Llegó la hora del enroque

1ª parte: “Llueve. Detrás de los cristales llueve y llueve…”

 

1/1: En el tiempo lineal, todo se acelera en el umbral de la puerta de paso del 2012

La comprensión de la vida, el descenso de la luz de la Diosa  y el contacto con lo invisible

Hasta el tiempo es transformado junto con la experiencia de la humanidad global.

La nueva energía ya está aquí, enviándonos sus lecciones cada momento.

Y poco a poco, frente al padre Sol, vamos elevando el cociente de luz de nuestras células.

Más luz somos capaces de digerir y más amor somos capaces de manifestar

Gradualmente nuestras meditaciones profundizan en el silencio y la fusión

Mientras el mundo que nos rodea pasa la frontera desde el amor al poder al poder del amor

 

Sin cada uno de nosotros el cambio se estanca y los nuevos tiempos se alejan

Tu eres imprescindible en las transformaciones que suceden en la galaxia entera

A nuestro alrededor los frutos del corazón van madurando en los planos de la naturaleza

Así el Otro Yo que nos complementa, reflejado en el espejo, nos habla al oído

Y el Yo Soy, desde la profundidad del Ser, sueña nuestra vida en un nuevo mundo real

El momento de la graduación a una conciencia superior, llamada Ascensión, está aquí.

Desde la Convergencia Armónica del 87 hemos dado un salto cuántico inconmensurable

Aquello en lo que casi nadie creía, la humanidad, ha logrado lo imposible

La Ascensión está manifestándose ante nuestros ojos y el universo nos honra por ello

 

Se trata de que cada día asumamos una frecuencia más elevada a nivel de conciencia

Porque la Ascensión es el fruto de una conciencia planetaria a velocidad lumínica

La misma que activa y energetiza nuestro cuerpo luminoso y expande nuestra Merkabah

La energía vibral del Espíritu desciende como lluvia diamantina por nuestra fontanela

La respiramos y la integramos en la luz que nos rodea, sentimos su presencia

Estos dos próximos años hay que insistir mucho en los fenómenos astrológicos

En las lunas, en los seis eclipses solares y lunares, en los equinoccios y los solsticios.

Especialmente estos cuatro solsticios son la clave para la elevación espiritual del Planeta

También el 11/11/11 será un día especial del año, como el equinoccio de primavera

 

Serán momentos de infusión de nuevas energías y de aceleración de las frecuencias

Y en ellos se esconden los misterios de la Ascensión hacia la conciencia cristalina

Esa frecuencia cristalina que marca el paso del planeta hacia dimensiones más altas

Asumiendo los nuevos códigos del adn planetario de doce filamentos que llegan del Sol

Códigos que le permitirán regenerarse totalmente y abrirse a la conciencia multidimensional

Todo esto estará en pleno funcionamiento para el 2012, donde amanecerán nuevos cielos

Que se corresponderán con una nueva Tierra cristalina y crística en su paicosfera radiante.

Un equilibrio en el electromagnetismo envolvente que portará la cualidad espiritual

Y que servirá de apertura definitiva al profetizado millenium de paz y amor incondicional.

 

El cuerpo humano asimilará más luz y se irá transformando en una presencia traslúcida

Vivirá más libre de enfermedades y será capaz de conectar con una alimentación pránica

La Tierra quedará defendida de cualquier intromisión o meteorito llegado del exterior

Será el fin de las guerras, de las epidemias provocadas y del hambre en el planeta.

Así comenzará un periodo de gloria para la humanidad que alargará y mejorará la vida

Y que se extenderá a través de los próximos siglos hasta cerrar el proceso de ascensión

Tanto para el individuo, como para la humanidad, los reinos de la naturaleza y la Nova Tera.

Nuestra luz ha aumentado sensiblemente estos últimos años y seguirá el mismo proceso

Lo nunca visto ni oído está a punto de hacerse carne en nosotros

Los que saben no necesitan más fe, ellos encarnan ya el sueño realizado

 

1/2- El proceso de cambio planetario en los gobiernos que dirigen los diferentes países, en las estructuras económicas y políticas transnacionales, y en las grandes compañías mundiales es irreversible. Se acerca un periodo que comenzará a mediados del 2011 (y al que se ha dado paso con los eclipses de luna llena en el solsticio de invierno y el de la luna nueva el 4 de Enero del 2011) y que se alargará hasta el año 2018, con enormes cambios en las estructuras sociales que rigen esta frustrada civilización. El enfrentamiento entre los nietos oscuros del sistema dominante y las gentes de nueva conciencia se producirá en cada rincón y en cada actividad cotidiana. Nada quedará indemne, la manipulación social se acabará, y aunque los cambios más básicos se realizarán a lo largo del periodo 2012-2014, la onda de la mutación continuará dejando huellas unos años más.

