26 de Marzo: Métodos de recapitulación


A menudo se me pide que haga una radiografía de los sistemas prácticos de recapitulación, o liberación de los filamentos y cordones emocionales que nos dejan atados al pasado, que estamos utilizando en la escuela chrisgaia. Así que voy a hacer una somera descripción de un racimo de métodos probados que nos permiten recuperar las conexiones establecidas con viejas dependencias y reconducir las energías que están comprometidas con ellas. En ningún caso hay que olvidar que la verdadera recapitulación nos hace penetrar en la segunda atención del nagual, por medio de la memoria celular que refleja, sin manipulación alguna y de manera escrupulosa, la realidad tal y como la vivimos en su momento. Estos interesantes procesos para disolver los actos y relaciones que vivimos en el pasado, están ampliamente explicados en mi próximo libro cabalgando al dragón.

1- Sentados: El primer método de la recapitulación tolteca ya está bien explicado a través de las enseñanzas de juan mathus, del resumen de víctor sánchez y de los trabajos de algunos de sus discípulos directos.

2- Ante la hoguera: Recordemos que no todos los toltecas aprenden a través del miedo y del encuentro con la oscuridad (como carlos castaneda fue forzado a hacerlo). La recapitulación ante la hoguera enviando amor y compasión al suceso que estamos recordando emocionalmente, mientras liberamos los filamentos energéticos que nos atan a él, permite la justa realización del perdón y el abrazo con la sombra.

3- Cantando tu vida al árbol: Después de una ofrenda y de una meditación con la espalda en el tronco, giramos durante tres o cuatro horas contra el reloj alrededor del árbol centenario (sin que haya obstáculos) cantándole nuestra vida desde la más tierna infancia, nuestros anhelos y decepciones. Al terminar agotados, nos echamos con algún abrigo y en postura fetal alrededor de las raíces del árbol para recibir un sueño significativo. Se hace una vez por semana durante siete semanas y el árbol acaba apareciendo en nuestros sueños, diciéndonos su nombre, dándonos consejo…

4- Recapitulación con el tarot: En meditación o ensoñación se trabaja con cada arcano, afrontando tanto el lado luminoso como el oscuro del arquetipo en cuestión. Se negocian trabajos y soluciones para los temas pendientes y para poder armonizarnos con la energía que representa. También encaramos las emociones como frutos de una manifestación conjunta de varios de los arcanos mayores, aceptando y limpiando los temas pendientes a nivel familiar, amistoso, laboral…

5- Dialogando con la sombra: De espaldas al sol y con un ángulo de inclinación suficiente, observamos nuestra sombra física a lo largo de una hora, evitando las distracciones. Fijamos la mirada en la zona de la base del cuello y la llamamos por nuestro nombre, considerándola como el otro yo que no se expresa en la luz. Creamos un triángulo de energía entre el hara, la base del cuello y los ojos, respirando con el vientre hasta que la sombra se vuelva luminosa por dentro y podamos recordar sucesos y situaciones del pasado que tenemos pendientes por liberar. Es un diálogo mutuo, fácil de establecer y tiene que ser considerado como una canalización, recibiendo información de la sombra.

6- Masaje de recuerdo: Se divide el cuerpo en doce partes y en cada una de ellas (los dos pies o los dos antebrazos por ejemplo) se trabaja suavemente durante unos 90 minutos, mientras la persona que recibe el masaje inspira profundamente a la parte alta del pecho y expulsa suavemente por la boca, emitiendo un suspiro audible. Poco a poco va recapitulando todos los recuerdos inscritos en su esqueleto. El que realiza el masaje emite energía a través de sus dedos, mientras se liberan los engramas que están inscritos en músculos, órganos y articulaciones.

7- Meditación: El trabajo de vipassana ayuda enormemente a la limpieza corporal, especialmente a través de los recorridos conscientes del cuerpo. Resbalar por la piel (cabeza, cara, sien derecha hasta muñeca; sien izquierda hasta muñeca; muñeca y mano derecha, mano izquierda; cuello, pecho y vientre; nuca y espalda; zona sexual; muslo y pierna derecha; muslo y pierna izquierda; tobillo y pie derecho y finalmente pie izquierdo). Es posible hacer recorridos del esqueleto, recorridos de los órganos del cuerpo y recorrido de chakras.

