2013: Crónicas de ChrisGaia

Cap 6- La abuela Tierra ascendida

 

Quizás un día acabará el tiempo de lo humano, pero este no es el día…

 

El tiempo se impregna de colores y se vuelve lienzo

Ya la luz arco iris refulge en el gris marengo de nuestra cultura

La niebla se disipa y la llamada del 2012 despierta a los durmientes

De las cuatro direcciones llegan los peregrinos

Ligeros de carga y entregados, con el petate al hombro

 

Aquí comienza la semblanza de la auténtica vida

Algo tan nuevo y desconocido que no tiene principio ni fin

Que rompe la continuidad mental de la historia

Y acaba con el miedo del materialismo y la apariencia

La chispa del Ser florece en el fiemo de la mentira destilada.

 

Es hora de meterse para adentro y desvelar la sombra

Retumba en el silencio el instante de volver a casa

Tu mismo eres ese salvador a quien tanto esperabas

La simpleza y la humildad retornan, la sonrisa regresa

el amor, la aspiración y la alegría conducen al verdadero hogar,

aquí mismo, en medio de las estrellas

 

Mi nombre es fuego, y eso es lo que te comparto

Un incendio que acaba con todos los límites del pasado

Una pasión que restituye tu naturaleza divina e inmortal

Un mundo ardiendo en el que no saldrás indemne

Para eso estoy aquí, para encender la llama de la ofrenda

 

¿Qué más da lo que fuiste ayer? ¿Tu debilidad o fortaleza?

El sueño se ha acabado y estás abriendo los ojos

La ilusión del bueno malo ha degenerado la Tierra

El grito, la risa, el silencio o el llanto son sólo matices

Acepta lo que viene y actúa siempre irradiando tu propia luz

No más culpabilidad, eres divino y eres libre. Cumple tu tarea.

 

Fuimos creados para reinar desde el corazón de la materia

Elevando la frecuencia celular y activando la luz vibral del Espíritu

Los demás ya tienen lo suyo, emprende tu camino

Este no es el fin ni el comienzo, la historia se acaba

Este no es el día de la destrucción, sino de la conciencia

Llegan los tiempos del humano celeste

Y los cielos entonan su alabanza por la victoria conseguida

Miyo 2013

contemplando el manto blanco del Moncayo

 

 

1- El mundo será transformado en el 2012. Estamos viviendo la más perfecta historia de amor jamás contada en el universo entero. Atravesamos la mejor oportunidad que jamás ha tenido nuestra madre Gaia para liberarse de la oscuridad que la ha encerrado por eones. Se trata de un renacimiento, el parto de una nueva Tierra, no de una destrucción masiva ni de un apocalipsis general, que ya han sido en gran medida desprogramados. En este pensamiento positivo debemos centrar nuestra conciencia, sin admitir otros finales catastrofistas. Somos seres multidimensionales e inmortales, seres divinos con poderes de transformación ilimitados.

El fin de los tiempos conocidos producirá un retorno al punto cero, un nuevo comienzo de la evolución espiritual, un camino desconocido que esta vez emprenderemos libres de la realidad tridimensional. Según los mayas, termina un ciclo cósmico y comenzamos una nueva civilización basada en el contacto con el Ser y en los valores espirituales, que nos llevarán hacia la Nova Terra ascendida. Y esto sucederá a pesar de los esfuerzos sionistas de Hollywood, creando angustia y pavor con su visión catastrofista, por medio de películas que se esfuerzan en plantear la llegada de una especie de castigo divino definitivo, causado aparentemente por la degeneración ética de la humanidad.