Sin embargo si alguien piensa que los hijos de la oscuridad se van a rendir sin más se equivoca. Ellos siguen complotando, según las líneas de acción transmitidas por sus maestros reptilianos, para continuar manteniendo a la humanidad común en la esclavitud que tantos beneficios de todo tipo les ha reportado. Uno de los temas que tienen pendientes es el ataque con poderosas armas de destrucción masiva a una gran ciudad, utilizando la tecnología alienígena de los platillos volantes (que serán tripulados por gentes de las tres razas oscuras que son antiguas aliadas del gobierno secreto), aparentando que la gente de las estrellas viene con intenciones de destruir a la humanidad. Pero este ataque no resulta tan fácil como ellos pensaban o bien lo están dejando para más adelante. Así que preparan una contra ofensiva inmediata para evitar que consigamos la libertad soñada a partir de finales del 2012. Los gobiernos, las grandes fortunas, las multinacionales y hasta las diferentes religiones se han puesto de acuerdo para que el control sea total y nadie pueda escaparse de él. El plan definitivo de dominio de la conciencia humana, del que ya es hora que todos tomemos conocimiento, está basado en las vacunas que se suministrarán contra una u otra de las pandemias que van a ir saliendo de sus laboratorios. La idea es que las vacunas contengan una toxina con nanotecnología de seguimiento, que pueda programarse y determine el lugar donde nos encontramos en cada momento de nuestra vida. Se trata de una eficaz alternativa/complemento al promocionado micro chip, incrustado en la mano o en la frente (del que habla el Apocalipsis), que también intentan convertir en obligatorio, pues sin llevarlo implantado no te dejarán entrar ni salir de ningún país. Así comenzará la penúltima oleada de control de la conciencia humana a nivel planetario. Una vez más el negocio a cualquier precio, la hipnosis colectiva y la manipulación de las necesidades, se convierten en los objetivos esenciales de las grandes corporaciones dirigidas por la ambición de la oscuridad.

Las vacunas provocan mutaciones en la genética corporal, eliminando la capacidad de producir anticuerpos para acabar con la enfermedad. También debilitan tanto el sistema inmunológico que en realidad los laboratorios farmacéuticos y la medicina oficial son los principales causantes de las muertes de más de la mitad de la población (añadir la industria armamentística, la alimentación petroquímica, el tráfico de drogas, y las alteraciones mentales que todo esto provoca, y tendremos un horizonte apocalíptico de primera mano). Se debilita la capacidad de autodefensa y se inhiben los mecanismos de supervivencia, alterando para siempre a las nuevas generaciones -que nacen con dificultades inmunológicas graves-, y provocando que ya desde niños sean dependientes de los laboratorios químicos. La computadora cerebral se altera y ya no produce los compuestos que el cuerpo necesita. Al serle inyectados artificialmente dejará definitivamente de elaborarlos y convertirá a la persona en uno más del enorme porcentaje de drogadictos legales que caminan en medio de los semáforos de cualquier ciudad. Es como si el cerebro perdiera o trastocara la fórmula original que tiene que elaborar, hasta convertirla en una sustancia errónea o parcialmente alterada que ya no cumple su función primigenia.

 

Un par de ejemplos de la acción de los poderes en la sombra. 1- El papel de las religiones canalizadas venidas del cielo será tal, que todas las religiones existentes en la actualidad, al comprobar que se quedan sin feligreses, se unirán en una nueva religión a nivel planetario transmitida desde las estrellas. Será una copia de las mismas enseñanzas que ya existen en un sin fin de pequeños grupos autónomos, dirigidos por medio de mensajes telepáticos que llegan desde seres de otras dimensiones, que están en contacto con el Espíritu. 2- La mayoría de las enfermedades graves ya tienen cura, pero no se comparte para que sigamos dominados por el poder de los grandes laboratorios, cuyo papel es anular el libre albedrío; ganar grandes sumas de dinero a través de negocios basados en el veneno y la espada (quimio, radio y cirugía); y mantenernos esclavos de las drogas legales. Por ello siguen creando una atmósfera de angustia y anestesiando la conciencia del ser que somos, como si estuviéramos encerrados en cámaras de hibernación.

Hoy está comprobado que casi todas las grandes pandemias del siglo pasado han sido contagiadas por los medicamentos que tomamos cotidianamente (sobresalen en esta locura los laboratorios alemanes Bayer, que han sido denunciados por sus propios técnicos por extender varias enfermedades epidémicas, entre ellas el Sida). La ambición es el verdadero cáncer de la conciencia. Sin duda que hay sustancias bioquímicas beneficiosas para el organismo, pero los laboratorios rezan cada día para que aumente el número de enfermos, se descubra una nueva pandemia (casi siempre creada por ellos mismos, junto a la vacuna que van a vender por millones) o se encuentre otra manera de crear terror en la población para que se lance alocadamente hacia las farmacias. Toda la medicina está basada en la enfermedad y no en la salud, y la estructura médica entera es un monoexpolio que se ha vendido al diablo, y camina por las sendas de la más negra oscuridad.

 

Ha llegado la hora de conocer la verdad de cerca, de abandonar el rebaño y salir a la calle, afrontando los desafíos sociales con integridad. Los seguidores de la nueva energía no pueden escudarse por más tiempo en su mundo interno y en sus técnicas de aislamiento (bien promocionadas por los dueños del sistema). Es necesario que actúen abiertamente en los suburbios y en los escenarios. Que levanten la voz en las tribunas públicas y que transformen su manera de trabajar en algo creativo. Que conviertan las relaciones con su familia en un camino de respeto y libertad, su sexualidad en una senda hacia el amor impersonal, y sus amistades en un compartir comunitario en armonía con la naturaleza.

¿Cómo seguir creyendo en uno sólo de los dirigentes de gobierno de los llamados países desarrollados? Están manipulados desde las bambalinas por los bancos, por las industrias, por las religiones, por los intereses del gobierno secreto del mundo (FMI, Bildelberg, Reserva Federal, Banco Mundial…). Sus mentiras sólo nos traen más sufrimiento e inconsciencia. Es hora de abrirse a la razón solidaria en la cabeza, a la intuición del corazón, y al amor/sabiduría del vientre. Libertad, respeto, aspiración, entendimiento y amor. Estos son los escalones de la evolución. Porque durante miles de años nunca hemos sido verdaderamente libres, siempre hemos dependido de la opresión de los poderosos, y de los manejos de una raza ajena a la nuestra, que hoy hemos dado por generalizar como reptiliana, con sus marionetas illuminatis. Una raza que inoculó el miedo, la obediencia ciega, la ambición y el odio en nuestros genes, y que nos ha mantenido esclavos por siglos y milenios, a través de las civilizaciones y los giros del tiempo.

