Regresar a mi camino de luz


Querido Miyo,

He tenido tiempos difíciles en los últimos meses. Parecía todo tan feliz, caminaba en absoluta luz y después de un temazcalli a tinieblas por completo, apenas me estaba reparando y otra vez me cai y el pie izquierdo fracturado… ¡no entiendo! Hice meditación con maestros ascendidos, velaciones, temazcallis – todo parecía marchar adecuadamente y de repente es como si todo se viniera abajo y lo más terrible es que entré en un estado de pánico y paranoia espantoso… Temo que todos mis maestros estén en mi contra y no he de negarlo – incluso les temo… ¿Es esto normal en los cambios que estamos sufriendo? ¿Qué puedo hacer para regresar a mi camino de luz? ¿Cómo puedo erradicar pensamientos de miedo hacia fuerzas espirituales del error?

Gracias desde el corazón.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Saludos Kare:

Cuando las cosas simplemente se dejan a un lado, sin resolver, siempre vuelven. Nada se soluciona por sí mismo, sin hacer el esfuerzo de poner luz en la oscuridad. Así que después de un tiempo de descanso y grandes comprensiones, la vida te pone de nuevo delante de lo que aún no has afrontado, de lo que te asusta, de la locura, de la enfermedad o de la muerte… Y ahí demuestras si has aprendido algo o no. Porque si no sabes sonreír y dejar pasar las experiencias negativas amorosamente, sin bloquearte ante ellas o entrar en pánico, entonces es que aún no te has ganado la parte luminosa que las enseñanzas llevan consigo. Y todo empieza de nuevo, y vuelves a los veinte años y a la depresión que tuviste, y sientes lo mismo que cuando eras joven – ese tirón del plexo hacia la esquizofrenia y esa agitación mental, esa presión en el pecho y tanta angustia…
Si tus maestros están en tu contra, es que no merecen ese nombre y tienen que hacer ellos también terapias, así que déjate de pendejadas. Es como llamar cabrón a Dios y temer que se ofenda. Si se ofende es que de nuevo el ego gilipollas está ahí presente, y no una presencia transpersonal. Preguntas si esto es normal en los tiempos que corren. Pues sí, es normal en estos, en todos los anteriores y en los que están por venir. Siempre tendrás que afrontar tus propias contradicciones cara a cara, sin huir, con conciencia, sacar tus miedos fuera, y seguir respirando hasta que tu corazón y tu aliento se calmen y puedas de nuevo estar centrado desde el Ser. Hasta entonces eres un novato y todas tus conquistas espirituales son humo.

¿Cómo puedo volver a mi camino de luz? ¡Vaya pregunta! Pues pasando por la sombra de manera lúcida. No hay otro camino. Aunque falsas conquistas te las venden en cualquier lado. Por favor, lee mi libro ‘El Sol que mora en las Tinieblas’ para que te enteres de qué va esto. E incluso ‘Abrazando al dragón del vientre’ para que aprendas a recapitular. Y si te sobran fuerzas acude a algún trabajo de grupo de la Escuela Chrisgaia, porque andas más despistado que el pulpo ese en el garaje de turno…

Deja de una vez la culpabilidad a un lado. ¿Qué tipo de dioses encarnados seríamos si ni siquiera podemos meter la pata para aprender? Nadie te castiga más que tu propia mente, no existe la diferencia entre bien y mal, tan sólo queda la experiencia. Y casi siempre aprendemos mucho más de la oscuridad (error, depresión, enfermedad, separación, ruina, muerte, locura) que de la luz. Vale ya de estupideces culpabilizadoras. Recapitula a tu mamá, que te canta la Traviata al oído. Tu plexo abierto de par en par, demasiado vulnerable a las emociones femeninas y falto de vientre. No queda otra: ¡A trabajar!

Un abrazo, Miyo

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com