El 2011, tiempo de pruebas

 

“El 2012 no es una metáfora: como hijos de la luz del Uno vamos al encuentro del Espíritu, que yosoy”

1-Elige: espiritualizar la materia o materializar el espíritu

Desde mediados del año 2006 se instauró en la Tierra ‘el periodo de grandes tribulaciones’ (citado en el Apocalipsis por Juan el evangelista), en el que cada alma humana tiene que hacer su propia elección, en medio de ultimatums, o pruebas, que la vida va a ponerle enfrente. El reto entre la luz y la oscuridad subió de tono, para deshacer las acciones de la sombra que se opone a que la luz despierte en los corazones humanos y en el planeta entero. Y este enfrentamiento es un hecho kármico de primera magnitud que está escrito en los anales de eternidad de nuestra historia. Cada uno está siendo más consciente, desde esas fechas, de las consecuencias de sus acciones y elecciones, y cada vez despierta con más claridad la necesidad de hacer frente de una vez a las fuerzas involutivas de la tercera dimensión. No se puede alegar ninguna excusa, cada uno tiene conocimiento de causa y cada alma ha sido confrontada consigo misma. La orientación de nuestra flecha del alma es una prueba definitiva, y el tiempo lineal se acaba, porque el 2012 está aquí. Algunos ya han decidido hace mucho tiempo y otros lo están haciendo ahora mismo, pero nadie nos está juzgando, cada uno debe decidir en total libertad.

 

No resulta fácil justificar que alguien elija la esclavitud sobre la libertad, pero es que en cierto estado de conciencia se valora el placer y la alegría de pertenecer a una estructura de dependencia como algo positivo, que da carácter. Los juicios de valor están de más, el que elige lo contrario de lo que nosotros hemos elegido, sigue siendo nuestro hermano. Nadie está fuera del camino del Amor crístico, y es necesario que lo comprendamos porque los enfrentamientos y las tensiones entre humanos siguen creciendo según nos acercamos al día D (de la desconexión de la Matrix). La revolución de los cuatro elementos en la superficie de la Tierra no tiene como objetivo castigar a los ‘malos’, sino despertar a los durmientes. Tantas estupideces que la insensatez humana ha plasmado en estos siglos, el materialismo de valorar sólo el dinero, el ansia de controlar y esclavizar al resto de los pueblos, el desprecio del amor, traen sus justas consecuencias.

 

Lo acumulado por nuestras acciones pasadas, por muy oscuro que sea, debe liberarse para que nos enfrentemos de una vez a nuestras responsabilidades y asumamos nuestra naturaleza divina. La elección en el momento que se acerca a velocidad lumínica es definitiva y no tiene vuelta atrás para los siguientes 200.000 años. Es el fin del miedo y del deseo personal (ese que tanto promocionan los reality shows de la oscuridad, a través de la fama, del éxito, del dinero…). ‘Tu Voluntad y no la mía’. Es el tiempo de abandonar todas las posesiones en una decisión definitiva del alma (no la mente ni las emociones), se trata de vivir armoniosamente bajo nuevos cielos y en una nueva Tierra. Hoy como ayer las palabras del Cristo nos piden dejar a la familia, a los amigos, renunciar a las propiedades, a las creencias, a los apegos del corazón, y seguir el camino de la conciencia unificada, volvernos como niños para poder entrare n el reino de los cielos.

 

Entramos en la dimensión sagrada, trascendente, y sólo los que hayamos hecho la justa elección de vivir de manera sagrada, de asumir nuestro papel de creadores, de manifestarnos desde la presencia yosoy, podremos atravesar las sendas de la Nova Terra. Es el tiempo de la crisis, de la rebelión, del sufrimiento personal para romper la coraza que encierra nuestro corazón, el momento de que todo lo que está escondido salga a la luz, e incluso de la involución de ciertas gentes que renuncian a su libertad y quieren arrastrar a los suyos hacia el caos del personalismo materialista. Pero sea lo que sea que cada uno elija, será bendecido por ello, porque esa es la clave de nuestra evolución, que cada uno decida el cómo y el cuando sin limitaciones. Este no es el fin de los tiempos, que llegará mucho más adelante en nuestra historia, es el momento en que nos decidimos a espiritualizar la materia, mientras muchos seguirán eligiendo materializar el espíritu.