La batalla verdadera acaba de comenzar, porque por primera vez en la Tierra los humanoides tenemos claridad y fuerza interna para enfrentarnos a ellos con decisión. Por eso, a todo lo largo de este siglo XXI en el que nos encontramos, seguirán existiendo escaramuzas en todos los dominios de la existencia, para determinar cuál de las dos visiones prevalecerá finalmente. El sufrimiento y el dolor no desaparecerán en el 2012, simplemente una nueva visión del mundo se extenderá por las cuatro direcciones, en la que cada uno de nosotros (aún somos pocos) asumirá su propia divinidad externa y prometerá no caer nunca más en las trampas de la manipulación, el miedo o la ambición materialista. Y con esa claridad en nuestro corazón, comprobaremos el poder y la oscuridad del “reverso tenebroso de la fuerza”, que se mostrará como lo que es, una conciencia degenerada que nos trata como ganado de su propiedad y a quien no le importa nada ningún sacrificio humano por grande que sea.

Y será en estos próximos años, la amenaza  comenzó hace casi un decenio, cuando se extienda la norma dictatorial de que cada niño sea marcado con un chip bajo la piel al nacer, un número que regirá su vida para siempre. La idea se venderá fácilmente por la necesidad de intensificar la seguridad y control de los niños contra el terrorismo internacional (apoyada por el miedo materno a la pérdida de sus hijos, la amenaza de huida de los adolescentes, el temor a que se hagan drogodependientes, y mil cosas más). De la misma manera los adultos serán marcados antes de entrar o salir de un país, y el resto por la nanotecnología ya citada que irá incluida en las vacunas obligatorias. Se controlará la natalidad y la libertad de expresión. Todo el mundo dependerá de las pastillas y compuestos químicos. Y esos niños que hoy están creciendo en este medio ambiente serán los dirigentes del mañana, plasmando una vez más sobre la Tierra esa eterna lucha entre los ángeles de la luz y los ángeles de la oscuridad. Toda una dura batalla para que por fin el cáncer del miedo, la ira y la ambición desaparezcan para siempre de la Nova Terra ascendida.

 

1/3- Después del 2012, nos esperan otros acontecimientos notables. Uno de los más importantes será la fusión de dimensiones (por alineamiento de cuatro constelaciones) que se desarrollará a partir del 2014, constituyendo una imagen de geometría sagrada que puede inscribirse fácilmente en la estructura luminosa de la Flor de la Vida. Esto nos enlazará plenamente a la llamada Federación Galáctica, a través de las energías de Sirio. Pero lo importante es que las frecuencias de pensamiento que no alcancen a vibrar en armonía con esta estructura, serán simplemente rechazadas a otros espacios más acordes con sus bajas vibraciones.

La vieja Tierra es todavía un planeta no sagrado, que fue escogido para convertirse en la Biblioteca viviente de la Vía Láctea. Nació como fruto de la explosión de un planeta perteneciente a la Osa mayor (Satania), y es uno de sus siete hijos planetarios. Todos ellos forman parte de una línea evolutiva que refleja las siete jerarquías, planos y cuerpos del ser humano, en una estructura de la que ninguno de ellos puede desviarse, siguiendo los planes precisos de la Confederación de mundos estelares. Por eso los siete están relacionados con las etapas evolutivas de la conciencia humana y, antes o después, hemos tomado o tomaremos contacto con ellos.

 

Si atravesamos progresivamente las nueve iniciaciones del cristianismo esotérico, pronto nos hacemos conscientes de los nodos de transformación que están inscritos en cada una de ellas, y vamos comprendiendo el valor de los esfuerzos que implica su conquista:

La 1ª Iniciación es el Nacimiento (control del cuerpo físico), que corresponde al séptimo Rayo de la Filiación divina, en la que trabajando junto a seres de dimensiones elevados ayuda a disolver el karma del sistema solar; la 2ª es el Bautismo (liberarse de las presiones del yo inferior y de las bajas emociones), del sexto Rayo del Logos solar, que te prepara para sustituir al grupo de conciencias que ha jugado este papel solar durante el último ciclo; la 3ª es la Transfiguración (conquistar la independencia de los tres centros del ego personal, y realizar el estado de no juicio y el perdón incondicional), relacionada con el quinto Rayo que permite evolucionar en las líneas de manifestación de este rayo por todo el sistema solar y luego a nivel cósmico; la 4ª es la Renunciación (entregar nuestra vida a la Voluntad de Dios, crear armonía a través del conflicto y pensar desde la mente divina), del cuarto Rayo que conduce a la conciencia de Sirio, donde se esconden los secretos de nuestra evolución cósmica; la 5ª es la Revelación  (ver directamente la Realidad del universo entero visible o invisible como Energía) correspondiente al primer Rayo de Servicio terrestre de asistencia a la Jerarquía; la 6ª Iniciación es la Decisión (capacidad de tomar decisiones libres para el bien común) unida al segundo Rayo de Trabajo magnético para uso de los grandes seres implicados en la transformación de la materia; la 7ª es la Resurrección (que nos independiza de todo lo físico y lo psíquico, para elevarnos a los planos del Ser en otras dimensiones) propia del tercer Rayo que se encarga del entrenamiento para ser Logos planetarios del próximo sistema; la 8ª es la Transición, que despierta la Compasión a gran escala y que nos hace invulnerables ante todas las demandas personales; y por último la 9ª Iniciación es la Negación en la que ya no podemos ser tentados por las cosas de este mundo, y ni siquiera del otro mundo.

