4 de Diciembre: El bueno malo y el malo bueno

En las cuatro direcciones surgen grupos de conciencia cuyo objetivo es crear una masa crítica de personas cuyos pensamientos influencien en la mente colectiva y en los políticos, de tal manera que la violencia, la pobreza y el hambre, las armas y la destrucción ecológica sean consideradas como la epidemia más mortal y devastadora de nuestro tiempo. Lo que tiene que llevar a tomar medidas urgentes para la resolución de todos estos problemas a nivel planetario.

No se trata de ser mejores y más fuertes que los depredadores de la industria armamentística, química o farmacéutica. Ni más listos que los ejecutivos de las grandes multinacionales, o que las ansias de poder de los gobiernos en la sombra. Se trata de entender que la luz y la oscuridad sirven al mismo espíritu, y que el planeta entero es una sola humanidad, donde las diferencias son mínimas y los puntos comunes legión. El bueno y el malo, el predador y la víctima, lo sagrado y lo profano son caras de la misma moneda, extremos donde oscila nuestra conciencia colectiva. Es decir que si defiendes lo justo con agresividad no eres mejor que quien defiende lo injusto con argumentos empresariales y con calma, quizás incluso seas más ponzoñoso que esa persona para la psicosfera del planeta.

Estamos todos en el mismo barco y ha llegado el momento de zanjar las deudas de la guerra civil que ha sumergido a la humanidad en estos últimos siglos. Es imprescindible un salto cuántico de la conciencia y tenemos que avanzar hasta la siguiente dimensión de la conciencia crística, capaz de unificar los opuestos y otorgar máxima comprensión y bienestar a ambos extremos de la ecuación. A esto se llama conciencia supramental o crística, la que permite que todos los implicados acaben realizando positivamente sus demandas y realizando sus deseos.

¿Cuándo nos daremos cuenta que el tiempo de la nueva conciencia es ahora? No hay futuro ni distancia y todas nuestras vidas sucesivas están desarrollándose en el ahora eterno. Ahora vikingo, cosaco, enfermera en la guerra, maestro, panadera, astronauta y hacker. La nueva raza llega con nuevos centros de energía y nuevo código genético; el mundo eleva su nivel de percepción y su conciencia multidimensional; las energías densas se están transmutando; los mensajes desde las estrellas se generalizan; la sanación sucede en todos los planos… Y cada una de estas realidades está desarrollándose ante nuestros ojos aquí y ahora. No hay desastres apocalípticos premeditados, ni las naves vendrán a buscarnos a las 10h 40 de 4 de julio, ni nacerá un niño de bronce diamantino que será el comienzo de la nueva raza… Todo está pasando ya y no tiene vuelta atrás.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com