14 de Agosto: Reflejos de la sombra dorada

No hay más remedio que reconocer que tememos más al poder que se encierra en nuestra alma que a la debilidad mental que nos hace sentir vulnerables e incapaces. Nos da más miedo nuestra propia luz y el potencial que podemos actualizar, que la sombra que nos ataca desde dentro para poder hacerse consciente. ¿Cómo puedo yo, sintiéndome tan poca cosa y teniendo los límites que tan bien conozco, reconocerme como un ser inmortal y poner en acción la voluntad de dios? ¿Cómo puedo ser yo parte de la inteligencia cósmica, de la belleza universal y de la omnipotencia divina? Pero ciertamente llevamos la chispa de dios en nuestro interior y limitarnos no ayuda a nadie. Rebajar nuestro nivel en nombre de una falsa humildad y respeto ajeno no es un buen camino. Se trata de expresar la conciencia crística en nuestra vida de manera esplendorosa y sin límite. Y cuando nos mostramos desnudos y como un sol ayudamos a que los demás puedan hacer lo mismo en sus propias vidas. Al expresarnos con amor y sin miedo liberamos a todos los que nos rodean de su propio temor.

Aunque hayas transmutado tu propia oscuridad, dejando a un lado las pertenencias, los apegos, las posesiones, las creencias y los límites, todavía puedes sentir que el trabajo no está completado. A veces no basta la recapitulación, ni la catarsis, el renacimiento, el perdón o las constelaciones para completar el círculo, ya que portamos con nosotros lo que llega desde el linaje de sangre. Todo aquello que nuestros abuelos y padres no supieron integrar en su vida, es heredado como tarea pendiente por sus descendientes. Cada uno ha de seguir la línea de vida de sus antepasados y resolverla de una vez para que no pase a sus propios hijos. E incluso si somos capaces de aceptar la situación pendiente de resolución por las anteriores generaciones, aún hay que trabajar para limpiarla, tema que siempre es más fácil que borrar nuestra propia infancia, pero que necesariamente implica asumir la responsabilidad de esos temores, vergüenzas u odios que llegan del lejano pasado. Cuando amas a alguien asumes también su sombra pendiente. Por eso hemos de hacernos conscientes de la carga adicional que portamos en nuestra mente-corazón y lanzarnos de una vez a su resolución definitiva.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!