Penetrar en otros mundos tan reales como éste


Somos algo más de lo que nuestros padres y educadores nos dijeron.

No es verdad que tengamos múltiples y extraordinarias elecciones en nuestra vida común.
La muerte acaba sin remedio con toda esta estupidez.
Pero sí existe la posibilidad de penetrar en otros mundos tan reales como éste,
si hemos acumulado la energía suficiente para tal empeño.

No el tipo de energía que sirve para afrontar a tu manera el mundo cotidiano
y que no tiene nada que ver con la capacidad para penetrar en los mundos mágicos,
sino una energía cualificada que es el fruto de una disciplina y una voluntad de hierro,
junto con una entrega al silencio del vacío y un amor desmesurado por el espíritu.

Tenemos diferentes cuerpos sutiles para movernos por diferentes dimensiones y visitar diferentes mundos; podemos sentir la fusión amorosa con los elementos de la naturaleza que nos transforman; somos capaces de recibir mensajes del centro de nuestro ser; conocer con precisión sorprendente nuestras vidas anteriores; viajar a lo desconocido, etc. Si hay una revolución verdadera que vaya más allá del envejecimiento senil y de la muerte física, tiene que ver con la capacidad para sumergirnos en el mundo de la energía, en el mundo del viaje del alma y del ensueño. Todo lo demás tiene que ver con la lástima y la compasión que siente el ego y que nos conduce a vivir y a morir como imbéciles. Es un mundo donde se perciben cosas sorprendentes una vez que alcanzamos el silencio total y detenemos el caminar rutinario del mundo conocido.

Ésta es la clave: la voluntad de cada uno de llegar al silencio total.

Decía don Carlos que no hacer es la disonancia cognitiva que desenreda la conciencia, el desarreglo del mundo haciendo algo absurdo. Debemos asumir que el mundo es un arreglo y nos han programado para habitar el cerebro de la bestia que lo sostiene. Pero si actuamos como seres de conocimiento y sentimiento un día llegaremos a ver el libre flujo de la energía con la conciencia naguálica y abandonaremos la guía de este cerebro perdido. Es el momento de vernos como campos de energía o huevos luminosos y eso significa que hemos anulado el sistema interpretativo que nos hace ver el mundo tal y como ha sido programado por los poderosos.

Ya sabemos que se ahorra energía mediante la recapitulación e incluso a través de ella se alcanza el lugar donde la energía es visible. Para la tradición tolteca el camino hacia la libertad pasa necesariamente por un intenso proceso recapitulativo, que además de reunir energía es también la manera de armonizar con el camino del guerrero que el intento milenario de los naguales ha establecido en los flujos del universo. La conciencia de ser nos es otorgada misteriosamente en el nacimiento por una fuerza extraordinaria que llamamos dios o el águila y la recapitulación es la manera de devolverle a esta fuerza lo que nos ha entregado, antes de que lo tome por si misma en el momento de la muerte. Recuperando todas nuestras experiencias las ofrecemos a esta fuerza excepcional que nos destruye en la muerte. Se trata de revivir todas las relaciones que hemos tenido con todos los personajes con los que hemos mantenido una relación a lo largo de nuestra vida, no solamente recordando la situación sino viviéndola intensamente de nuevo, y esto debe ser acompañado de una respiración rítmica muy lenta que permita ventilar las memorias acumuladas.

La ensoñación por su parte es el arte de mantener el punto de encaje en una nueva posición, dentro de un mundo diferente que está caracterizado por millones de fibras luminosas distintas de las acostumbradas. La percepción se focaliza en la medida en que el punto de encaje quede fijo y conseguirlo es un verdadero arte que permite investigar el mundo concreto en su totalidad y no sólo conformarse con una vivencia parcial. Normalmente este punto se haya detrás de nosotros, a la altura de los omoplatos, y aproximadamente a un metro de distancia en la envoltura energética.

La clave es la aceptación profunda de que somos seres que vamos a morir
y que no podemos rezagarnos en el camino,
que lo único que nos espera es la guardería de la tercera edad
donde seremos ayudados como enfermos terminales
a realizar nuestras necesidades físicas.