 

En tiempos de Lemuria los humanos animales de esos días descubrieron el mundo físico y todo lo que les daba placer y permitía su supervivencia. En la época atlante se desveló el mundo de las emociones, y tras ellas las artes que perseguían la belleza. En la actual raza aria se nos revela el mundo del pensamiento, sintetizando todo lo que percibimos por los sentidos y que fue desarrollado en anteriores épocas (ver el apartado nº 4 de este mismo capítulo). Estas etapas corresponden a las tres primeras iniciaciones. Según entramos en la nueva Era, la cuarta iniciación empieza a ser significativa, la Renunciación de lo material por lo espiritual, para preparar el paso por la quinta Iniciación que nos convierte en seres totalmente humanos. Es salir del mundo tridimensional y fusionar la luz de la mente con la luz del alma, dejar los intereses egoístas y abrirse a la conciencia espiritual y a la realización crística. Dar un salto cuántico desde la perspectiva de los que se hayan aún dominados por las emociones o por la mente concreta inferior. Es la etapa de la dualidad consciente.

En realidad los planetas del sistema solar corresponden a diferentes áreas del cerebro humano y rigen sus diferentes habilidades. También son el lugar de destino de las energías y pensamientos cuando desencarnamos. A Plutón, Neptuno y Urano corresponden las áreas del inconsciente; a Saturno, Júpiter y Marte, las áreas del subconsciente; y a la Tierra, Venus y Mercurio las áreas del consciente. La mayoría de los desencarnados de Tera se albergan actualmente en Saturno, Júpiter y Marte, ya que acumulan cierto conocimiento, algo de conciencia y poco amor. Los que están en contacto con el amor ingresan en la ciudad interna de la propia Gaia, porque son los que completaron su aprendizaje externo y van a ascender con ella. Del corazón de cristal del planeta (reflejo de la ciudad interna) pasarán a los mundos antimateria (etéricos) de Venus (el amor), y Mercurio (la sabiduría). Entonces activarán su propia Merkabah, hecha de conciencia y luz del Sol, y pasarán a los mundos antimateria de Sirio.

 

1/4- Hubo un momento en la creación de este holograma de ficción y fantasía que llamamos la matrix en que sólo funcionaban los sentidos externos. Nos quedamos ciegos a lo real. Dejamos de conectar con el conocimiento universal, y proyectamos un mundo distorsionado y materialista, de separatividad, de dualidad y de explosiones emocionales. Ahora, con la ayuda de nuestros hermanos estelares, las energías y pensamientos que emitimos van siendo cada vez de más amplio espectro, recuperando la vida interna y la hermandad universal.

Cada vez hay un mayor contacto con las naves estelares (energías-pensamientos), con los orbes o esferas circulares que salen en las fotos (almas), con los hermanos estelares y con los conocimientos que nos transmiten (canalizaciones). Esto significa que dejamos la ceguera a un lado para ver de frente la verdad…

 

Sirio nos alimentará con sus pensamientos divinos y nosotros alimentaremos al siguiente planeta, Alfa Nova o Nibiru de tercera dimensión, en la escala divina que es matemática y musical. Lo haremos a través de todos los pensamientos y energías que no alcancen la frecuencia requerida por la ascensión. Estas energías y pensamientos se reciclarán y alimentarán al mono arborícola que habita ese planeta, repitiendo una misma representación de la historia de la vieja Tierra que tan bien conocemos.

En el 2014 habrá un alineamiento cósmico de varias constelaciones (Orión, Alfa Centauri, las Pléyades y Andrómeda) tan importante como el que va a producirse en el 2012, y en este alineamiento, Nibiru (que pertenece al sistema estelar de Alfa Centauri, y que en esas fechas alcanzará su mínima distancia con la Tierra) recogerá y asimilará para el bien de sus habitantes, todas las formas pensamiento que no pudimos elevar de frecuencia. Y esto pasará sin necesidad de sufrir ninguno más de los anunciados desastres. Mientras tanto, las energías y pensamientos que logremos elevar de frecuencia, y que  se irradiarán al cosmos desde nuestro Polo Norte, serán absorbidos por Sirio.

 

1/5- Cada uno de nosotros es en esencia todo lo que percibe. Somos la montaña y la nieve, somos el viento y el océano, y la Tierra entera existe por nuestra proyección holográfica. Somos los reptoides y los illuminattis; somos los Franco, los Bush y los Hitler; somos la madre Teresa, Gandhi, el maestro Jesús y Aurobindo. La silla y la mesa, el paisaje y nuestra compañera, todo es fruto de nuestra energía y comprender esto transforma el mundo de manera esencial. Tu y yo somos maestros alquimistas capaces de cambiar la energía en materia, y nadie que no esté encarnado en cuerpo humano puede hacerlo mejor que cada uno de nosotros. Desde otros planos nos envían energías, pero es nuestra conciencia quien las materializa en la realidad física. Los Lemurianos construyeron las grandes pirámides  e hicieron maravillas con las piedras. En aquellos tiempos aún no existían las emociones tal y como las conocemos hoy. Podíamos convertir los cuerpos de luz en cuerpos físicos, para experimentar y jugar con la materia y los sentidos. Hoy seguimos ahí, aunque en el camino hemos olvidado quienes somos y a qué estamos jugando.

