Cómo podemos ayudar a nuestros hijos TDAH


Hola Miyo.

Quiero en primer lugar agradecerte por la labor tan extraordinaria que desarrollas. Todas las mañanas escuchar tus palabras es una bocanada de aire fresco que sirve para mantener la esperanza en un mundo diferente, un mundo mucho mejor. Gracias. Tengo un hijo de 18 años que fue diagnóstica de TDAH con 7 años. La medicación ha sido el único vehículo utilizado para poder reconducir su hiperactividad y controlar su déficit de atención. Lleva dos años sin tomar medicación. Sus dificultades existen. Pero siempre me ha llamado la atención que estas dificultades sólo se hayan expresado cuando se ha visto obligado a realizar cosas que no le gustan. Es como si no se hubiera sentido atraido y motivado por lo que hacía. Sólo le gusta jugar a la Play y me llama mucho la atención que la mayoría de los juegos tengan contenidos violentos.

Pero en su manera de ser no es violento. Es un chico introvertido que selecciona sus amistades que lo único que desea es ser querido y comprendido y que está intentando en todo momento sentirse aceptado por los que le rodean. Como presidente de la Asociación de padres de niños con este trastorno aquí en Almansa, me preocupa mucho el futuro de esta gran cantidad de niños diagnósticados con este trastorno. Me gustaría saber que opinas del mismo. Que significado puede tener que hoy en día haya tanto niños tan especiales. Niños realmente inteligentes, cariñosos y que necesitan ser entendidos, queridos y aceptados. Tus palabras sabias pueden ser importantes.

¿Podríamos contar contigo para dar una charla de esperanza a todos estos padres que están desesperados?

Gracias.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Buen día Mateo y gracias por tus palabras.

El llamado síndrome de falta de atención e hiperactividad (o trastorno por déficit de atención con hiperactividadTDAH) es un invento farmaceutico para esconder el desastre en que hemos convertido nuestra vida, y especialmente la educación infantil y juvenil, encerrando a nuestros hijos en cárceles llenas de conceptos absurdos para un niño y casi siempre obsoletos. Ideas teóricas, la mayoría de las veces, con las que gentes adultas quieren preparar el futuro de estos niños sabiendo que ninguno de esos conceptos valdrán para nada cuando ellos crezcan, aunque sólo fuera por la velocidad de la vida en estos tiempos (además de por el error intrínseco de los planteamientos de la propia matrix a la que estamos sometidos).

Ellos huelen la mentira, se aburren en clase, ven el miedo en los ojos de los profesores, su ignorancia, y desean hacer lo que un niño tiene que hacer, aprender en la naturaleza, experimentar jugando, salir fuera de los libros y de los pupitres. Estos mismos niños de 7-10 años encuentran todas las respuestas en Internet, sin necesidad de dedicar tiempo a la acumulación de conocimientos. Desean hacer trabajos compartidos, volver a la relación con el mundo animal, experimentar emociones nuevas, crear historias y desarrollar la fantasía, y si todo esto no es posible meten la cabeza bajo la axila y se dedican a la play station y a ver la tele, como si fueran zombis.

Cuando hacen algo interesante no hay que pedirles atención, casi siempre tienen un plan interno en estos momentos tan esenciales para el cambio terrestre y sienten que pierden el tiempo, no ven transparencia en los maestros, no hay nada que esté vivo, los programas huelen a muerto, y no pueden más. Por otro lado, como ya he dicho en una pregunta anterior (respuesta a Jose Luis), se sienten llamados a equilibrar la luz y la oscuridad, y por eso los contenidos violentos (a los mafiosos les gusta la misa y la ópera).

Cuando llegan a adultos, estos niños (asperger, tdah, etc) suelen tener experiencias muy intensas relacionadas con su comprensión del mundo interno y la composición geométrico/vibracional del universo, pero mientras tanto se hace necesario tratar con ellos desde una educación más en la línea creativa y corporal. Son ellos los que tienen que decir qué quieren conocer y estudiar, y no el que está delante con un programa de estudios absurdo, ineficaz y creado para ser útil al trabajo empresarial. Por otro lado las ansias depredadoras de las farmaceúticas extienden nuevos síndromes por el mundo que les producen cuantioso negocios. Se han inventado una docena de nuevas enfermedades para catalogar a estos niños especiales (índigos, cristal, diamante) que están viniendo con la misión de acompañar el cambio de dimensión de nuestra madrecita Tierra. Y como siervos de la oscuridad que son (ver la vacuna contra el papiloma en las quinceañeras, la vacuna contra la gripe A, el contagio por sida en las vacunas de la polio, etc.) tratan de convertirlos en drogadictos legales para evitar todo aquello que tienen que revelar al mundo y que traen inscrito en sus genes, sabiendo que de adultos muchos de ellos nunca superarán su dependencia.

Hay mucho material sobre estos temas en Internet, pero el día a día familiar llega a ser duro y a menudo desesperante, porque individualmente y en el 7ºA de un edificio en la gran ciudad es difícil encontrar el entorno adecuado para su educación o mejor evolución. Necesitan espacios abiertos (por eso a menudo los temen) y mucho contacto con el mundo animal, y con su propio cuerpo.

Un cariñoso abrazo, y encantado de que un día podamos compartir juntos estas experiencias.
Miyo

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com