Miyo-1987

 

“La materia del cuerpo, y no sólo el alma, es luz pura

y hemos de devolverla a su origen,

sutilizándola a través de la conciencia y abriéndola

para que el Espíritu descienda al corazón de cada célula”

(Miyo 1987)

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com