 

La manera de pasar a la acción es dejar actuar en nosotros la voluntad del Espíritu o la energía de la Diosa. Dejar a un lado las resistencias y observar lo que pasa en el mundo, en estos seis años llenos de desafíos, desde la perspectiva de este conocimiento y con los anteojos del corazón. No digáis que no sabíais, porque estáis avisados. Hoy el mundo árabe se levanta contra la tiranía del dogma religioso-político. Mirar con atención, porque estos dos años seguirán trayendo pruebas del desmoronamiento de todo lo que está basado en el dinero, el poder y la religión. La felicidad no es el placer, es la integridad, la coherencia interna. Deja el ego, y los deseos personales, abandona el ‘me gusta, me disgusta’, y escucha la voz del alma para que comprendas quién eres. Esa es la única verdad, la que fluye de tu corazón. Las dudas son necesarias en el camino. Se despiertan los potenciales espirituales y poco a poco irás captando las realidades de otros mundos y de otras dimensiones. No hay que referirse a nadie en los mundos invisibles ni ponernos en sus manos, basta con estar vivo y avanzar en el sentido de la vida, asumir el presente con lucidez y no dejarse arrastrar por las emociones o pensamientos de dualidad y división. Invocar al Espíritu en cada acción y saber que la vida se basta a sí misma para permitir el florecimiento del Ser divino que somos.

 

2-Las campanas tocan a rebato

En el universo miles de razas galácticas han enfilado su atención hacia la impaciente llamada de la especie humana y de la propia madre Tierra, pidiendo ayuda para salir de la cárcel de limitación que ambas, que son un solo Ser, atraviesan en estos momentos críticos de su historia. Y millones de seres, pertenecientes a diferentes dimensiones y hogares estelares, se ofrecen voluntarios para encarnar a nuestro lado en estos últimos tiempos de cambio y transformación. Es un acto de amor cósmico sin parangón. El único Cielo prometido nos espera, y le llamamos la quinta dimensión de la conciencia. El espectáculo está servido, y de todas las esquinas de la galaxia se emiten energías de apoyo para afrontar la última batalla que acabará para siempre con la envoltura de la matrix que rodea al planeta.

 

Nos sentimos solos, insignificantes y olvidados por el resto del universo, y sin embargo el intento de rescate es de tal envergadura que jamás se ha intentado nada semejante en la historia del universo. Miles de niños diamante han encarnado en todos los países, en todas las razas, en todas las culturas, en todas las religiones, y su objetivo es la era dorada. Están aquí para facilitar el salto hacia la Nova Tera, incrementando las frecuencias vibratorias del corazón de la humanidad. Aún no está todo definitivamente salvado ni mucho menos, y se están tomando, por parte de nuestras alianzas estelares, medidas de urgencia para evitar que la oscuridad consiga arrastrar a la Tierra entera hacia su destrucción definitiva.

 

Y la victoria, si enfocamos nuestra energía amorosa colectivamente, está asegurada. El desafío es que todo lo que vibra de manera densa, basado en el miedo y la violencia, desaparezca de la Tierra. Así que todos los que se esfuerzan por seguir defendiendo sus privilegios contra los demás; los que se aferran al flotador de los dogmas religiosos revelados; los que siguen abusando de los débiles o explotando la pobreza; los que no pueden asumir el respeto, la buena voluntad y el amor por sus semejantes, desaparecerán para siempre de nuestro lado. Y la gente vivirá de una vez en paz y armonía entre todos ellos. Toda nuestra manera de vivir está cambiando de manera radical, y estamos experimentando un movimiento planetario para sacar a la superficie las actitudes mafiosas (como en el caso de México, América central y Sudamérica), y para que el dogmatismo y fundamentalismo islámico pasen por la centrifugadora de la historia (Egipto, Túnez, Argelia, Marruecos, Jordania y todo el mundo árabe en general). Cada día está más cerca el reconocimiento masivo de que somos seres divinos con una energía y poder ilimitado; de que nuestra vida cotidiana es un sueño del Otro Yo (del nagual multidimensional que Soy); y de que nuestra naturaleza original es inmortal y está manifestando el Cielo en la Tierra, en el proceso que llamamos Ascensión planetaria hacia la Nova Terra.

 

El libre albedrío permanece y hemos lanzado nuestra llamada al universo entero para recibir ayuda de los seres ascendidos, de los hermanos estelares, de los ángeles y guías, de los navegadores del tiempo y de las familias álmicas a las que pertenecemos. Todos han llegado en tropel, respondiendo a la llamada de la madre Gaia, de la que formamos parte. Nuestro grito se ha escuchado y ha sido respondido. Nuestros pensamientos, emociones y creencias han proyectado un mundo en el que es posible convivir con los hermanos de las estrellas y establecer ese Millenium de paz en nuestras vidas. Desde el año 46 en que comenzó a llegar la avanzadilla de la primera oleada de ascensión, hasta el momento actual en que las circunstancias externas se coordinan en una solución colectiva, han pasado cincuenta y cuatro años de intenso y casi anónimo trabajo, con sus maravillosos frutos convirtiéndose en el trampolín de la ascensión.