En esta fecha se juntan varios ciclos cósmicos en un nodo extraordinario, el ciclo corto de 5125 años (el sol, en su viaje por la Vía Láctea, pasa exactamente por el cruce de la eclíptica y el ecuador del centro galáctico), el de 26000 años (nuestra órbita solar alrededor de las Pléyades), y otros ciclos de cientos de miles de años e incluso de millones para el fin del Kali Yuga. Debe quedar claro que lo que sucede no es un suceso místico, ni mágico, ni siquiera humano, es el cumplimiento de un ciclo cósmico y por eso pudo ser predicho por media docena de grandes Tradiciones, algunas de ellas indígenas. Es lo mismo que sucede cada vez que se cumple un ciclo cósmico de 26000 años cuando el sol y la tierra se ponen en línea con el centro de la Vía Láctea. Los sucesos de los que se habla en las profecías mayas (incluido el derretimiento de los polos o la llegada de un enorme cometa) se producirían al final del periodo de purificación de la Tierra, para preparar la llegada de un nuevo nivel de conciencia en esa parte dudosa de la humanidad que, reconociendo sus errores, daría los pasos necesarios para armonizar de nuevo con el universo entero y especialmente con nuestra madre naturaleza.

 

2- Lo que tenemos delante es el mayor espectáculo del mundo, nunca ha sucedido algo semejante en ningún lugar del multi Universo de Orvontón, y por eso de todas las dimensiones, de todas las razas estelares y de todos los planetas galácticos habitados, han llegado testigos, aventureros, amantes de la madre Tierra, maestros de toda condición y seres gloriosos para ayudar a la humanidad y al planeta en estos delicados momentos. Evitar la destrucción final de la Tierra fue el objetivo durante este último siglo, y ahora lo es el de facilitar una ascensión de conciencia armoniosa tanto para el ser humano como para la propia Tierra, que ya ha elegido su camino. Y para que esto sea posible han llegado miles de almas desde las dimensiones elevadas para encarnar en los cuatro rumbos del planeta (en todas las razas, religiones, sociedades), cuyo fin es colaborar en la elevación de frecuencias de la Tierra, participando en las nuevas tecnologías y en los gobiernos, transmitiendo las claves de la espiritualidad y transformando el arte en una conexión directa con la conciencia unificada y amorosa. Así quemaremos los residuos del karma planetario acumulado durante los últimos milenios.

Los nuevos cielos y la nueva Tierra profetizada ya están aquí, digamos la realización del Cielo en la Tierra, y a este proceso le llamamos la quinta dimensión ascendida. En ella el amor por la Tierra y el respeto por el corazón humano serán la clave de la convivencia en armonía.

 

3- Los guardianes interesados de la oscuridad siguen removiendo las aguas fecales del sistema para seguir un día más dirigiendo e intentando controlar nuestro viaje, especialmente porque toda la vida han estado ahí y la mayoría de ellos no saben cambiar de perspectiva. Siguen creando conflictos y alimentando luchas religiosas, aunque cada día está creciendo más la luz de la conciencia sobre la Tierra, y se les hace más difícil mantener sus prerrogativas anteriores. La limpieza a fondo ha comenzado, y tanto la habilidad de Gaia como las tecnologías de las civilizaciones estelares (algunas redescubiertas en el baúl de los recuerdos, después de haber sido negada su existencia durante largos años. Recordemos las invenciones canalizadas de Nikola Tesla o las diferentes curas alternativas del cáncer), e incluso la elevación de la conciencia humana, están depurando rápidamente los océanos (Golfo de México por ejemplo) y sanando la destrucción que hemos acumulado durante siglos en los cuatro elementos del planeta.

Todos nos ofrecimos como voluntarios para la batalla, aunque sólo los que cumplían bien los requisitos requeridos han encarnado en la Tierra. Unos asumirán responsabilidades de gobierno y otros simplemente encenderán su luz e irradiarán su amor allá por donde pasen, pero ambos somos imprescindibles en la batalla que hemos emprendido. Por mucho que se esfuercen no ascenderán los que se encierren en las emociones negativas, especialmente las creencias religiosas fundamentalistas, la violencia destructiva, el miedo visceral, la esclavitud de otros seres humanos y el abuso infantil o ante lo femenino. Todas estos hilos del viejo telar dejarán de existir muy pronto, porque ese tipo de densas vibraciones no podrá mantenerse en la Nueva Tierra. Con ellos desaparecerá buena parte de la publicidad y de los programas televisivos, el poder de Hollywood y la comida de coco de la enseñanza universitaria (dirigida por las multinacionales y los consorcios financieros de la oscuridad). Son ellos mismos quienes ocultan (detrás de los deportes de masa, de los asesinatos y de los accidentes meticulosamente descritos en cada telediario), todos los cambios positivos que están sucediendo hoy en día a nivel social y de conciencia comunitaria, así como las innovaciones revolucionarias que están reapareciendo (energía libre, biomagnetismo) y que cambiarán el próximo futuro de nuestras sociedades.