En Lemuria comprendimos que el sentimiento no podía ser dirigido ni estructurado, era una energía sagrada que surgía del ser físico que hoy somos. Una energía ilimitada que es la que alimenta al universo entero y que cada uno portamos en nuestro interior, como si existieran 7000 millones de universos potencialmente activos en la humanidad. Así está creado el universo, las rocas y las plantas son expresión manifestada de nuestros sentimientos. Nos recuerdan que todo ha sido creado por nosotros. Los cristales no hacen nada por sanarnos, somos nosotros mismos quienes hacemos todo, no necesitamos alguien que nos sane, cada uno se sana a sí mismo si activa sus sentimientos de alegría y serenidad. Dos cosas distintas, los sentimientos que son energía original y los campos mentales que son energía reflejada.

Un día, en la etapa final de la época lemuriana, cerca de su definitiva transformación en la nueva civilización de la Atlántida (casi 10.000 años de historia), dos seres decidieron hacer un experimento para manipular y controlar la energía del sentimiento. Perseguían que no actuara más en un nivel multidimensional de unidad, sino tan sólo tridimensionalmente, de acuerdo con sus limitados puntos de vista. Los conejillos de indias de este experimento somos todos nosotros, y el experimento ha durado mucho y con gran éxito, pues hemos estructurado la energía de muchas maneras desde entonces. Pero es tiempo de recuperar lo perdido. Pronto llegaremos a comprender que, como ángeles físicos, podemos llegar a transmitir telepáticamente a nuestros alumnos, en sólo unos segundos y a través de sentimientos puros, un profundo conocimiento integrado que exigirá una década de profundos estudios individuales. Sólo entonces las escuelas dejarán de tener sentido, y la vida de estas personas cambiará para siempre.

 

1/6- Los seres índigo de la primera y segunda ola de ascensión que llegaron a la Tierra a partir de finales de los sesenta hasta los ochenta, tienen ahora edad suficiente para pasar a la siguiente fase de su trabajo planetario. Ellos encarnarán la nueva energía y se reunirán en grupos para defender el futuro armonioso de la naturaleza, realizando proyectos de vida sostenible y alternativas conservacionistas. También los seres cristal se unirán a ellos y juntos atravesarán la frontera hasta convertirse en seres diamantinos, esos que son capaces de sentir en todo momento la actividad del eje vertical que une la estrella del alma con la estrella de la tierra. Entonces sabemos quienes somos (hemos sido) en nuestra vida en las estrellas y recuperamos la sabiduría de vidas pasadas en contacto indígena con la Tierra madre.

Cada vez llegan con más intensidad oleadas de luz diamantina a la atmósfera del planeta, activando en nosotros la conciencia superior, y creando entornos cada vez más amplios de amor y paz en nuestras vidas. Además están naciendo niños diamante, con la conciencia cósmica despierta, un brillo excepcionalmente brillante en sus auras y siempre conectados a la luz divina que llevan dentro. Son los nuevos sembradores de la luz de la ascensión. La información nos llega directamente de la Fuente y los códigos son irradiados desde el corazón del Sol, actualizando nuestro sofware a través de la geometría de luz sagrada que nos empuja hacia nuevas formas de ser. Debido a la gran cantidad de datos que recibimos de las memorias celulares y del adn, y que la mente no es capaz de procesar en tiempo real, nos sentimos a veces inmersos en una enorme confusión y tristeza. Esto sucede porque sólo la conciencia superior de la envoltura luminosa, que tiene que estar activada, puede procesar tantos datos a través de sus canales de recepción, que son el corazón y el cuerpo

 

1/7- Los científicos no han llegado todavía a entender los efectos profundos de los campos magnéticos en nuestro cuerpo, y por eso no pueden entender lo que sucederá cuando nos expongamos a gran escala a la radiación fotónica adamantina en el 2012. De hecho cada vez que pensamos o tenemos sentimientos, cada vez que abrimos el corazón, creamos un campo magnético envolvente. Cuando el pensamiento armoniza con el campo existente en otra persona, comienza el proceso de atracción física. Ahora hay sucesos cósmicos que cambian el campo planetario y como consecuencia producen modificaciones en el campo personal y en los grupos humanos. Y no sabemos qué hacer con este asunto. Estamos expuestos de continuo a la radiación magnética por las erupciones solares y las eyecciones de masa solar, y ha comenzado un nuevo ciclo de doce años, en el cual el Sol ayudará a los cambios en la superficie terrestre. Estas alteraciones son muy significativas y producen mareos e inseguridad, porque lo que está cambiando es el manto verde de la diosa, el suelo que pisamos cada día. La mente y el cuerpo emocional no reaccionan con suficiente fluidez ante estas situaciones. Y aunque nuestra misión es la de sanar el planeta y la de ayudar a otras gentes a pasar por estos cambios internos, la verdad es que en un principio pagamos la costosa factura con propina.

 

Los choques magnéticos nos arrastran emocionalmente con mucha fuerza, y todos los que no han descendido la conciencia a su vientre se sienten muy vulnerables y agotados por esto. Recordar el capítulo sobre la necesidad de la espiritualidad instintiva haciendo descender el alma al vientre, saliendo de los subidones de hiper emotividad que tanto abundan actualmente. Cada vez que hay una erupción solar hay gentes que se sienten descolocados durante tres días enteros, hasta que se armoniza la radiación magnética. Pero si estamos atentos podemos manejar esta situación con enorme facilidad, sabiendo de antemano que cada vez que estamos al aire libre recibimos rayos gamma y rayos X provenientes del Sol, y durante estos dos próximos años ese magnetismo solar afectará profundamente a nuestras emociones.