 

“El trigo se separará de la cizaña” y la Tierra del caos continuará su rumbo de negatividad al margen de la Tierra ascendida de quinta dimensión. La diferencia es sutil pero existe. Para acompañar el nuevo parto es imprescindible el respeto por toda vida, la asunción de que todo ser humano lleva la divinidad dentro de sí y es sagrado, y el contacto con el corazón dejando de lado la mente ordinaria. También hay que dejar de estar atados al juicio, liberar los recuerdos del pasado y aprender a perdonar los viejos rencores en todo momento. Recuerden la ya famosa técnica lemur del hoponopono: “Lo siento. Perdóname. Gracias. Te amo”. También hay que librarse del miedo, madre de todas las emociones negativas y de todo el sufrimiento, que nace de la identificación con el cuerpo, con la escasez, de la falta de contacto con el Ser que Yosoy. Es una emoción grabada en nuestros genes por nuestros antepasados reptoides (junto a la obediencia y la devoción), y debe disolverse antes de volver a nuestro verdadero Hogar, en medio de las estrellas.

 

3-Revisando los riesgos.

Los ciclos, un gran número de ellos, llegan a su culminación. Y mientras tanto las previsiones científicas frente a las diversas profecías, o temores apocalípticos, son de diferente calidad. Las tormentas solares parece que no podrán con nuestra magnetosfera, pero ¿todas esas catástrofes anunciadas por las películas yankis financiadas por el sionismo internacional de la orden Illuminatti, tienen alguna posibilidad de ser reales?

 

El cambio del eje magnético es continuo pero insignificante (a pesar de haberse trasladado mil kilómetros, desde Canadá hacia Siberia, en los últimos decenios), y el descenso de intensidad magnética de la Tierra en los últimos siglos (porque ha disminuido la velocidad de rotación alrededor de su eje) aún tardará varios cientos de años en llegar a un nivel preocupante. Será entonces cuando provoque un cambio de polaridad, aunque por ahora afecte a las migraciones, el cambio climático, la orientación de los vuelos comerciales, etc. De hecho se han determinado 14 cambios de polaridad magnética (entonces el sol saldría por Occidente) en las capas geológicas de los últimos 4’5 millones de años, la última en el 13.200 aC. La frecuencia Schuman, el pulso de la Tierra, ha venido reduciéndose (se acorta el tiempo psicológico del día, o se acelera el tiempo real), y por eso hay quien afirma, en contra de la ciencia, que los polos se invertirán a finales del 2012.

 

Será el tiempo bíblico de los tres días de oscuridad, o magnetismo nulo con el núcleo inmóvil, antes de que la Tierra gire en sentido contrario. Donde estaba el sur ahora estará el norte). Se dice en la Biblia que Josué mandó parar el Sol, y en Egipto y en Perú se habla de noches largas que dieron paso a que el sol saliera por el Oeste. Los tres días de oscuridad serán los mismos que necesitó Jesús al morir para convertir su carne en Cuerpo de luz, y por tanto serán los días más sagrados jamás conocidos, que nos permitirán ascender sin pasar por la muerte. Cada uno en su propia zona nula de miedos y reacciones emocionales negativas, con el norte hacia el Espíritu y no hacia la materia.

 

Se habla de meteoritos gigantes, pero los científicos aseguran que todos los de gran tamaño están ya catalogados, y que sólo los de tamaño pequeño (hasta cien metros de diámetro) podrían colarse en nuestra atmósfera y producir daños relativos. A pesar de las noticias rusas sobre la llegada de un enorme planetoide (Hercóbulus o Ajenjo), los científicos hablan de bulos y de cosas no probadas por los grandes telescopios.

 

Algunas pandemias podrían destruir a la humanidad, ya que los virus que se propagan en medio aéreo se extienden fácilmente, más que las enfermedades de contacto (sida, ébola). El peligro suele estar en los laboratorios gubernamentales y sus experimentos bioquímicos, ya que todos buscar virus mortales para destruir la población de un país enemigo (o amigo venido a menos), sin destruir las infraestructuras ni poner en peligro a sus soldados (adecuadamente vacunados a través de una fórmula que se mantiene en secreto). El riesgo existe y la posibilidad de que suceda es más elevada que nunca, a pesar de las dificultades que estos pseudo científicos encuentran para crear virus mortales, que puedan ser controlados posteriormente.

