5 de Abril: Gracias a la vida, que me ha dado tanto…


El resentimiento, el rencor y la falta de comprensión y de perdón hacia el otro producen una enorme acumulación de energía negativa en la mente y el corazón. Pero eso realmente te enferma a ti, crea conflicto y aislamiento en tu vida, te aleja de la felicidad, de la paz y por tanto del contacto divino. Se trata de desarrollar la gratitud por todo, por la vida, por la belleza, por el amor… Da igual que lo que sientas sea justo o injusto, que tengas la razón o no, lo importante es que esa energía densa no entre en el sistema.

Puede venir de vidas anteriores o ser provocada por cualquier situación, pero lo que importa es cómo te comportas en su presencia. Cada uno ha tenido experiencias positivas y negativas en su lejana historia que le han servido de lección y aprendizaje en su retorno de vuelta a casa, hacia la luz y la verdad. Al agradecer la vida elegimos libremente unirnos a la frecuencia del espíritu, abrimos nuestro corazón al amor incondicional y sentimos la unidad con todo.

Une ese agradecimiento, por las maravillas de las que eres testigo en cada momento, con el palpitar del corazón, y crea un campo unificado de armonía a tu alrededor. De esta manera volverás a recorrer el camino de regreso al hogar, que es una senda festiva de amor, alegría y agradecimiento.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!