Se nos agota el tiempo y renace la magia

Pregunta: ¿Por qué es distinto mi tiempo si estoy amando a mi pareja o repitiendo rutinas?

 

En el mensaje nº4 os hablaba del tiempo y ahora quiero matizar algo sobre el presente lúcido, el estar plenamente aquí y ahora con toda nuestra atención en lo que estamos haciendo, sin rutinas, al margen de su utilidad o su carácter lúdico.Y esto nunca sucede gratis, necesita una voluntad enfocada y requiere un cierto esfuerzo interno. Estoy convocando aquello en lo que centro mi atención, es decir mi energía.  Me refiero al tiempo útil y al tiempo con significado. Una hora de tiempo sin sentido no es lo mismo que otra hora dedicada a un propósito evolutivo. Perder el tiempo no es lo mismo que dedicarlo al servicio de los demás. Lo que ya maduró en nosotros mañana dará sus frutos y en otras vidas se convertirán en sabiduría innata y en ciertos dones disponibles que sólo tendremos que activar.

La verdad es que la simple acumulación de tiempo sin sentido espiritual no tiene ningún sentido, es sólo un almacén de momentos desperdiciados, una residencia para la vejez sin propósito. Y no me parece muy agradable como perspectiva de futuro. Seguir viviendo hasta los cien años sin dar sentido a cada momento parece una pérdida más que una ganancia, una degeneración de lo que un día conseguimos en nuestra juventud más apasionada. Si nos acostumbramos a matar el tiempo, lo que matamos es nuestra conciencia. Y desde luego que no hablo de contemplar la naturaleza, de pasear en los bosques, de hacer deporte o de pintar postales. Lo que cuenta es el estado de despertar, la pasión que ponemos en nuestro aliento.

El tiempo es el intervalo que hasta ahora ha sido necesario para que el conocimiento guardado en la memoria global de la humanidad se vaya imprimiendo en nuestro cerebro, para que luego podamos utilizarlo constructivamente. “Cuando un cierto número de personas evoluciona, crean campos de resonancia que contagian al resto de las gentes, así que avanzamos en función de los que nos precedieron”. Por eso el contenido evolutivo se actualiza en lo cotidiano como intuiciones, certezas, sentimientos, que fijan en nuestras redes neurales estas líneas de actuación. Se producen signos, sincronicidades y crisis positivas que reorganizan la comprensión interna e impulsan diversas acciones en consecuencia.

La conciencia tiene que estar despierta y para eso es necesario establecer un lazo con la vida, comprometernos con una intención clara en alguna actividad útil para mí y para el resto de los seres. Lo de tener tiempo libre no es lo mismo que la libertad del tiempo ocupado dignamente. El tiempo libre parece que nos permite vivir sin obligaciones ni responsabilidades, y está bien si ha existido un largo periodo en el que nos hemos entregado con dedicación total a uno o varios proyectos con sentido, pero no sirve de nada si nuestra conciencia no está enfocada en el objetivo de compartir nuestro esfuerzo, sabiduría y sentimientos con el resto de las personas que lo necesitan. Toso está unido, el pasado, presente y futuro forman una unidad orgánica. Si ayer lo hicimos, hoy decicaremos nuestra vida al servicio colectivo, y esto se reflejará sin remedio en el mañana que seguirá pautas semejantes de comportamiento… Ya no es ético no hacer nada ni perder el tiempo con una vida ociosa y vacía, porque esto genera una cierta cantidad de toxinas mentales que hay que eliminar, además de que traicionamos el compromiso interno con el conocimiento ya adquirido… Hay quienes dicen que no quiere saber nada de responsabilidades, que para quñe preocuparse si son dos días, y así ocultan el pánico que les entra cuando se sienten responsables de su propia evolución, ese terror del que sólo serán conscientes en el lecho de muerte. ¡Está la vida como para considerar que hemos llegado a la Tierra de vacaciones!