 

Hay extraterrestres oscuros, pero esos ya han llegado hace mucho tiempo a la Tierra y negociado con los grandes gobiernos (tres razas, especialmente los grises de Zeta Reticuli), pasándoles tecnología alienígena de guerra (antigravedad, nuevos combustibles) a cambio de experimentos genéticos con humanos para crear razas híbridas con cuerpo humano, que les permitiera evolucionar espiritualmente. Mientras tanto los gobiernos ocultan la realidad de otras razas positivas, intentando elevar el miedo de la población Un ataque venido del exterior parece imposible ya que la envoltura terráquea está controlada por la Federación galáctica. Además el intento de la oscuridad de hacer bajar las frecuencias de Gaia para armonizarlas con las bajas vibraciones de Nibiru que se acerca, se ve neutralizado por las acciones de seres de alta frecuencia entrando en el entorno de la atmósfera terrestre. ¿Por qué no se nos ha hablado abiertamente de los extraterrestres? Ahora expira el plazo dado por la Federación para que se haga pública su existencia y los gobiernos siguen callados. “Esos extraterrestres oscuros, que durante tanto tiempo han impuesto su control sobre la raza humana, así lo quisieron. Os despojaron de vuestra herencia galáctica en vuestros comienzos y han escondido y alejado de vosotros todos los registros de la verdadera naturaleza del Universo, hasta el momento. Este ha sido el mayor secreto de todos”

Pero ¿qué dicen los científicos? Recientemente se han descubierto planetas habitables, y los grandes científicos señalan la gran posibilidad de que existan otras civilizaciones estelares, entre las que es posible que alguna ansíe los recursos naturales del planeta (especialmente el agua). La llegada de los conquistadores a las tierras del Anáhuac no fue muy positiva para los indios nativos… Estos días una revista de la Royal Society instaba a los gobiernos a prepararse para una posible y cercana llegada extraterrestre. Tienen interés en hacer revivir el comité Copuos de las Naciones Unidas para ello (Comité para usos pacíficos del Espacio Extra Atmosférico). Incluso el comentario añade que “si son inteligentes (¿?) se verán como nosotros, y dada nuestra nada gloriosa historia eso nos debiera hacer pensar”. Podrían parecerse a nosotros e incluso superar nuestras peores inclinaciones. De todas maneras si nos atacan será con organismos microbianos o con vida extraterrestre, mientras ellos siguen a una distancia segura.

 

Los ordenadores y las máquinas ¿pueden llegar a dominarnos? Cada vez tienen más inteligencia y pueden tomar decisiones por sí mismos. Se adaptan a las circunstancias según como sea la realidad que les comuniquen sus sensores. La conciencia de sí es aún una posibilidad muy lejana en el ciberespacio, y el tema de los sentimientos está en su fase más primaria. Es decir que la rebelión de las máquinas sólo puede venir de que sean programadas para destruir, y no de su propia voluntad autónoma. La robótica está más bien para ayudar industrialmente, en la medicina (discapacidades, diagnósticos, etc), y en la enseñanza.

 

Respecto a la rebelión de la Tierra ante el exceso de polución, uno de los exponentes más peligrosos para la vida es el cambio climático. El enorme agujero de la magnetosfera en la zona oriental de Brasil es un buen ejemplo de que el sol puede acabar con toda forma de vida, si se rompen las barreras de defensa de la estratosfera. Pero mucho más cerca de nuestra memoria está el exceso de CO2 en todo el mundo, que se considera uno de los problemas que más influyen en el cambio climático. Cuando suba la temperatura en los polos y se derritan definitivamente (tal y como ya está sucediendo a velocidades exponenciales), se cortocircuitará la Corriente del Golfo, pudiendo llegar otra glaciación en la parte de la Europa Occidental. Otros científicos hablan de enormes desiertos y hambruna generalizada, aunque casi todos ellos creen que esto tardará cientos de años (recientemente se ha demostrado que un glaciación puede crearse en menos de dos años).

 

Otro gran temor es la guerra nuclear, el fuego luciferino, que parece estar más cerca debido a las ayudas que los llamados países desarrollados han prestado a dictaduras como la de Corea del Norte, Pakistán, Irán, etc. Sin embargo la Tierra no resistiría más explosiones nucleares en su seno y este es el mayor peligro al que estamos abocados, ya que han existido por lo menos tres grandes ensayos en los últimos diez años para utilizarlas, y la federación galáctica ha detenido el proceso. Y todo eso sin hablar de China. Se hablaba en los textos sagrados de la invasión de Occidente por China, y la invasión no se está haciendo con armas, como se temía, sino económicamente. Han comprado ya media Europa, toda Africa y parte del resto del mundo, atesorando tanta deuda pública americana que en una semana podrían hundir el dólar al nivel de una moneda bananera.