Todas las promesas que nos ha hecho esta sociedad son mentira
y no hay esperanza alguna salvo la decrepitud y la degeneración senil.
¿Por qué no resolver las cosas ahora cuando todavía somos jóvenes y fuertes,
disolviendo nuestra historia y nuestra importancia personal,
en vez de esperar al geriátrico?

Cuando aceptamos que la muerte nos persigue
adquirimos una gran fuerza para dar el salto a lo desconocido.
De otra manera los enemigos como la ignorancia, el miedo y el poder
dan paso a la apisonadora del tiempo, la vejez,
que llega siempre antes de lo que pensamos
aunque a todos nos parezca lejana.

 

Un día agarramos a un explorador de otros mundos y le obligamos a que nos lleve de vuelta hacia su origen, así nosotros mismos nos volvemos exploradores de esos mundos gemelos al nuestro que están llenos también de vida y de conciencia. Ellos tienen más conciencia y nosotros más energía. Don Carlos llega a definir el mundo inorgánico como si se tratase de “un mundo femenino en busca de machos”. Veamos el proceso:

1– Así pasaremos progresivamente por todos los estadios del ensueño que comienzan cuando me hago consciente de que me estoy quedando dormido y soy capaz de atravesar la barrera del sueño y ser consciente de los sueños, sin mirar nada fijamente para poder mantener largo tiempo este estado. El verdadero camino sin embargo es tomar conciencia de los elementos implicados en nuestros sueños comunes. La recapitulación nos provee de la energía necesaria para lograr esta conquista.

2– La segunda gran barrera sería despertarse desde el sueño en otro sueño. Dejarnos dormir voluntariamente mientras estamos ensoñando para despertar en un segundo nivel de conciencia. Dentro del sueño consciente nos ponemos en la misma posición en la que nos hemos acostado en nuestra cama para dormir y así podemos despertar en otro sueño inconcebible que nos abre a las dimensiones del ser naguálico que somos y de las almas gemelas. El soñador se duerme y el soñado despierta, luego el soñado se tiende a dormir también y aparece en otro nivel más profundo de la experiencia del ensueño.

3– Y el tercer escalón es cuando –sin saber cómonuestra atención queda atrapada en una circunstancia del ensueño y no podemos moverla de ahí. Estamos en manos de una fuerza ajena que podemos llamar un ser inorgánico y hasta que no nos suelte no hay cambio posible. Ellos tienen más conciencia y duran para siempre y nosotros más energía que nos ilumina alrededor.

4– El cuarto nivel es escuchar la voz del emisario que nos contestará a cualquier demanda o pregunta que le consultemos. Tiene una voz complementaria a la nuestra (ánima y animus, o simplemente el doble interno), en mi caso una voz femenina, y hay que tratarla con firmeza para que no interfiera constantemente en nuestra vida y se alimente gratuitamente de nuestra energía.

El mundo de los guerreros está vivo y es siempre cambiante,
lleno de peligros como una selva o una batalla.
Un mundo en que podemos sumergirnos totalmente,
que es real como el de nuestra vida cotidiana,
que no es ilusorio como el de los místicos.
No ha sido proyectado por nuestra imaginación siguiendo los anhelos de nuestro espíritu,
no es una ilusión convertida en fantasía de ciencia ficción,
un mundo muerto que no tiene nada que ver con la realidad de la lucha de opuestos
y el incesante cambio de lo que está vivo.
Los firulillos y las complacencias fantasiosas de los místicos de la new age
son seguidas por centenas de millones de gentes
a pesar de que estos seres que las proyectan
no han navegado nunca de verdad por el océano de lo desconocido..
El camino implica una evolución acelerada y planificada
que neutralizaría nuestra manera ordinaria de percibir el mundo,
y esto constituiría una especia de revolución personal que don Juan llamaba la libertad.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

1 Response

  1. Manuel

    Cómo se puede llegar a escuchar la voz del emisario de manera habitual tal como/parecido a Castaneda ?

    Qué conseqüencias negativas tiene ello?
    Gracias!

Deja un comentario

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com