8- Frente al espejo: Sentado en postura de meditación frente a un espejo grande en que puedas verte la cara y el tronco por lo menos. Mirar hacia el entrecejo y fijar la mirada hasta que vaya cambiando el rostro que contemplas y puedas abrirte al otro yo, al mundo del reflejo. Entonces como alrededor del árbol puedes comenzar a contar (no a cantar) tu vida y a establecer un diálogo intenso con la imagen reflejada, hasta que vayas desmenuzando los recuerdos y acabes limpiándolos a través de soplarlos como en la enseñanza tolteca o invocando a la energía del amor, según tu propia forma de ver las cosas.

9- Escritura automática: Boca abajo en postura cómoda y con un bolígrafo en el encabezado de una serie de folios en blanco. Tienes que poner un título a lo que quieres recapitular y después de focalizarlo mentalmente has de escribirlo de manera voluntaria en el folio, lo subrayas y comienzas a escribir con bastante velocidad todo lo que pase por tu cabeza sobre el tema elegido. No debes evitar ni una sola palabra (la mente se adecúa al ritmo que escribes), ni dejar a un lado los insultos, ni nada. Todo al pie de la letra, dejando que la sabiduría del inconsciente pueda expresarse con libertad. Llenas media docena de páginas y después relees todo y meditas durante media hora sobre los conceptos y temas de la escritura automática.

10- Cabañas de oscuridad: Durante cuatro días estás privado de luz en un pequeño cuarto y te dedicas a recorrer tu vida respirando y limpiando las situaciones conflictivas que has vivido desde tu nacimiento. La oscuridad, como algunas sustancias psicoactivas, ayuda a sacar a la superficie muchos recuerdos olvidados, devolviendo la energía que los demás han incrustado en tu cuerpo luminoso y recuperando la que tu dejaste en la envoltura luminosa de los demás. La mente se focaliza fácilmente; vives el aquí y ahora; ensueñas profusamente y tienes muchos sueños conscientes; se abre el ojo de la visión y el cuerpo recupera su memoria celular trayendo imágenes excepcionalmente intensas y claras a la conciencia.

11- Peregrinando: Otra senda para revivir experiencias del pasado y limpiar los engramas emocionales adheridos a nuestro cuerpo luminoso es caminar durante largas horas, tal y como hacemos por ejemplo a lo largo del camino de santiago en el que se recorren de veinticinco a cuarenta kilómetros al día, según el ritmo y las condiciones físicas de cada peregrino. El simple hecho de avanzar sobre la tierra sintiendo la planta de los pies (primer chakra), atrae el recuerdo de un sin fin de situaciones olvidadas que se han perdido en los pliegues de la memoria consciente. La respiración sigue el ritmo de los pasos y progresivamente vamos profundizando en las memorias inscritas en el cuerpo, hasta vivir una verdadera película que nos hace repasar con meticulosidad etapas definidas de nuestra existencia actual.

12- El trance meditativo: Se entra en la frecuencia theta de ondas cerebrales a través de diversas técnicas de acercamiento. Y se aprovecha la semi hipnosis en la que vamos penetrando, para ordenar que retornen los recuerdos de ciertas situaciones confusas de nuestra juventud, e incluso para que podamos rememorar las causas originales de algunas experiencias traumáticas de la vida fetal.

13- La ensoñación dirigida: A través de la energía y la voz de un instructor cualificado te vas acercando a los momentos cruciales en que los conflictos y los celos, las pesadillas, y los brotes de pérdida de la razón, van marcando tu ruta y limitando tus alternativas. Es un largo trabajo que puede realizarse en varios niveles de profundidad.

Por último una breve reseña como danzante para lo que podríamos llamar la danza de recapitulación. Don juan se refiere a este tipo de danza para pasar al nagual y para liberar los filamentos emocionales. Es como el peregrinaje para el despertar de los chakras de la planta de los pies y de detrás de la pantorrilla, pero la danza se mantiene largo tiempo en mientras fluyen los viejos recuerdos.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!