 

El tema de alteración y degeneración del adn se une a la infertilidad y pérdida de calidad del semen. Por un lado nos estamos abriendo al despertar de las doce hebras del adn (canalizaciones), y por otro, mucho más científico, los telómeros (que rodean los extremos de los cromosomas) se van acortando con las diferentes replicaciones celulares, y corremos el riesgo de la desaparición de la humanidad si el proceso degenerativo continúa. El adn, como los electrones y demás partículas, posee capacidades de conexión a distancia. El universo es telepático, está interconectado, y el adn emite ondas electromagnéticas de baja frecuencia que imprimen los códigos del adn en otras moléculas (Montagnier lo llama teleportación cuántica de  material genético). También el profesor Bem acaba de demostrar que el cerebro humano es precognitivo. Se trata de asumir que el código de la vida en la Tierra y el Universo, el adn o serpiente cósmica, es como un organismo capaz de recibir y emitir información a distancia como una antena,hasta el punto de que es el verdadero programador de esta realidad en la que vivimos.

 

Otro tema es el agotamiento de recursos alimenticios, ya que en 300 años hemos pasado de trescientos millones a siete mil millones de habitantes. Han mejorado mucho las técnicas de cultivo, pero la mala distribución y la pobreza de ciertas zonas del globo son la clave para que el hambre siga machacando a casi la mitad de la población humana. Se ayuda en los desastres naturales, pero los alimentos no llegan y son monopolizados por gobiernos corruptos. Además un sin fin de venenos se han unido a los alimentos, aumentando la vulnerabilidad del cuerpo a diversas enfermedades. Hay medidas internacionales que ya se han tomado, incluyendo el control de precios a los bienes de primera necesidad, el apoyo al trabajo de la mujer, las ayudas a fondo perdido… De cualquier manera la capacidad de regeneración del planeta se ha perdido, y hoy necesitaríamos más de tres Españas para cubrir nuestras necesidades de recursos naturales.

 

4- ¿Será necesario evacuar a una parte de la humanidad?

Las canalizaciones de los maestros ascendidos, del comandante Ashtar de la flota de la federación galáctica (que está rodeando la Tierra en una dimensión invisible para nuestros ojos), y de otros seres estelares de diferentes dimensiones, insisten en que, en caso de necesidad perentoria, están preparados para la evacuación de buena parte de la humanidad con sus millones de naves estratégicamente situadas. Especialmente lo harán en lugares que atraviesan alguna prueba geológica de importancia y cuando está en peligro la vida de millones de habitantes. Y también afirman que, a través de su sofisticada tecnología, sólo tardarán unos minutos en toda la operación. Ante un peligro local las personas serán izadas y, después de que pase el problema, devueltas al mismo lugar donde fueron recogidas. Si el riesgo pasa de un límite se dará paso a la primera etapa de la evacuación global sin preaviso.

 

Primero saldrán ciertos maestros y líderes espirituales, dirigentes y voluntarios enviados por el comando Ashtar, dejando sólo a los delegados imprescindibles, aunque bien protegidos. No habrá aterrizajes en esta fase, se utilizará un haz de luz para recoger a los seleccionados.

La segunda fase que seguirá en tiempo a la primera, se llevará a los servidores de luz y guerreros de la conciencia, gentes que hayan desarrollado su propio cuerpo luminoso, además de los niños en general, que quedarán en las naves en animación suspendida y serán atendidos por seres muy amorosos. Luego serán enseñados e iniciados, despertando como jóvenes sabios, con facultades internas acrecentadas (telepatía, visión a distancia, capacidad para la transportación mental). Podremos solicitar información y cada alma se ubicará sin problemas en su respectiva nave, comunicándose libremente con sus seres queridos aunque estén en otras naves. La asistencia médica será muy sofisticada, y si sólo una parte del planeta queda alterada, los humanos se reubicarán en las demás partes que han salido indemnes de la prueba del cambio terrestre. Áreas más cálidas, más secas o con mayores capacidades agrícolas. Todos los profesionales de la salud serán distribuidos donde sea más necesaria su presencia.

La tercera fase implicará el rescate de todas aquellas personas que no tengan temor ante las naves y cuya vibración sea suficientemente elevada para soportar el poder del rayo de levitación. Habrá millones de naves en el cielo (naves operativas y enormes naves nodriza), pero los aterrizajes serán puntuales por la alteración de la superficie del planeta. Serán millones de gentes las que serán recogidas, después de recibir la alerta de la federación galáctica y de reaccionar positivamente a ella, avanzando hacia las propias naves y aceptando el rayo de levitación. También se retirarán los miles de comandantes que han estado de misión en la Tierra en estos años. Los suministros serán esenciales y las posesiones personales mínimas. Antes de que llegue este momento habrá gentes cambiando de lugar y nuestras casas se llenarán de amigos. Se evacuarán también las ciudades etéricas y los centros espirituales intra terrenos e intra oceánicos. Ya se están retirando especies animales y vegetales de la Tierra para conservarlos en diferentes planetas, hasta que llegue el momento del retorno. Hasta los espíritus de la naturaleza serán protegidos para continuar su evolución.

