La pasión creativa del sol

 

Estamos avanzando sin descanso hacia la luz y el poder del yo solar, y por eso se aceleran los procesos para fundir los tres chakras básicos con el plexo solar, tanto porque de ahí derivan todas las fuerzas creativas del ser como por el hecho de recuperar la antigua estructura energética de los tiempos atlantes. Entonces teníamos un solo chakra solar en el vientre, que podríamos equiparar al hara o tantien actual, otro en el corazón y los tres superiores que conocemos.

Se abusó de esa energía creativa solar y por eso se dividió esa fuerza en tres chakras diferentes. Realidad que continúa en el momento actual, aunque los trabajos meditativos unifican de nuevo alrededor del centro solar toda la energía del vientre, gracias a los permisos estelares que están siendo aplicados en estos últimos años. Este centro solar maneja una fuerza excepcionalmente poderosa. Nosotros somos los que pertenecimos al consejo atlante y ahora rectificamos las viejas decisiones que durante largos milenios han causado tanta alteración en las vidas humanas.

Y no se trata de una creatividad fantasiosa ni de un divertimento. Sino de la capacidad para crear a través del amor y del poder, manejando la luz de la conciencia. La manifestación de las necesidades y sueños en la materia es esencial para la maestría. Liberarse del miedo y ser capaces de suplir de inmediato cualquier carencia que estemos percibiendo, cambiando la realidad. Hay que despertar dentro de nosotros al dios ra, desde el niño interno de fuego creativo, y sentir un sol de oro cerca del corazón. Luego despertar el fuego sagrado en la zona del sacro y respirar a través del chakra, recogiendo los códigos de activación.

Así se desplegarán las dimensiones heredadas genéticamente del linaje de sangre, que no habían sido utilizadas conscientemente, y se disolverán todas las limitaciones encerradas allí. Las luces rojas y amarillas del chakra muladhara y manipura se funden en la luz naranja y dorada del centro solar de hara. Luego sentir el palpitar del corazón en ese centro, conscientes de cómo se transmuta toda la densidad del cuerpo en luz líquida que se eleva por el camino de la ascensión.

Poco a poco, semana a semana, iremos aprendiendo a usar este poder creativo para la resolución y manifestación de todas nuestras necesidades como si ya estuvieran resueltas. Luego hacer ascender el calor, la luz y la energía del vientre hasta la frente y la corona (como en el trabajo del canal central), disolviendo cualquier miedo que alguna vez nos haya acompañado y que tenga raíces en el inconsciente.

No necesitamos ninguna atadura, porque en cuánto haga falta alguna cosa podemos materializarla por nosotros mismos, sea creencias, ideas, personas o cosas. Quemar todo lo que nos ata y recuperar el poder, ése es el camino para estar en la presencia y convertir el presente en un regalo insustituible. El fuego interno del plexo solar equilibrado por la conciencia del presente, está balanceado y no quema ni puede extinguirse, liberando el agua y la tierra en nuestro cuerpo y siendo oxigenado por el aliento. Dejemos ya el trascendental propósito de nuestra vida y desde el presente aceptemos el simple propósito del instante.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!