Miyo-Extracto de Eres mi Diosa

MasyebrayCruz.com_2014.11.08_0222_BAJA

Lo masculino no puede construirse en oposición a lo femenino, siguiendo las pautas sociales conservadoras. Masculino y femenino son complementos en igualdad que se necesitan mutuamente para alcanzar la felicidad. No podemos poner a la mujer enfrente para impresionarla, asustarla, domesticarla, distraerla o apaciguarla. Porque esta situación frustra mucho a las mujeres que claman por un amor verdadero (su pecho se va llenando de emociones desbocadas que un día estallan sin remedio). Por otro lado hay que señalar que los hombres se asustan mucho ante el exceso emocional y sienten que no hay manera de satisfacer a la mujer.

Perciben el caos emocional como una fuerza devoradora de su masculinidad, y se alejan de ese mundo que le recuerda a su propia madre. Y cuanto más se alejan, mas aumenta la demanda femenina, y la sensación consiguiente de que las mujeres son de temer y ningún hombre puede entenderlas. Ante este estado de cosas, ellas llegan a la conclusión, bien argumentada, de que los hombres temen el compromiso. Y el conflicto se cristaliza sin remedio. Está claro que necesitamos valentía para afrontar este desafío, y fuerza espiritual para encontrar soluciones de equilibrio que sean para el mayor bien de las dos partes. Para amar hay que reconocer lo especial del alma de la otra persona, lo irrepetible de su existencia, y solo así los hombres saldremos del subdesarrollo emocional en el que estamos metidos.

Extracto del libro “Eres mi Diosa”. Emilio Fiel (Miyo)

8 Responses

  1. Santiago Marchena

    La dinámica Marte Venus en el deber adulto de la fusión amorosa

    Con la venia Maestro,

    Gracias Don Emilio por tener encendida y alta la llama de la comunicación en esta solitaria tarea de mostrar el camino, como un Sol que alumbra, da calor y esclarece sin mas, con humildad sabia desde el centro de la escena.

    Efectivamente, tan solo con la cualidad masculina -marte- o con la sensualidad amorosa -venus- no se alcanza la profundidad inigualable del abrazo amoroso, para el que se necesitan la complicidad intima de estas dos cualidades, la virilidad-deseo y la sensualidad-amor de los dos amantes.

    En este extracto de la obra de Miyo « Eres mi Diosa » (hay que incluirla en la biblioteca personal, lo antes posible), titulo sugestivo que como una flor, todo hombre con un mínimo de luces y calor habrá brindado a su amada, podríamos tener en cuenta abogando por el resurgimiento de la masculinidad viril no machista, que el mundo en el que vivimos, sistema, oligarquía, medios de comunicación, alimentación desnaturalizada, contaminación, etc. no nos ayuda ni miaja. Es evidente que hay que apartarse del mundo -mi reino no es de este mundo-.

    Hay como un interés velado e inconfesable en que los hombres ya no puedan fecundar óvulos en las reglas del arte, o que tan solo no seamos capaces de sentir el cuerpo energético de nuestra amada fundirse con el nuestro, incluso en un aparentemente banal abrazo de buenos días mon Amour, ma Déesse, al comienzo del dia.

    En este magnifico foro siempre encontramos alguna que otra joya, que de manera incisiva y amorosa, non incita a ver mas lejos y a volar de una puta vez, o sea.

    Larga vida a tus enseñanzas, así es…

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com