15 de Marzo: Los clones oscuros


Hay una gran pelea, no siempre llevada a través de la violencia y las armas, entre los hijos de la luz y los de las tinieblas. Se afirma que será en la segunda venida del cristo cuando estableceremos el reino de dios en la tierra, y eso significa que hasta el momento no ha existido nada así entre nosotros. Que el proceso de atravesar los muros de la dualidad hasta alcanzar el uno, es el proceso de la liberación de la huma-unidad. Así que hoy es el tiempo de que luz y oscuridad se fundan (y no de que la luz acabe con la oscuridad) y cada uno exprese su verdad para completarse mutuamente. Esta lucha viene de la más lejana antigüedad (a nivel celeste en las guerras lyranas desde hace millones de años) y ha destruido civilizaciones celestes y planetas enteros que reflejaban la luz del espíritu.

En mitad de este proceso las religiones fueron creadas y manipuladas por la oscuridad, contra la enseñanza de sus fundadores, deformando todo lo esencial de su mensaje y convirtiéndolo en un sistema de manipulación y control a través del miedo y la culpa. Estos seres oscuros penetraron todos los sistemas de gobierno (especialmente los militares, farmacéuticos, financieros y los medios de comunicación y educación), para manejar los hilos de cada ser humano. Crearon guerras, estafas, genocidio, enfermedades, pobreza, destruyeron los océanos y los bosques, esquilmaron el oro negro de la madre tierra, asesinaron a todos los descubridores de métodos energéticos no basados en los combustibles fósiles, esclavizaron al mundo científico para crear virus programables, radiaciones degenerativas, destruyeron a pueblos enteros unidos al espíritu, etc.

También eliminaron todos los vestigios de la sabiduría antigua, incendiando bibliotecas, destruyendo tradiciones, para que los dioses falsos sustituyeran a las realidades históricas de sus antepasados los reptoides y los annunakis. Anularon todo vestigio de las naves interplanetarias y de los extraterrestres que eran nuestras almas hermanas. Por eso es tan importante la ayuda que a lo largo de estos últimos decenios estamos recibiendo de los hermanos estelares, para restaurar todo lo que fue destruido y entender el proceso que se nos ha ocultado sistemáticamente sobre la historia real de la humanidad y del planeta. Cualquier enseñanza sobre el amor, la unidad, la paz del corazón o el papel amoroso del espíritu en el respeto de nuestra libertad, desapareció de nuestros ojos. Y sólo aquello que era necesario para el control y la limitación de la conciencia humana fue enseñado en las aulas y promovido en los periódicos, universidades y televisión.

Hay quien defiende que es el momento de acabar con los seres de oscuridad (los venceremos, se los llevarán las naves, serán castigados…), sin darse cuenta de que ésto es lo que desea la oscuridad: más lucha y enfrentamiento. ¿Dónde queda lo de amar a nuestros enemigos? Por mucho que estas gentes lo deseen, no se trata de separar a las gentes de luz de las de oscuridad, sino de entender que cada uno de nosotros estamos en las dos bandas al mismo tiempo. Que luego haya seres especialmente luminosos y especialmente oscuros que representen los extremos de la dualidad y estén totalmente definidos en su camino es algo que puede ser, pero sin duda son una pequeñísima minoría.

Los hijos de la oscuridad aliados a las razas alienígenas sin alma, son como clones que tienen su tiempo contado y que nunca pedirán ayuda al espíritu. El resto somos ángeles de día y demonios de noche, aunque lo contrario también es posible: ángeles de noche y demonios de día. Un poco de aquí (sonrisas, colaboración, amor, servicio, ayuda, compasión) y un poco de allí (miedo, cabreo, envidias, avaricia, peleas por conseguir lo que consideramos nos pertenece, celos). Acciones de luz y acciones oscuras para cada uno de nosotros, ego y trascendencia (ya quisiéramos que a partes iguales).

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!