31 de Octubre: Merendado el temor con pimientos rojos


Hemos de hacer vibrar nuestros cuerpos por encima del promedio de la humanidad,
para poder penetrar en los planos astrales y mentales, y ser capaces de conocer a quienes lo habitan.
Los cuatro cuerpos han de purificarse y llenarse de luz. Desde las células, pasando por el cuerpo energético, hasta las emociones y los pensamientos abstractos. De otra manera seguiremos enlazados con el plano material como hemos hecho durante tantos años y seremos ajenos a las frecuencias sutiles de los sentidos internos. Tanto en los planos sutiles de la energía, como en los mundos astrales inferiores y superiores, lo mismo que en los planos mentales densos o espirituales, hay que penetrar despiertos porque se trata de una zona de peligro. Alertas y rodeados por la esfera radiante de la presencia yosoy. Ninguna entidad de estos planos tiene poder alguno sobre nosotros si nuestro temor no se lo concede. Así que lo esencial es librarse del miedo sea cual sea la situación que se presente. Toda la protección que necesitamos es disolver el miedo que alimenta, crea y llena de poder a cualquier imaginación que seamos capaces de visualizar o presentir. Somos invulnerables, chispas divinas, los señores y damas de los cuatro mundos.

Las entidades fantasmagóricas del mundo astral (creadas por las obsesiones, envidias, odios, y especialmente por el terror) se aterrorizan ante nuestra envoltura luminosa y sus luces intensas. Eso es descender a los infiernos. Encender el fuego de la diosa kundalini y mientras nos mantenemos erguidos en medio del bajo astral disolviendo todas las pesadillas que el pánico y la locura de tanta gente creó en su día. Dejemos lo negativo a un lado (angustia, tristeza, ansiedad, envidia) y con la conciencia limpia y radiante nada puede afectarnos.

Es general la creencia de que no somos responsables de lo que nos pasa, e incluso nos cabreamos por no ser felices sin entender que eso aumenta el dolor en nuestra vida. Exigimos, pero no tenemos pelotas para asumir el control de nuestros pensamientos, que son los que crean la realidad que vivimos.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

2 Responses

  1. marcelo

    En mi caso particular, tomar nota de que somos creadores a asumir el control pleno de lo que pensamos y aun mas de lo que sentimos, no es algo que me resulte digamos «livianito», no es algo que se hace de un dia al otro, y de hecho tratar de quitarle el control al ego es pelear contra un tigre rabioso, lleva tiempo y paciencia, mucha paciencia.

    1. jairofon

      La integración o unificación de si mismo parte de entender y/o aceptar que somos portadores tanto de la luz como de la sombra. lo cual por cierto no es la carga obligada que nos hicieron creer durante siglos (pecado original). Se trata en cambio de entender las leyes del espacio, de la vibración y la polaridad; que cuando nos empeñamos en una dirección, de hecho damos inicio a su opuesto. Tan pronto nos empeñamos en el conocimiento, tenemos que lidiar con la ignorancia, si vislumbramos la pureza tendremos que habérnosla con la impureza, sea que se acuse aun en forma más marcada en nuestro interior o, como solemos hacer, la proyectemos al entorno y no podemos controlar o mejor reconciliar aquello que no reconocemos como nuestra creación. Debem
      os tener presente que no somos ni uno u otro platillo de la balanza; somos mas bien el FIEL O EJE CENTRAL de la balanza. cuanto mas reconozcas tu odio, menos odiaras. Cuanto mas reconozcas tu fealdad, mas bello serás; cuanto mas aceptemos la limitaciones tendremos mas libertad.

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com