19 de Marzo: Las parejas del mañana


Están surgiendo nuevos tipos de relaciones humanas, en la pareja, en el trabajo, en la política, en la amistad, en la búsqueda interna, y son fruto de la nueva conciencia cristal que se extiende por el planeta.

Lo esencial para mantenerse unido a otra persona ya no es básicamente la atracción física, sino un cierto vínculo del alma, que convierte a la pareja en un amigo de la eternidad, más que en un amante transitorio. La química, el sexo, el carácter, ha dado paso a la resonancia y la compatibilidad entre las almas, que es multidimensional y está fuera de las explicaciones lógicas. No se trata de un acuerdo pleno en todas las cosas, pero sí de una armonía compatible entre sus semejanzas de criterio y sus diferencias. El corazón será la nueva estación de control y desde allí es fácil permitir que cada uno sea como verdaderamente es. No se trata de mejorar a nadie, de sacarle de su propia oscuridad o de salvarle de las tinieblas. Cada cual ayudará a su pareja en su camino de crecimiento, pero sobre todo habrá permiso de lo interno y libertad para que ambos florezcan dentro de su relación.

Así que entre los índigos de veinte a treinta años sobre todo, se empiezan a consolidar relaciones de pareja que son planetarias. Nada está lejos con la red y podemos hablar en tiempo real con cualquier país o enviar mensajes al otro lado del mundo en cuestión de minutos, lo que permite relaciones de pareja muy alejadas en la distancia, pero próximas en la comunicación. Lo mismo pasa con los vuelos rápidos que ponen cualquier lugar del planeta al alcance de un viaje normal por carretera a cualquier otra provincia de nuestro propio país. Estos nuevos lazos amorosos que se expresan en mensajes, en conversaciones, en viajes, está creando una red de amor y de alegría que rodea la atmósfera del planeta de una envoltura positiva y creativa. Movilizar los sentimientos del corazón junto a las ideas y conceptos de cambio son la especialidad de la gente cristal, que acelera la frecuencia del sistema nervioso de la tierra, a través de los transmisores de silicio de la red de internet. Así estamos creando una frecuencia amorosa del alma que podemos compartir en las cuatro direcciones.

Esas nuevas relaciones son igualitarias entre el hombre y la mujer, sin dominio ni agresividad, y cada uno velará por el equilibrio y defenderá su libertad y la libertad del otro. Ninguna necesidad de que el otro nos apruebe constantemente, ni de tener miedo, sólo hace falta aceptar amorosamente al otro. Y si llega el momento de separarse los dos lo aceptan con alegría y se sumergen en la libertad de abrirse a otra persona, que les ayude a explorar otra etapa de su camino. La soledad y la tristeza están bien, pero sólo un rato mientras se ajustan al cambio.

Es muy difícil que una relación sólo tenga períodos de felicidad y expansión, pero es relativamente fácil en este momento que el otro nos haga sentir bien con nosotros mismos, nos acepte y nos apoye, nos ame y nos sostenga en los momentos difíciles. De cualquier manera las relaciones multi dimensionales son para permitir el crecimiento y la exploración interna de uno mismo, así que no faltarán los desafíos por ambas partes, que permitirán mostrar los celos, la frustración o la sensación de que la relación corre peligro. No debe faltar ningún sentimiento en la gama completa, así que lo positivo y lo negativo estarán unidos y vendrán juntos, hasta que aprendamos a gestionar la oscuridad de manera compasiva y creativa, para aprender sobre los secretos que ocultamos tras el velo. Ni exceso de negatividad o agresividad, ni exceso de positividad o indolencia que impide el crecimiento mutuo.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com