Por último señalar que el tiempo psicológico de alguien mentalmente enfermo (atado al miedo y al sufrimiento), es repetitivo, está estancado. Si la estadística afirma que podemos pasar tres cuartas partes de nuestro tiempo íntimo en el pasado y un veinte por ciento en el futuro, significa que perdemos una buena parte de nuestra vida en estupideces. De aquí la impresión de que la vida no da para nada, que no hay tiempo real para evolucionar, y menos aún si restamos los años de infancia y juventud. Por eso si tu no entras voluntariamente en la ola evolutiva y te pones a trabajar en abrazar tu sombra y abrir tu corazón, la vida, como último recurso de urgencia, va a golpearte duro. ¿Qié estrategia de choque ha inventado tu propia alma si no te pones en camino hacia el despertar? Será una situación traumática, la llegada de una catástrofe personal que ponga tu existencia patas arriba. Algo impactante y muy doloroso (separación, muerte, grave enfermedad), puesto que el dolor que sientas será proporcional a tu resistencia al cambio y a tu obstinación por negarte a la apertura de la conciencia.

 

Pregunta: ¿Qué es lo que me está impidiendo cambiar, cuando lo deseo intensamente?

 

Todas las energías, conceptos, emociones, estructuras sociales, objetivos o sueños que no sirven al humano espiritual se están disolviendo sin remedio. El sapiens sapiens está siendo sustituído por el homo galácticus y lo primero que tienen que caer son las creencias limitativas y la incapacidad para sentir la divinidad íntima, hasta que seamos capaces de caminar por la nueva atmósfera terrestre de amor, paz y alegría. ¿Quién se rebela a este cambio? Nuestra personalidad sigue batallando con dureza para que no abandonemos el lugar de la dependencia, de la crítica, de la devoción a un dios externo, de la enfermedad, del rencor y del miedo.

 

Es el ego quien quiere seguir peleando o quien en algunos casos está dándose por vencido, deseando la muerte antes que ponerse al servicio del Ser. Se siente tan inquieto y lleno de sufrimiento que quiere tirarse al abismo, antes que rendirse al espíritu. La verdad es que evolucionar en esta vida es dejar un viejo camino de dolor y esfuerzo, y comenzar con otro camino totalmente distinto, de responsabilidad y aceptación. Pero no es sólo eso, también hay una parte de nosotros, siempre en combate y siempre machacada por los acontecimientos, que al no sentirse querida ni respetada quiere partir. Las subpersonalidades nos reclaman atención violentamente, hasta el punto de llenarnos de angustia, pero es hora de unificarlas a todas bajo la dirección del yo superior.

 

Todo lo conocido está cayendo por su propio peso, y lo que considerábamos como yo mismo está elevando su frecuencia a una vibración espiritual, y esto es también una pequeña muerte. El alma ha elegido venir en esta encarnación para que lo viejo caiga antes de que lo nuevo pueda manifestarse. Al dejar un novio o novia, al cambiar de trabajo, en una enfermedad grave, en cada momento de estas pequeñas muertes hay que dejar el dolor y la pena, para entender que estamos transmutando a una frecuencia más alta, que está llegando algo nuevo desde los planos más altos del universo. Hemos de abandonar todo lo viejo y dejarlo caer, a pesar de la  dificultad con la que hagamos el proceso. Las creencias sobre lo que ha sostenido nuestra vida hasta el momento ya no sirven más.

 

Y todo lo aprendido en el paso del viejo mundo al nuevo ha de ser compartido con los demás. Especialmente si podemos encarnar las nuevas y elevadas frecuencias que están llegando. Los textos clásicos, y la experiencia del maestro que Yosoy, nos dicen que el estado natural del alma es satchitananda, paz conciencia y felicidad, pero como nosotros hemos estado viviendo la locura de las emociones negativas, no es extraño aue existan gentes que quieran partir antes del desenlace final. Pero la realidad es que vienen tiempos increibles para los que se queden, a pesar de que habrá dificultades serias, y que la búsqueda ha terminado, los momentos que hemos estado tantos años esperando han llegado ya. ¿Quién querría abandonar la primera fila de la fiesta cuando se encienden los fuegos artiificiales?

 

Pregunta: ¿Para qué los mayas? ¿Qué has hecho en estos 25 años para ayudar al cambio?