La solución es anclar la luz en el cuerpo físico y esto se aprende lo mismo que la respiración consciente. Hemos de crear un campo de energía a nuestro alrededor (un filtro de protección para los campos magnéticos) que nos permita recuperar el aliento y la paz cuando somos afectados por ellos. Lo mejor es dar la orden de anclar la luz visible y también la invisible (el magnetismo forma parte de esta última), pues la plena protección se hace difícil en estos tiempos. Centrarnos en el vientre y utilizar positivamente la energía, armonizándonos con ella en vez de resistirnos. Somos dioses jugando a ser humanos y hemos de hacer frente a los cambios que nuestra transformación acelerada de la conciencia está provocando.

 

Los que no sepan realizar el proceso descrito pueden entrar en depresión emocional, y luego es difícil salir de ella porque se retroalimenta de sí misma. Es una situación semejante a cómo actúa la energía oscura que existe a nivel universal. Pero la maldad en sí misma no existe, el apellido que le ponemos es totalmente subjetivo, y hemos de asumir esta energía de la depresión y transformarla conscientemente, convirtiéndola en un aliado útil a nuestro servicio evolutivo. Este  es nuestro papel. El Sol, como he dicho, juega un papel importante, y no sólo nuestra relación de temor y rechazo ante las emociones negativas. Los cambios serán tan intensos que veremos auroras boreales en zonas muy alejadas del norte geográfico. En última instancia cuando llegan bruscamente estos cambios de ánimo, siempre podemos unir nuestras manos con las de otra persona positiva para compartir el campo magnético y salir de las emociones densas.

Ha llegado el momento de correr riesgos, de romper con la comodidad de las rutinas cotidianas incluso aunque no sepamos hacia donde vamos. Nuestro campo magnético y luminoso, tanto tiempo contraído, comienza a expandirse para alcanzar la misma amplitud que la envoltura del alma. Ha llegado la hora de cabrearse con tanta estupidez repetitiva y de ensayar nuevos modos de vida, y estructuras que permitan la libertad individual. Así liberaremos y educaremos a nuestros hijos y a las próximas generaciones, amando a la Tierra y creando belleza con nuestros actos. Basta de guerras para enriquecer a los mercenarios del dólar, la única guerra santa (como decía el Profeta) se libra dentro de nosotros. Es hora de matar la estupidez y el miedo con amor del bueno y plena confianza en el espíritu que Yosoy. Tiempo de expresar lo que estamos sintiendo, y manifestar al exterior nuestras necesidades, carencias y deseos. Esto es anclar la energía y crear el cielo el la tierra. Recibimos información en el corazón y hemos de inyectarla en la luz de la belleza, enviándola al núcleo cristalino de la madre Tierra.

 

 

 

 

 

2ªparte: Extractos de “El Apocalipsis de la Libertad” de Miyo

(publicado en el año 1993 en la Editorial Júcar, hoy fuera de catálogo)

 

“La superficie entera del planeta se convulsionará por la manifestación global y explosiva del pensamiento destructivo acumulado durante miles de años en el corazón de Gaia. Esta experiencia excepcional marcará el fin del ciclo tridimensional de la conciencia humana y constituirá el pago necesario para establecer la armonía entre la envoltura mental del planeta y la cualidad de pensamiento que caracteriza a la cuarta-quinta dimensión. Hay que reconocer que toda esta parafernalia de destrucción y mutación planetaria no tendría por qué haberse producido si la cualidad de nuestro pensamiento colectivo hubiera seguido las huellas universales de la ley del amor, y no las pautas culturales de la civilización atea y materialista que todos conocemos. No el fin del mundo sino el fin de una manera falsa de vivir, apegados a los sentidos externos y a la mentalidad racional. Inicio de una nueva Tierra y de otra manera de habitar en ella; apertura de una nueva dimensión de la conciencia y de una nueva vibración interna para la humanidad”.

“Es la totalidad del sistema solar, y no sólo el ser humano, el que va a transformarse y a vibrar según un modelo de frecuencia más entonado con el Espíritu. Y esta nueva vibración no es destructiva en sí misma, sino que la destrucción se produce cuando entra en contacto con una enorme resistencia mental y colectiva al cambio, con una abierta negativa a participar en el plan divino sobre la tierra. Cada seísmo, cada inundación, cada sequía de las que se producen hoy en día es también fruto del pensamiento humano, alejado cada vez más del proyecto original que es el de amar y respetar la vida, disolver el temor y la agresividad, servir a la humanidad y al planeta, contactar con lo invisible y realizar espiritualmente el sentido profundo de la vida humana sobre la tierra. También yo te pregunto: ¿De qué te sirve el mundo si pierdes el alma?”

“¿No es cierto que las pruebas esenciales lo son porque tememos el riesgo que conllevan? Pues bien, esta vez nos jugamos el riesgo supremo, sin esperanza alguna de neutralizarlo: la desaparición como especie sobre la Tierra. Y lo más interesante es que no estamos aquí para evitarlo, sino para preparar la gran fiesta de despedida. Después de un ciclo completo ha llegado el momento de decir adiós a la vieja madre Gaia, que va a transformarse en planeta sagrado, para permitir que, muy lejos de ella,  la parte menos evolucionada de la humanidad siga avanzando a un ritmo mucho más lento, el que le corresponde. Para ellos será una vida enfocada hacia objetivos muy diferentes del resto de los seres más conscientes, que ya son guiados  por la ley del amor y del compartir. Se asemejará a un final, pero será sólo el paso a una dimensión más sutil para unos y a un nuevo planeta primitivo para otros… ¿Será Hercóbulus? ¿Será un cataclismo natural sin límite? ¿Será fruto de la estupidez nuclear humana? ¿El cambio del eje magnético terrestre? De una u otra forma, afrontaremos nuestro ineluctable destino como seres humanos, y todo será para realizar el mejor de los mundos posibles. Tendremos nuevos cielos y una nueva tierra”.