 

Habrá suministros suficientes (algunas de las naves nodriza son tan enormes de longitud en kilómetros, que tienen campos de cultivo como una nación entera en el piso superior). En las naves no es fácil desarrollar posturas egoístas, hacer daño a otros o formular emociones negativas. Los que lo hagan tendrán muy difícil su supervivencia física, pues los rayos y energía de las naves vibran en una frecuencia muy alta, basada en el amor y la transparencia del corazón. Si no se vibra en estas frecuencias, propias del rescate, no podrá levantarse el escudo de protección, que está basado en la vibración del corazón humano. Serán tiempos de aprendizaje y adecuación a las demás dimensiones del Ser, de tal manera que al volver a la Tierra tengamos claras nuestras respectivas funciones y misiones. También se nos enseñará sobre nuevas tecnologías estelares que purificarán la Tierra y evitarán una nueva caída en los viejos métodos de polución y destrucción ambiental. Se nos revelarán nuevos principios científicos sobre las leyes profundas del universo, y en las nave podremos ser testigos de su aplicación práctica. Lo más esencial es que la guerra desaparezca en la Tierra y descansemos en un espíritu de paz y libertad. También la enfermedad dejará de existir.

 

Por último insistir que ninguna Iglesia, ningún dogma, ningún conocimiento teórico nos asegurará la salvación, excepto nuestro propio cuerpo de luz, del que ha buscado el contacto con el Espíritu y ha entendido la necesidad de servicio desinteresado hacia todos los que están en  el Camino. ‘Por sus actos los conoceréis’. Los que no han aprendido nos mueven a compasión, pero aún necesitan más experiencias hasta que se entreguen al amor y se rindan a la presencia del Espíritu. ‘Muchos los llamados y pocos los escogidos’, la elección depende de que tengas ojos para ver y oídos para escuchar los mundos sutiles. El apego a la materia y la obsesión sexual (pornografía, excesos de masturbación, fantasías permanentes) son dos de los más grandes obstáculos que se nos presentan. El miedo y el resentimiento son trampas ineludibles, que hay que superar. Abandonen el juicio a otros, y disuelvan el sentido de dualidad, ‘sólo existe dios’.

 

5- Estamos aquí para cambiarlo todo

El 2011 es el año que tiene como objetivo disolver la distancia entre nuestras visiones internas y nuestra realidad objetiva. Ya que hasta ahora siempre parecía que podíamos llegar mucho más lejos de lo que luego la realidad permitía. Entre el miedo generalizado, la rigidez de las estructuras, y las pocas gentes que lograban el contacto interno con su potencial creador, todo se retrasaba sin remedio, y saltaba en pedazos antes de realizarse. Cuantos más despiertan y actúan conscientemente, poniendo en duda las mentiras oficiales y asumiendo una visión más global del proceso de la vida y la sociedad, más fácil se está volviendo el cambio colectivo. También usaremos con más inteligencia los recursos disponibles y manifestaremos mucho más respeto por la madre Tierra.

 

Todo tiene que invertirse. Tanto en las relaciones humanas como en el contacto con la naturaleza, en el vínculo familiar y amoroso, y en la manera de cooperar y compartir con nuestro entorno. Se trata de encontrar nuevas soluciones positivas a los viejos problemas personales y planetarios. Las crisis y el acelerón del tiempo durará hasta mediados del 2014, con un impulso creciente hacia los cambios radicales. Todo lo que está en desarmonía tiene que caer y los cambios se realizan muy rápidamente, porque todo el mundo es más consciente de la necesidad de corregir cualquier desequilibrio.

 

Es tan evidente la confusión en la que estamos inmersos, y la enorme distancia que nos aleja del lugar donde queremos estar, que estamos viviendo una fisura en el tiempo. Es una grieta antigua que hemos sufrido durante largas generaciones entre nuestros sueños y la dura realidad de cada día. Pero en esos tiempos nadie tenía esperanzas, porque se sentían desamparados, sin recursos ante la grandiosidad de la naturaleza, en manos de un dios implacable o de una estructura inamovible. Hoy hay mucha gente despierta y las cosas son diferentes. Se cuestiona todo y comenzamos a dominar el pensamiento y la energía para crear realidades alternativas. Estamos aprendiendo a gran escala la tecnología de la conciencia. Y para conseguirlo han sido muchas las almas que, desde los años sesenta, han dado los primeros pasos en la dirección apropiada. Hoy por fin comprendemos que estamos aquí para cambiarlo todo.