 

El solsticio de invierno del 2012 será el momento en que emergerá un nuevo mundo en el horizonte humano y planetario, la era del Quinto Sol. El alineamiento con el corazón galáctico (la intersección de la Vía láctea y el plano de la elíptica, crea una cruz cósmica), fue previsto por esos magníficos surfistas del tiempo, recorrido por ellos en ambas direcciones, que fueron los maestros mayas.

 

Entre el puñado de calendarios mayas diferentes, el que más conocemos en Europa es el sagrado Tzolkin, basado en los ciclos pleyadianos y en la órbita de la estrella Alcyone. Pero la creencia de estos hechos es tan sólo un acto de fé, excepto porque hace quinientos años se profetizó con exactitud el retorno de Quetzalcoatl (la llegada de los españoles a Veracruz) ‘flotando sobre el océano como mariposas’, el día Uno Caña del año Una Caña (Ce Acatl), es decir el 21 de Abril de 1519. Ese fue el día en que comenzaban los nueve periodos oscuros para los aztecas (bolomtikus), cada uno de cincuenta y dos años, que sólo terminarían con la convergencia Armónica del 16 de Agosto del año 1987.

 

Fueron siglos tremendos, de esclavitud, violencia, enfermedad y desprecio. Hasta que tendimos el puente entre la llegada de Cortés y el fin de los infiernos. Por mi parte, en esa fecha y después de una larga gira por treinta y tres provincias españolas durante la primavera de ese año, y de contactar por tres intensos meses con unas treinta y cinco mil personas, celebramos la Convergencia con bastante más de mil personas en la Comunidad del Arco Iris en Tarragona, además de mi despedida definitiva para comenzar la nueva etapa de trabajo interno, en el camino hacia la conciencia de quinta dimensión. Millones de personas en las cuatro direcciones del planeta se unieron en esta celebración, que daba comienzo a los veinticinco años de probación y transformación, para llegar definitivamente a la carrera de la libertad que comenzaría en Diciembre del 2012.

 

Este cuarto de siglo ha sido esencial para sacar a la superficie toda la oscuridad del materialismo, de la ambición, de la corrupción humana y de la violencia moderna. Es la época de transición entre dos mundos, caracterizada por la destrucción de la biosfera terrestre, la polución del aire y las aguas, la guerra de dominio, las drogas, la globalización del caos, el dominio de la oscuridad y la explotación del ser humano.

 

Ahora estamos al final de ese periodo y los cambios geológicos, las erupciones solares, las energías que llegan de todas partes, están purificando la Tierra y por tanto a la humanidad, de pasados errores y creencias limitativas. Las frecuencias se elevan, el campo magnético disminuye, los ejes planetarios están a punto de cambiar, hay una transformación espiritual del corazón humano, los niños diamante ya están aquí con plenos poderes para ayudar al salto cuántico que se avecina. Tanto la luz como la oscuridad tienen todas sus armas mágicas en posición de disparo (sean instrumentos de iluminación o de incredulidad y sometimiento a la materia). Es el momento de la acción y no de la especulación. Hay que demostrar lo que somos, y según sea nuestra entrega los cambios que llegan serán fáciles o muy difíciles.

 

El mundo material se derrumba, la crisis financiera y la falta de escrúpulos han destruido la convicencia social. Es hora de que los guerreros del espíritu trabajen al unísono y dejemos nuestras diferencias de lado para servir a la nueva energía dorada que está lloviendo sobre nuestras cabezas. Ya basta de permitir que los oscuros lo dominen todo y trabajen como uno sólo en el control de la humanidad, ahora nos toca a nosotros dejar las estupideces egóticas y las creencias que no sean vincularnos a la Fuente única, con humildad, entrega y espíritu de servicio por nuestra madre Tierra y por los seres humanos. El Quinto Sol pertenece a la nueva humanidad, a la fusión de corazones, el cuarto fue monopolizado por el poder materialista y la conspiración contra el espíritu de los oscuros. Pero no podemos seguir utilizando sus mismos métodos agresivos para acabar con este control, ya que la lucha y el enfrentamiento emocional refuerzan las energías del cuarto Sol. La alegría, el amor y la creación de una alternativa más consciente son los medios para la disolución de esta ilusión que nos han vendido por siglos para el beneficiode unos pocos tiranos. Si quieres acabar con la matrix, libera tu pensamiento de la matrix, porque tu eres el que la mantiene viva con tu trabajo, tus pensamientos, tus aficiones, tus perspectivas de futuro.