 

4- Como ya he desarrollado en anteriores capítulos todas las grandes civilizaciones anuncian la llegada de grandes catástrofes geológicas, pero todas también anuncian que después de un periodo de tiempos revueltos (purificación y transmutación terrestre) llegará la calma y surgirá una nueva humanidad, basada en el llamado “hombre espiritual” o galáctico. La matrix condicionante saltará en pedazos y la manipulación mental llegará a su fin. Hopis, egipcios, sumerios, chinos, mayas, todos coinciden. Ahora la disyuntiva es simple: creer o juzgar, juzgar con los viejos argumentos religiosos y materialistas o creer en la realidad del espíritu y en la presencia de nuestros hermanos del espacio. La tradición dice que si crees sin ver acabarás viendo y si juzgas, todo lo rechazado (lo que más temes) se manifestará en tu vida. Leía unos párrafos sobre la tradición China que me han reenviado:  Hace 700 años Liu Ji escribió “El que pueda sobrevivir al año de la gran catástrofe será un ser divino terrenal que permanecerá siempre joven”, “… sólo la bondad y la evolución espiritual puede ayudar. Serán difíciles de pasar los años del dragón y de la serpiente” (2012 y 2013). Incluso en el budismo se considera que hemos llegado al fin de la era de la Ley transmitida por el Buda Shakyamuni, y que ha llegado el momento del cambio terrestre. Cambios profundos y de consecuencias horribles, pero seguidos de un futuro esperanzador para la raza humana. Liu Ji añade “La clave está en el cambio de conciencia y en la apertura del corazón, sólo la gente que dé un giro en sus sentimientos internos podrá salvarse”. Es significativo que lo mismo que el Cristo, Liu Ji afirme que “de diez mil pobres mil pasarán al otro lado indemnes, pero de diez ml ricos sólo dos o tres lo conseguirán”. Finalmente China que él considera como el ‘centro del universo’ será el escenario esencial de la última representación de la humanidad antes del cambio. Otras profecías chinas se refieren al gran planeta que entrará en la órbita solar (desde hace unos años los astrofísicos rusos informan de su avistamiento, mientras que en general los americanos callan como tumbas), al que relacionan directamente con la evolución de la conciencia humana (cuanto más densa, más penetrará el cometa en el sistema solar). En China se dice que “si podemos ver a un planeta con nuestros ojos físicos ya no se dudará más de la existencia de un poder superior, y volverá el reinado de la ley universal”. Y desde luego si Ajenjo entrara en el sistema solar se vería directamente, aunque se han dado los pasos para evitar su llegada.

 

5- De todo este tiempo pasado los veinte últimos años del ciclo eran los más importantes, ese periodo de 1992 al 2012. Como muchos sabéis ese año los ancianos concheros mexicanos estuvieron aquí con nosotros en el Camino de Santiago para el despertar del Corazón de Hispania. El 25 de Julio fue la creación de la Mesa Conchera hispana de la Cruz espiral del sr Santiago. Publiqué un par de libros que prepararon el camino (“Santiago 92: el despertar del Dragón celeste” y “El Despertar del corazón de Hispania”). Años intensos que abrieron muchas nuevas líneas de tiempo alternativo y que aún hoy siguen dando su fruto. A esta etapa de veinte intensos años se le llamó “el tiempo del no tiempo”, un periodo de aprendizaje y cambios que nos hizo mirar de frente al espejo de Tezcatlipoca (el eclipse de agosto 1999 cambió sensiblemente el comportamiento humano, nuestra manera de pensar y sentir, debido a la intensificación de las radiaciones solares), y cada uno tuvimos que mirar para adentro, en lo interno, hasta dar los pasos necesarios para cambiar todo lo que no era espiritualmente armonioso en nuestra vida. Nadie lo podía hacer por nosotros, se trataba de aprovechar la penúltima oportunidad para cambiar el destino de la Tierra, como una prórroga concedida para acelerar los cambios y armonizar con las nuevas frecuencias que ya prevalecían en el corazón de cristal del planeta.