 

Pero el trabajo es monumental porque somos muchos miles de millones de almas, y la grieta se ha hecho enorme por la presión de los seguidores de la oscuridad, a la defensa de sus privilegios ancestrales. Se está creando el puente arco iris, pero las gentes que tienen que empujar la evolución hacia la luz necesitan madurar y cooperar más y mejor. Soñamos con ese otro mundo, meditamos con él, hablamos de él, imaginamos la nueva sitiuación cuando no haya más maldad programada sobre la Tierra, pero se trata de aumentar el entusiasmo y la pasión por el cambio inmediato. Después de años hablando en el desierto, es el momento de avanzar sin temor hacia lo desconocido, hacia el misterio que llevamos cuarenta años predicando e incluso realizando en lo cotidiano. Somos los pioneros y nos toca avanzar en la cabeza del ejército de dios, hemos de realizar nuestros anhelos y manifestar con actos no convencionales los nuevos caminos que se abren ante nosotros. Cada paso cuenta, cada pensamiento cuenta, cada abrazo cuenta.

 

Nuestro código genético esconde conceptos de carencia, de impotencia, de agresión y de limitación. Pero todos están sustentados por el miedo que subyace detrás. Es hora de limpiar estos engramas de esclavitud y negatividad que cortocircuitan todos nuestros sueños. Hay que recapitular los miedos escondidos en el subconsciente, ya que son ellos los que surgen sorpresivamente en la conciencia para romper la continuidad de nuestros pensamientos creativos. También hay que cuidar el cuerpo físico, hacer ejercicio y sudar, alimentarlo sanamente, relacionarlo con los cuatro elementos en estado natural. Y así dispondrá de la vitalidad necesaria para soportar todos los cambios físicos, mentales y hasta genéticos que se están produciendo. Detrás vendrá la siguiente ola, pero ahora sólo estamos nosotros para lanzar el grito de la guerra florida.

 

Es el momento de trabajar por las siete generaciones que están por venir, así que nuestro ejemplo dejará huella y serán muchos los que seguirán directa o indirectamente nuestro rastro. Habrá más dificultades, pero también más regalos del espíritu. Nuestro poder nos guía, y ha llegado el tiempo de lavar la ropa sucia y ponerse el vestido de gala, el hábito sin costuras del maestro ascendido.

 

6-Nuestros padres cumplieron su misión

La ciencia mide actualmente el campo magnético de la Tierra con instrumentos muy sofisticados, que repiten sus análisis cada hora. La sorpresa de los científicos ha sido enorme al comprobar que el magnetismo terrestre se modifica con los cambios de la conciencia humana. En la caída de las Torres gemelas, en el devastador tsunami, el campo cambió drásticamente. Lo nunca imaginado por ellos, que la conciencia humana pueda influenciar tan directamente las constantes vitales del planeta, había quedado demostrado. Somos parte de Gaia, nuestro adn resuena con ella, e incluso las memorias de vidas anteriores están aquí presentes en nosotros a través de una de las 13 capas del adn (la sexta). La esencia de la creación palpita en nosotros, nuestra naturaleza divina, y la propia energía de Gaia está vinculada con la conciencia humana.

 

Nuestra divinidad ha preparado este planeta como nuestro hogar, con mucho cuidado y amor, y ha dejado su huella en todo lo existente. Es un diseño perfecto. Estamos inmersos en las rocas y las montañas, en los ríos y los árboles, en las rejillas cristalinas y en los animales. Y además está nuestra esencia espiritual, ajena a las manipulaciones religiosas, lejos del pecado y de la culpa, del miedo y de la dualidad. No fuimos creados por un dios vengativo, egoísta, colérico ni dictatorial. No hay pecado original en nuestro nacimiento y no somos hormigas impotentes ante un dios todopoderoso. Se nos dio un código genético inteligente y capaz de activar su potencial divino. Como chispas del dios único, fuimos hechos a imagen del creador, y recibimos las enseñanzas de grandes maestros cósmicos para no olvidar nunca la dirección de nuestro vuelo a la luz. Como dioses creamos al ser humano como un amigo, una extensión de dios que puede transformar el planeta entero a través de sus acciones. Podemos sanar cualquier enfermedad, mover montañas, levitar, no hay nada de oscuro en nosotros y hoy la ciencia genética lo reconoce así.

 

Tenemos el poder de rejuvenecer, de vencer a la muerte, de sanar, de detener el revuelo de los cuatro elementos a través de la conciencia unificada de buena parte de la humanidad (tsunamis, terremotos, huracanes). Estamos aliados al corazón de nuestra madre Tonantzin, tal y como todas las enseñanzas de la antigüedad (indígenas, celtas, dravidianos) han afirmado siempre. Invocaban el poder del Gran Espíritu y hablaban con los animales, recibiendo mensajes de Gaia y negociando con los elementos de la naturaleza. Hoy volvemos a encontrarnos en el mismo punto e invocamos a las Ánimas liberadas de los Cuatro Vientos, nuestros ancestros, para que sirvan de intermediarios en los mundos sutiles. Grandes jefes y maestros espirituales de altísima vibración que transmiten su conocimiento a todos aquellos que abren amorosamente su corazón a la madre Tierra y al respeto a los antepasados. Es la vieja energía al servicio de la nueva, del cambio de conciencia que despierta al dios íntimo. Ellos nos ayudan a encontrar el camino hacia lo sagrado, aunque sin duda las nuevas generaciones vienen mucho más preparadas para un contacto directo con el espíritu de lo que ellos estuvieron nunca.