 

Este es el tiempo del quinto elemento, del éter, de lo etéreo, de los sentidos sutiles, de lo que no se ve, no se oye, no se siente por fuera. Es el soporte de los otros cuatro elementos, pero también nos abre hacia la visión de la luz supraconsciente, fundiendo los polos de la dualidad en una comprensión unitaria y un sentimiento de pertenencia al Espíritu.

 

Terminemos dignamente con esa etapa crucial de los últimos veinticinco años, que ha consistido en hacer ceremonias y abrir los lugares sagrados (las pirámides, el Camino de Santiago, las grandes montañas y los lagos, los lugares tradicionales de culto), cerremos el ciclo apoyando cualquier iniciativa recibida ‘por uno de estos pequeñuelos divinos’ para reabrir por décima vez algunos lugares específicos. Todo está bien y no basta con una ceremonia hace veinte años, hay que seguir haciéndolas con el corazón abierto y un sentimiento de paz y unidad con todos los seres de los cuatro reinos. Sigamos apoyando los cambios geológicos en la Tierra, aunque a veces haya víctimas, porque ha llegado el tiempo de la purificación y nuestra madre sabe bien pedir voluntarios que se ofrenden en cada uno de los temblores de su danza nupcial. Respetemos y escuchemos a los ancianos, a los hilos de los linajes indígenas de la Tierra, enviemos lucidez y amor a los gobernantes, y sepamos siempre que los cambios que llegan, y la memoria real del lejano pasado, están escritos en nuestros genes. Es el momento de encender los tres fuegos (nuca, corazón y sacro) y de irradiar la luz vibrante desde nuestro corazón.

 

 

La espiral del retorno a casa

 

Es el tiempo de la acción colectiva. Ya hemos demostrado durante cuarenta años nuestra paciencia, pero la oscuridad sigue destruyendo la vida y se niega a retirarse de los puestos de gobierno planetario. Lo que llega para este 2011 nos va a sorprender a todos, incluso a los que estamos avisados de antemano. El mundo debe volver a ser nuestro y las gentes de corazón deben dirigir sus propios pasos en el próximo futuro.

Hay quienes han visto el desastre en sus vidas, la enfermedad y la destrucción de sus familias, las explosiones emocionales sin control y las crisis existenciales de sus hijos, y ya tienen bastante. Ya han sentido la ambición de los poderosos sobre sus espaldas y las mentiras que justifican sus excesos. Este año y medio será su fin y el mundo volverá a nuestras manos. Desaparecerá el poder al que se aferran y no podrán dirigir más el futuro de la humanidad entera. Hay mucha gente joven en la Tierra, cada una con su propio destino, que han encarnado en estos momentos para crear nuevas estructuras de convivencia basadas en la libertad y el respeto del Ser. Basta de dictaduras encubiertas, ya es hora de entrar en la era del compartir y de la vida comunitaria. Así dará comienzo la ascensión definitiva de la humanidad y del planeta.

 

Esta es la oportunidad que hemos estado siempre esperando y está sobre nosotros. Es el momento de informar sin tapujos, especialmente en lo que se refiera a la Confederación Galáctica y a nuestras familias estelares en general. Habrá quién lo sienta como una amenaza debido a sus creencias, y no andará muy errado, porque lo que hay que revelar acabará con buena parte de las mentiras creadas por las religiones del pecado y la culpabilidad. Se trata de abrirnos a nuevas formas de conocimiento directo hasta asumir plenamente nuestro nuevo estatus de humanos galácticos. Tendremos cubiertas todas las necesidades con la contrapartida de un pequeño esfuerzo, y seremos soberanos, independientes y autónomos frente al resto de los seres, sin necesidad de obsesionarnos por asegurar nuestro futuro, ni por establecer acuerdos para asegurar nuestra supervivencia.