 

“El paso de la etapa actual de confusión a esa otra que podríamos llamar de apocalipsis es, por tanto, una expresión que se refiere al acercamiento acelerado de esa cuarta-quinta dimensión para todos los protagonistas del sistema solar. En su presencia, el desequilibrio existente tenderá a acentuarse porque el temor a la disolución, al amor, el miedo al espíritu de unidad y de servicio que ya llega, es muy poderoso entre los dirigentes de los pueblos y los enemigos del espíritu. Todos los que representen esa alternativa de resistencia al cambio tendrán que desaparecer de la Tierra renovada, ya que les será imposible sobrevivir en medio de una atmósfera demasiado sutil para sus sentidos y demasiado mágica para sus capacidades de comprensión. La elevada frecuencia energética les será tan insoportable que la locura les parecerá un dulce escape antes de simplemente incendiarse por dentro y desaparecer. No hay otro juicio de dios que el de no dar la talla para el nuevo y maravilloso desafío que se nos presenta ante los ojos. Y tu mismo serás juez y parte de esta sentencia”.

“Como ya he dicho, el paso evolutivo que estamos dando, y que alcanzará su máxima intensidad en los dos próximos decenios, fue preparado durante milenios para que fuera una pacífica transición a los mundos de luz. Pero como humanidad global hemos suspendido una y otra vez el examen de licenciatura, hasta el punto que ya no puede retrasarse más la llegada del nuevo tiempo. El eje de la Tierra está siendo mantenido artificialmente y con grandes esfuerzos por un gran número de seres de las estrellas (anteriormente los llamábamos ángeles) y una nueva mutación genética está ya siendo implantada en gran escala por ellos sobre el cuerpo astral de los seres conscientes de las cuatro direcciones. Hasta el año 87 tuvimos oportunidad para cambiar por nosotros mismos el rumbo de las cosas. Pero hoy esto es ya imposible y tan sólo nos queda prepararnos interna e intensamente para la transformación final y el paso a la cuarta-quinta dimensión de la conciencia. El 25 de julio de 1992 marcó el comienzo del fin de la civilización mental y materialista que conocemos, el destronamiento del libre albedrío como emperador regente del espíritu humano”.

Las distintas humanidades

“Después que los seres estelares amigos del otro espacio intervinieran hace millones de años en el esquema de evolución terrestre; después de haber proporcionado plantas, animales e incluso cambios genéticos en el hombre; después de haber encarnado sobre la Tierra para ayudar a nuestros antepasados a sobrevivir ante las catástrofes (naturales o provocadas por su inconsciencia); todavía hoy es el día que siguen luchando con las fuerzas negativas que se alimentan de nuestros pensamientos más densos y contra las fuerzas involutivas opuestas al plan divino”.

“La raza humana no es fruto de una pacífica evolución desde el simio, como inocentemente quieren hacernos creer, sino que ha llegado sobre la Tierra en el vientre de naves intergalácticas y en sucesivas oleadas, portando caracteres genéticos ligeramente distintos y con diferentes objetivos evolutivos. Blanco, rojo, amarillo, aceituna y negro no son accidentes de la melanina prehistórica, sino enlaces distintos de un único plan global. La raza humana es una, mientras que existen cien razas de simios diferentes. Como almas inmortales descendemos en línea directa de los seres luminosos del espacio galáctico, y por tanto a pesar de utilizar cuerpos biológicos no somos hijos de la Tierra-materia, sino del espíritu de las estrellas.                                                               Esta creación no ha sido un pequeño ensayo, sino el proyecto más ambicioso y perfecto que jamás han emprendido los seres y hermanos de luz del espacio invisible. Estamos en el alba del nacimiento de la quinta raza, una raza que se distinguirá por su vibración espiritual y no por el color de su piel. Su nacimiento tendrá lugar en Europa (poblada por millones de gentes cuya alma está vacía de creencias), donde han de reunirse en el próximo decenio los poderes del cielo patriarcal con los de la tierra matriarcal, la energía de Oriente con la de Occidente, para dar lugar a una nueva raza andrógina (equilibrada entre lo masculino y lo femenino), capaz de encauzar el destino de la humanidad en la cuarta-quinta dimensión”.

“En esta Tierra actual convivimos una serie de especies radicalmente distintas entre sí, pero que compartimos una carcasa externa semejante. El llamado cuerpo humano, o maniquí del alma, es un instrumento casi perfecto en lo que se refiere a la sabiduría divina o ley universal que participó en su creación. Máxima eficacia, máxima creatividad, máxima ductilidad para ser impregnado por el aura personal del pensamiento. Pues bien, aquí y ahora sobre el planeta Nova Tera, este cuerpo alberga estructuras ontológicas totalmente dispares, incapaces de distinguirse unas de otras, salvo por el espíritu interno que guía sus acciones. Las variadas razas galácticas bípedas encarnadas sobre el manto verde de Gaia (felines, reptoides, humanos, osos, los pueblos alados con rostro de ave, ) utilizamos este mismo cuerpo híbrido unificado, y estamos aprendiendo a respetarnos y amarnos en el proceso de las diferentes encarnaciones terrestres”.