 

Así nuestros ancestros colaboran con nosotros, por medio del adn cuántico, y nos muestran diferentes maneras de expresar nuestra integridad. Nuestros padres que ya partieron están aquí, vivos y activos, porque seguían un plan divino que finalmente ha dado fruto varias generaciones después. Ahora somos capaces de despertar nuestra propia luz, no nos sentimos sucios ni pecadores, tenemos conciencia cuántica. Respiramos la libertad del Ser. Así que la sensación que nos transmitían de que estaban ciegos, de que eran creyentes, de que no sabían buscar dentro de sí, resulta falsa. Ellos estaban siguiendo un minucioso plan del Creador. No se trata de que las iglesias caigan y desaparezcan, más bien se trata de que evolucionen hasta convertirse en un camino directo hacia el dios íntimo.

 

7- Los seres inorgánicos y los cristales prisión

((En recuerdo de Josemaría Cañete, gran iniciado atlante de la sabiduría cristalina, que se mantuvo por muchos años en contacto con los devas de los cristales, al cual tuve el honor de iniciar de nuevo en la antigua ciencia, y que partió hace unos años después de haber armonizado algunas deudas kármicas pendientes con los seres inorgánicos)).

 

He afirmado repetidamente, durante muchos años, que la ciencia del contacto interno con los cristales estaba condicionada por el uso que se hizo de ellos en las etapas finales de la Atlántida, cuando mucha gente murió a causa de energías lanzadas desde su interior por los sacerdotes de la oscuridad. De aquí que el poder de los cristales tenga que esperar al encuentro con la 5ªD para activarse completamente. Este tema es muy amplio y se relaciona con los seres inorgánicos, de los que hablan los toltecas, encerrados dentro de cristales vivos, que necesitan negociar con los naguales para trasmitirles conocimientos a cambio de su energía luminosa.

 

En los tiempos finales de la Atlántida, los hijos de la ciencia materialista encerraron una parte de la esencia del alma de muchas gentes en algunos cristales híbridos, creados artificialmente para ello, ya que los verdaderos cristales nunca aceptarían este papel. Eran máquinas cárcel que resonaban con viejos implantes. Y estas energías atrapadas están saliendo a la superficie de nuevo. Cuando conectamos con ellos es fácil descomponerse físicamente, huelen a muerte, pero hemos de liberar las almas encerradas en ellos para que sigan evolucionando, abrir la puerta inter dimensional del cristal y facilitar la salida de quienes están prisioneras de las antiguas brujerías atlantes. Ahora que todo debe resurgir y ser redimido, las almas del plano interno claman por arreglar estas cuentas pendientes.

 

Y no se trata de romper los cristales semisintéticos, sino de liberarlos y limpiarlos energéticamente. O programarlos de nuevo para que liberen las energías que tienen atrapadas dentro, o para que se regeneren en cristales verdaderos. También habrá que guiar a esa parte de la esencia de vuelta a casa, hasta fundirse con el alma. De cualquier manera estas formaciones cristalinas desaparecerán con el trabajo de conciencia que tenemos que hacerles, sea cambiando de forma, esfumándose sin más, o volviendo a ser cristales auténticos en las primeras etapas de su evolución. Se encuentran sobre todo en África, en Sudamérica y en Estados Unidos, y en realidad como muchos de nuestros cristales vienen de Sudamérica y África, pueden estar en todas partes, porque hay cientos de miles de ellos.

 

De diez kg de cristales, tres pueden pertenecer a esta categoría, y por eso hay mucho peligro en el juego superficial con ellos. Pero liberar las esencias encerradas es un trabajo magnífico de servicio hacia las almas, que podemos realizar fácilmente. Muchos están atrapados bajo tierra, pero cuanto más trabajemos en esta liberación más fácilmente resurgirán hacia la superficie. Estos cristales densifican la vibración de la Tierra e impiden su ascensión (como los cuerpos enterrados de seres de baja vibración, por eso se incineran), así que ha llegado el momento de que todos los que tengan conexión con los devas de los cristales se pongan al trabajo, sea en presencia o a distancia, aunque la liberación de esencias exige casi siempre el contacto físico. No se distinguen de los demás cristales a primera vista, pero el comandante Asthar afirma que son casi siempre cuarzos claros, cuarzos ahumados o amatistas color lavanda. Hay que tocarlos y sentirlos, los clarividentes los distinguen fácilmente.

 

 

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com