 

Nunca fuimos creados como seres inferiores, sino como magníficos ángeles humanos, y las mentiras programadas por los poderosos para facilitar nuestro sumisión a sus planes deben caer. Hoy podemos hablar así porque los illuminatis ya no controlan más que una pequeña parte de nuestro destino, si no habría sido imposible concebir las líneas de este discurso u aún más poder leerlo libremente en nuestra casa. Pronto podremos renovar la relación con nuestra verdadera familia estelar. Algunos se dedicarán a conocer otros mundos, otros cambiarán las leyes terrenales injustas, y habrá quienes enseñarán este camino recién descubierto a los que ignoran todo sobre él, pero que sin embargo han mantenido la bondad en su corazón. Por eso tenemos comprender que la ascensión será selectiva dependiendo de la frecuencia del alma, pudiendo llegar hasta la cuarta, quinta o sexta dimensión según el nivel evolutivo de su conciencia, su contacto directo con la Luz vibrante de la Fuente y la disolución de su personalidad ilusoria..

 

Muchas almas antiguas están encarnadas en los actuales maestros y en mucha gente joven que pronto se manifestará en primera fila del cambio colectivo. Parecen jóvenes pero están llenos de sabiduría y sin los controles de la personalidad contra los que muchos de nosotros tuvimos que luchar durante años. Ayudarán a los que están despertando hasta que alcancen las dimensiones superiores. Todas las civilizaciones galácticas vienen de la misma Fuente y están enlazadas por el amor. Un sin fin de testigos y colaboradores del universo entero se acerca a la Tierra para dar fe de la ascensión de la humanidad y de nuestra madre Gaia.

Llegan tiempos emocionantes y la Tierra alcanzará una belleza sin límites, germinando a través de las energías de paz, unidad, amor y alegría que ahora se expanden por la psicosfera del planeta.

 

Eres el Christos vivo en acción curativa

 

Desde la parte frontal del corazón emitimos el triángulo de la Presencia

La vibración del amor, de la luz, la verdad y la alegría.

Hace millones de años los hijos de las estrellas, los hijos de la Fuente,

junto con un sin fin de conciencias libres de otras dimensiones, comenzamos el viaje.

Estuvimos al principio y estamos al final, ahora que los tiempos se encuentran.

Enlazados por el corazón a la energía de Mary o Isis, bajo la regencia de Mikhael,

e invocando la fuerza redentora del Christos, el fuego primordial y creador.

 

Dejamos a un lado las leyes limitadoras, las leyes de aislamiento y reclusión,

para retornar a la unidad trina, revelada por el fuego en el agua.

Tantas leyes que están fuera de la gracia, que nos han encerrado en la ilusión,

recluídos en sendas alejadas de la verdad, opuestas a la vibración y al fuego.

El alma fue creada en esta lejanía de la Fuente, lejos del misterio, en la Caída.

Y apareció el conocimiento de falsos principios, lo que nos hizo creer que somos libres,

que progresamos en un juego de luces y sombras que sólo alimenta a la matrix.

 

Pero hay constancia de nuestro origen, grabados cristalinos inalterados

que se han renovado periódicamente, huellas de nuestra eternidad y verdad.

Con el corazón abierto, dejando a un lado el saber libresco y el dolor acumulado

retornamos al mundo real que acaba con la ilusión de ser alguien y nos empuja hacia el Ser.

El cambio es inminente y será ahora, recuperaremos nuestro cuerpo de fuego-luz,

más allá de este vehículo corporal ilusorio, falsificado, enfermo y perecedero.

Somos hilos ardientes de sol, y hoy está manifestándose lo que la sombra quiso ocultar.

La revelación de Cristo en nuestros corazones es el verdadero salvador interno.

Tu eres el Cristo, descúbrelo, se consciente de su Presencia en ti, y realízalo.

 

Es el momento de salir de la ilusión para entrar en la verdad, sin dudas ni temores.

Transcendiendo el cuerpo y el alma, penetrar en la unicidad del Ser Uno

Dejar el saber y la separación para volver a la unidad de la Tierra y del ser humano.

Ser humilde y simple, dejando las complejidades, la cabeza y la ilusión a un lado.

