19 de Abril: Los cuerpos luminosos de los ángeles


Los desalmados son fruto de clonaciones continuas y quieren conseguir cuerpos portadores de almas. Así que durante siglos han trabajado intensamente y con codicia en sus laboratorios pero no lo han conseguido. Ahora estos juegos macabros propios de una inteligencia mecánica ya no pueden jugarse más. Los seres angélicos utilizan cuerpos semejantes a los grises (de color blanco radiante y muy altos) para manifestarse sobre el planeta, que son formas muy fluidas para comunicarse a través de los sentidos y no se pueden comparar a una máquina. No pueden reproducirse y dependen totalmente del hijo descendiente que las utiliza. También los oscuros los utilizan, pero en este caso se repiten por clonación, con un adn que reproduce su forma (duplicación de la memoria), son pequeños y realmente tienen color gris y se combinan con una inteligencia propia de las máquinas. El ser está ausente y esto no tiene nada que ver con la encarnación de un alma eterna.

Hay entidades angélicas con la herencia de la personalidad del padre o espíritu y entidades malvadas que resultan de una combinación antinatural entre el alma y la máquina, y que utilizan inadecuadamente la forma humanoide para lograr sus propósitos egoístas. Es como la lucha entre brujas buenas y malignas en los cuentos de infancia. Sin embargo en estos momentos de la evolución existen incluso algunas de estas entidades fantasmales asociadas a la bondad y al servicio a las que se les va a conceder en otro planeta extra galáctico la posibilidad de tomar cuerpo humano. Y quizás un día puedan atraer a un ajustador del pensamiento.

Las entidades angélicas y maestros ascendidos pueden usar su cuerpo creado mientras lo consideren necesario, respiran con él, tienen los sentidos sutiles más desarrollados y un gran banco de memoria. La energía universal lo sostiene y no degenera como en el caso del que usan los seres robóticos sin alma inmortal. Las criaturas de espíritu que maneja la federación galáctica son formas invisibles de alta frecuencia, con una intensa luz en el pecho que en ciertos casos llega a irradiar en forma de alas, e incluso cuando se usa la clonación el ser rodea el cuerpo y no está encarnado dentro como lo estamos nosotros por medio del nacimiento. No son sólidas sino energéticas, e incorporan un cierto color adecuado al rayo de su alma. Incluso aunque se intente controlar o detener a estos alienígenas (seres arcangélicos), o bien su cuerpo desaparece o dejan la carcasa como recuerdo.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!