Hemos tenido veinte años para experimentar colectivamente como seres conscientes, antes de saldar las cuentas pendientes en este último momento. Se trata de centrarnos con urgencia en el corazón para llegar a fichar con esa nueva humanidad que sobrevivirá a los periodos de limpieza planetaria. Sin egoísmos ni sumisión a la materia y a los sentidos externos, en contacto directo con el Ser y con los hermanos estelares, con amor por la Tierra y el respeto por toda vida, entendiendo el significado profundo del río de almas que encarnan en este planeta de transformación.

Escucha bien. Este es el momento. Actúa.

 

6- Según avanzan las etapas del ‘tiempo de purificación’ (1992-2012), lo bueno se hace mejor y lo malo peor. Cuando estás en desequilibrio energético el cuerpo y todo tu ser se alteran, y esta variación del sistema electromagnético se refleja en los diferentes aspectos de tu vida. Y, claro está, como el listón ha subido de altura y la frecuencia de la Tierra se ha elevado, mantener la serenidad en todos nuestros sistemas exige mayor esfuerzo que antes. Especialmente en lo relativo a la agitación emocional que producen los intensos cambios personales que nos suceden. ¿Qué actitud parece la correcta para guiarnos en estos momentos un tanto caóticos? Digamos que los que escuchan su corazón o se dejan guiar por sus intuiciones a la hora de cambiar de localidad, de rutinas, de relaciones amorosas, o de trabajo, tienen ventaja sobre los que planifican mentalmente sus decisiones, subordinándolas a lo que consideran sus intereses. Hay que acabar con los temas pendientes que se relacionan con la vieja energía de la tercera dimensión, ninguno de ellos podrá sobrevivir al cambio que ya está encima de nosotros. Cada vez se cumple más eso de que ‘al que tiene se le dará y al que no tiene, hasta lo poco que tiene se le quitará’. La gente de conciencia esta expandiéndose espiritualmente y sus actividades también, y la gente de oscuridad está retrayéndose cada día más y sus esfuerzos se ven abocados a la inutilidad. Y los dos mundos parecen separarse cada día más, porque la interrelación entre ambos se hace progresivamente más difícil, se rechazan de manera subconsciente. A esto hay que añadir la intensidad creciente de los cambios solares y planetarios, en una Tierra que viaja como un cohete fuera de la tercera densidad materialista. Muchos actúan como lunáticos debido a esta situación celeste. También las alteraciones geofísicas estresan los cuerpos energéticos debido al bamboleo electromagnético de la Tierra. Y eso que todas las catástrofes actuales (algunas creadas en cadena por tecnologías oscuras) están aliviando la carga kármica que acumulaba el planeta después de la Caída, hace decenas de miles de años.

En lo personal es el tiempo de dejar a un lado las dependencias, incluso alimenticias, y lanzarse a un periodo de intensa purificación que permita la percepción de los mensajes sutiles del Ser, que muchas veces tienen como intermediario telepático a alguno de los seres ascendidos de nuestra jerarquía planetaria. Dejar la carne y armonizar con el mundo animal; reducir al máximo  el azúcar; abandonar el alcohol, los porros y los medicamentos (especialmente los que afectan al sistema nervioso); apartar las bebidas y comidas químicas; tomar alimentos naturales y agua purificada cargada magnéticamente; pasear, hacer ejercicio físico y sudar dos o tres veces por semana, mirar al sol, meditar, dejar de juzgar y lamentarse, etc. Se trata de elevar el porcentaje de luz en las células y sanar las enfermedades derivadas de la mala alimentación y de las emociones negativas egóticas.