Hijos del Uno en el camino del retorno al Uno, tomando decisiones definitivas.

Elige: separación o división, sufrimiento o alegría, densidad o ligereza,

libertad o dogmas, plenitud del Ser o niebla envolvente, corazón o cabeza…

 

Todo se resume en ofrecer resistencia o entregarse a lo nuevo, abandonarse al Espíritu.

¿Te conformarás con los conocimientos o entrarás en el núcleo del Conocimiento?

Es el tiempo de elegir por última vez, no podemos estar en dos lugares antitéticos.

El Sí mismo o el yo; el Fuego crístico o la pasión humana; el ser o el parecer.

Salir de la dualidad que siempre es imperfecta y recuperar la unidad que es íntegra.

La dualidad es luz reflejada por la matrix, es una proyección ilusoria, madre del caos.

Hija de la mente y del tiempo, que hoy da paso a la vibración del corazón y a la eternidad.

¿Cuál es el camino que prefieres, el yo sufrimiento y la densidad de la acción y reacción

o el corazón que está en todas partes y vibra con la Gracia y la Transcendencia?.

¿Estás unido al sentimiento de inmortalidad o con la culpa, el miedo y la personalidad?

Sólo hay dos caminos. Elige ¿Presencia o ausencia? ¿lo que eres o lo que crees ser?

¿Todos unidos desde el flujo del corazón o todos separados desde la cabeza?

Ha llegado el momento de sustituir la atención y el propósito de parecer

por la alegría de la Presencia que Yo Soy.

 

(Miyo, Octubre 2010, Liuramae)

1 Response

  1. Marcelo

    Buenas tardes por aqui, primaveral y con adolescentes cantando su viaje de egresados en este hermosos lugar, prometo tomarme el tiempo de leerlo completo pero algo siempre me hace click en las afirmaciones tan contundentes de Miyo, autocompasion, puede ser, justificacion, tal vez, el asunto es que pareciera que Emilio es como Egipto, una tierra sin infancia, nacio duro, vivio duro y morira duro, es verdad todo lo que dice, no le quita realidad a la otra parte que a los tumbos y sin energia transita como puede la vida, necesitando fervientemente una salida que no le llegara porque «no elige ser feliz», duro, ¿donde voy?, todo el mundo, salvo unos pocos salvajes alegres, merece una salida, una ayuda, una señal, a diario escucho, veo y siento el cansancio de las personas mas despiertas, y el sinsentido agudizado de aquiellas que tienen bien organizado su futuro, cada vez mas ciegos del terror de lo que saben que llegara, quizas no sea compasion sino no haber «elegido» ser feliz, y por eso a veces me siento hermado con eso otros como yo, aunque busque desesperadamente una salida a ver si puedo, algun dia, serles mas util de lo que hoy puedo serles, en definitiva, Miyo es (puedo comprobarlo con algunas cosas que hemos intercambiado) un hombre adelantado a sus hermanos, y aun asi, a veces se torna muy distante, demasiado «adelantado», El mundo esta lleno de gente feliz que llena las redes de buenos momentos, alguien tenia que encarnar al aburrido de turno, maniatico depresivo escuche en una pelicula el otro dia y me rei de gusto, bien, el asunto no es preocuparse en tratar de cambiar sino encarnar el personaje con honor, y ahi creo, me estoy equivocando, en fin, vuestro trabajo hace que este mundo no se haya ido a la mierda hace tiempo ya, (ahora que lo pienso no se si es bueno del todo). Besos y ponganlo en la lista de las barbaridades que escribo, algun dia las vere como quien mira sus primeras pinturas, feas, pero necesarias para avanzar hacia la excelencia, un fuerte abrazo que una dos continentes. Los saluda quien en esta vida (como dicen de los finaditos), se hace llamar Marcelo. PD: leyendo me doy cuenta que al final, hay dos bandos, la gente alegre y jovial y la gente aburrida y triste, bahhh, tan simplista al fin, PD2 Un amigo mio diria, volvieron a suspender el fin del mundo ………..дерьмо.

Responder a Marcelo Cancelar respuesta

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com