“Existen los humanos como tales, cuya llamada interna les dirige hacia las estrellas, venciendo la gravedad, y hacia la libertad sin límites del intento impecable o propósito inflexible. Buscan desesperadamente el contacto y la fusión con la totalidad del universo y caminan hacia el desarrollo de estructuras de convivencia social más justas y participativas. Son los locos de la inmortalidad, los astronautas del silencio interno, los idealistas de la paz y la ecología, los amantes del riesgo de compartir y de la igualdad entre todos los seres. Aman la naturaleza y aprenden con humildad de sus lecciones, festejan la alegría de vivir y son capaces de un total desapego en lo que se refiere a la materia y a las rígidas estructuras sociales que les rodean. Afirman el ser sobre el tener y están forjados con la misma aleación que nuestro más famoso fidalgo de la Mancha. Su insignia es el amor aderezado de libertad íntima y su mejor himno es la risa. Toda su filosofía se resume en vivamos ahora, intensamente y en unidad, que esto también pasará. El momento de su creación por los grandes poderes divinos del cosmos fue el de mayor esplendor que ha conocido este universo, sólo semejante al que sobrevendrá cuando desarrollemos plenamente nuestro pleno y luminoso futuro”.

“Al lado de los humanos existe una raza, enormemente extendida, hasta el punto de constituir la otra humanidad, que podríamos llamar la de los tecnócratas anónimos. Son seres a los que falta ese sentido de integración, de visión y de perspectiva de evolución hacia la luz, que constituye la mejor herencia del alma humana. Son los nephilim del Antiguo Testamento, los seres desprovistos del alma, los seres inorgánicos o semisintéticos, y ciertas especies reptoides. Estos seres fueron creados por una civilización muy avanzada en un remoto pasado, dotados de unas excepcionales cualidades de mando, de ambición o ansia de poder y de falta de escrúpulos. Todo esto los hizo idóneos para la dirección de los gobiernos, de las estructuras militaristas del mundo y de los consejos de dirección de las grandes multinacionales, ya que la ausencia de centro autónomo produce a su vez la inexistencia de ese impulso ético que acompaña a la raza humana. Así pues, estos seres se manifestaron, desde su nacimiento terrestre, como más capaces que los demás para conducir los destinos materiales, sociales y políticos de los pueblos y las naciones, encarnando en masa a partir del siglo xv y siendo los artífices de la llamada civilikaka occidental. Es en esas fechas cuando el contacto con el misterio insondable comienza a hacerse más difícil y las religiones establecidas (en la destrucción sistemática de todo lo ajeno a sus propios dogmas) sustituyen al contacto directo con el Espíritu (sin intermediarios ni textos sagrados). Hemos de entender que todo el futuro de un ser se encuentra potencialmente involucionado en su mensaje genético, en el blueprint que está en el origen de su creación, y en la capacidad de su alma para visitar otros mundos sutiles que nos fueron concedidos, al principio de los tiempos. Esta es la mayor diferencia entre ambas estructuras evolutivas, que caminarán a lo largo de los próximos milenios por dos sendas muy distintas, e incluso alejadas en el plano físico”.

“No hay que olvidar la existencia de otros grupos, derivados de los dos primeros, pero ajenos en la actualidad al increíble futuro que les espera a ambos. Sin duda que cualquiera puede reconocer a esos humanos degenerados, que han perdido absolutamente el contacto con la llamada de su ser interno hacia la libertad de las estrellas y hacia la experiencia de eso, invisible y misterioso, que se encuentra detrás del velo aparente de la muerte. Su futuro es enigmático y tendrán que unirse a otras colonias de humanos que evolucionan más lentamente, aunque sea en otros planetas alejados del nuestro. Hoy sobre la Tierra se muestran como dóciles funcionarios de los seres desalmados que, en ambas partes del conflicto, desencadenan injusticias asesinas, explotación del hombre por el “hombre”, y guerra militar sin cuartel”.

“Existen también los que, por su propia y especial evolución interna, están fuera de las contingencias que van a suceder en el próximo futuro. Son los hombres y mujeres de sentimiento y de conocimiento, que retornan una y otra vez, incluso aunque no lo recuerden mientras atraviesan la etapa de su vida terrestre, para ayudar al proceso general e irreversible de la evolución planetaria. Son humanos transcendidos de uno u otro de los planetas del sistema solar. Ellos conocen las puertas estelares y los agujeros de gusano que, alrededor del cuerpo de Tonantzin o de la Pachamama [nuestra madre Tierra], permiten el cambio de dimensión y la comunicación entre los diferentes planos sutiles del universo”. “Son los verdaderos guardianes de la Tierra, maestros de la materialización, del viaje del alma y de la manifestación imparable de Su voluntad. La ciencia que utilizan está enormemente avanzada, bajo la dirección de entidades espirituales muy evolucionadas, y forman parte de ese colectivo que se ha dado en llamar los intraterrestres. Pero como el mundo es polar, existe la contrapartida oscura de estos seres, que podríamos llamar la hermandad negra, encargada de los aspectos que ponen obstáculos a la evolución del alma humana y que actúan como reales pinches tiranos para fortalecer nuestra propia decisión de cambio interno”.

“Lo mismo que el sol negro (que revela la esencia de la luz invisible) se esconde detrás del sol luminoso que lo oculta, así la eterna Presencia descansa (en su perfecto conocimiento de todo misterio) detrás del alma inmortal, siendo su fuente de vida y dando sentido a su existencia. Nada es imposible al dios interno que en esencia somos, el futuro o las lejanas galaxias se muestran transparentes a su visión omnisciente”.

Buenas aventuras internas y mucho servicio desinteresado para el 2011

01/01/2011, año 5130 de la Estrella Galáctica Amarilla

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com