Dejar la angustia y la ansiedad a un lado en momentos aparentemente tan caóticos no es fácil, pero hemos de comunicar abiertamente que vivimos el fin de la oscuridad y comienza el millenium de luz con la ascensión de la Tierra y de la Humanidad evolucionada a la quinta dimensión. Este ascenso comenzó a mediados del siglo XX, cuando la madre Tierra estuvo a punto de saltar en pedazos por las bombas y los ensayos nucleares. Pero también hubo tanta petición de ayuda a los planos espirituales que la conciencia divina autorizó la intervención de las razas estelares que habían estado implicadas hace millones de años en la germinación de la vida sobre la Tierra (más de un centenar). “Así el alma de la Tierra retornó de nuevo, alejada durante milenios por tanta sangre humana y animal, además de la destrucción ecológica y la polución de los elementos”. Hoy lo único que necesitamos para que el proceso de ascensión se produzca en nuestros cuerpo físicos (muchos pasarán por la muerte natural para alcanzarla), es elevar la tasa de luz en las células parta activar los filamentos genéticos bloqueados. Y esto exige una limpieza corporal, mental y emocional, a la que he llamado ‘el abrazo del dragón’, sabiendo que en el proceso de ascensión todos estos planos quedarán definitivamente liberados para siempre y por siempre. Los que tengamos éxito recuperaremos la juventud perdida y ampliaremos por diez la esperanza de vida, pero la elección y el trabajo es nuestro, no existe nada como el castigo o los privilegios adquiridos si no se demuestran a cada instante.

 

7- Nunca anteriormente un planeta ha intentado elevarse a una existencia superior en nuestro sistema solar, y por eso la duplicación de la Tierra en 3ª y 5ª dimensiones es un hecho insólito. Es como si ambas coexistieran en este periodo antes de la separación. Después cada Tierra tomará su camino, separándose ambas por sus diferentes frecuencias, aunque estén utilizando las mismos moléculas para existir. Si en una ensoñación la mesilla de nuestra cama se transforma en bisonte, sus moléculas en sus células, lo mismo sucede en las realidades paralelas. Los devas de los reinos sutiles están aquí, pero no los vemos porque habitan otra Tierra, una diferente frecuencia del ser Tierra. Y ambas tierras son células distintas del cosmos, no son idénticas, sino que poseen sensibles diferencias. En una sigue dominando la densidad y en otra nos abrimos hacia los mundos del espíritu. Una entrará en quinta dimensión y otra seguirá en tercera. Por eso hay tanta confusión en lo que va a suceder en el 2012.

¿Dónde ha elegido tu alma estar, arriba o abajo? Esta es la primera pregunta. Y aunque las dos seguirán evolucionando hacia la Fuente, lo harán a muy distintas velocidades. En segundo lugar, es obvio que no puedes comprender una situación multidimensional y galáctica desde la densidad mental. El 2012 está manifestándose al mismo tiempo en muchos niveles de conciencia entrelazados. Y lo que suceda estará en función del nivel de frecuencia vibratoria en el que te encuentres. Habrá muchos resultados diferentes para el mismo suceso: para unos la ascensión gloriosa, para otros el infierno del dolor, y para otros seguir su vida como si no sucediera nada digno de ser reseñado.

Hay que comprender que estamos viviendo en muchas vidas paralelas, o en muchos yoes distintos, y un cambio en la conciencia (entregarse a los designios del espíritu) hace que lo que no está en tu misma frecuencia desaparezca de tu vida, como si no pudieseis veros uno al otro al cruzaros por la calle. Cada yo es idéntico a los demás y tiene su parte proporcional de conciencia, pero cada decisión tomada conscientemente te envía a un mundo diferente, que afecta a todos los demás yoes. Todo seguirá igual (casa, trabajo, amigos, familia) pero aquello que está fuera de tu frecuencia puede estar viviendo un caos terrorífico, mientras que tu te mantienes en perfecta calma y ni siquiera eres tocado por las duras impresiones que afectan  a los que te rodean. Es como si estuvieras viviendo en otra realidad y en otro tiempo, donde simplemente no sucede más que la elevación de la conciencia y no hay enemigos ni tienes razones para asustarte de nada.

Tu conciencia es la clave para vivir en una u otra de las líneas de tiempo posibles. En una grandes catástrofes cercanas, en otra la liberación del dominio de la oscuridad, en una tercera el amor intenso y en la cuarta la continuidad sin sobresaltos.

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com