatro elementos de la vida.
Basta que desees descansar en la alegría y agradecer a la existencia
para que sientas la expansión de tu pecho y actives las sincronicidades,
los mensajes y signos que van a dirigir tu vida de modo armonioso y lúcido.
Poco a poco llegarán intuiciones, flashes de visión y mensajes audibles,
e incluso dones internos, que te alinearán con tu esencia divina.
Podrás volar y captar a seres de otras realidades que surgirán ante tu ojos,
te sentirás en unión con la naturaleza y serás un canal de sanación.
Sin miedo conocerás la verdadera magia, el vuelo del alma y la libertad del Ser.

Este mes de diciembre se extenderá más el sentimiento de empatía planetaria,
todo nos afectará íntimamente y las energías responderán a la llamada.
Todavía en algunos lugares de Sud América se están cerrando portales
que permitían la entrada de grupos de seres agresivos de bajas frecuencias.
En todos los lugares poderosos, como Wayna Picchu, Montserrat, Uritorco
los volcanes o Monte Shasta se invocan fuerzas y ceremoniales de todo tipo.
La energía solar está subiendo desde los Andes a México y hay interferencias,
algunos seres humanos y razas estelares que se oponen a esa realización,
que llevará a la madre Tonantzin Gaia a resplandecer en todo su poder.

Manejan el clima y crean terremotos para que la sensación de catástrofe impere
pero no pueden detener a una Tierra ascendida, en paz con el corazón humano.
La armonía interna y la limpieza y florecimiento de Gaia son hoy las claves.
Lemuria vuelve y los chakras de la Tierra necesitan ayuda y vibración amorosa,
La energía diamantina llega en oleadas y cierra las dimensiones inferiores,
produciendo una última reacción caótica de los oscuros, miedo y cólera,
para intentar una vez más que la humanidad caiga en las bajas frecuencias.
Pero aunque el Apocalipsis sea la continuidad natural de este presente,
las profecías están hechas para que nunca se cumplan y podamos evitarlas.
El apocalipsis es la evolución normal y lógica de esta civilización opresiva,
y los Elementos nos pasarán la factura de lo que hemos acumulado en ellos.
Pero la Conciencia del Yo Soy lo es todo y la Madre Tierra ama a sus hijos,
con lo que podemos evitar un innumerable número de victimas humanas.
No más seguir creyendo que los cataclismos y desastres son mortales,
sean erupciones, inundaciones o huracanes , todos creados por la mente.
Esta Tierra puede ascender sin necesidad de trances humanos dolorosos.
Tenemos que desconectar las viejas memorias catastróficas del apocalipsis
y llenar a nuestra madre Gaia de brillo y de armonía para que todo se suavice
y podamos hacer el tránsito con el mínimo dolor y en plena conciencia.

Sin duda que hay un enorme riesgo de enfrentamientos en el planeta
La energía fotónica es cada vez más potente al acercarnos al centro galáctico,
y eso activa la envoltura luminosa, el cambio genético y la multidimensionalidad.
El día no parece tener más de 16 horas (Schumann) y el espacio se reduce..
Esta situación se acelera mes a mes, mientras aprendemos a usar la energía,
a transformar la fuerza fotónica para actualizar el adn genético del cuerpo de gloria.
Aquí seguimos con la lucha florida porque no conocemos un camino superior
al despertar colectivo de la conciencia y al proceso de ascensión individual
Nuestra victoria ya está escrita en las estrellas y en las leyendas del futuro.
¿Qué mejor que dejar cantos, plantar flores y danzar en el círculo del Sol?

Miyo, 12 de Diciembre 2019, dia de la madre Guadalupe Tonantzin

2 Responses

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com