Consecuencias energéticas del sexo


¡Hola Miyo!

 

Antes de nada: gracias por estar ahí. Mi pregunta va referida al sexo: Me gustaría saber por qué en casi todas las culturas se le da tanta importancia ya que, en muchas de ellas, se aconseja la castidad, ¿qué conlleva la energía sexual? Me da la sensación que sirve más que para procrear o el simple placer. En muchas ocasiones se practica el sexo como rutina, siendo el resultado agotamiento físico y ¿estancamiento? ¿Existe alguna forma de practicar sexo energéticamente para las dos personas? Y por último ¿cuales son las consecuencias energéticas de la masturbación tanto masculina como femenina?

Muchas Gracias. ¡Besos!
Elena

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Saludos Elena:

Y aunque parte de tus preguntas ya han sido respondidas en las sucesivas entregas (van tres, el tercero a punto de publicarse aquí mismo) de los capítulos sobre sexualidad, voy a intentar enfocar una respuesta más concreta para ti. El sexo es el origen de toda la energía de que disponemos a nivel mental, vital, creativo, etc. Y también, desde siempre, el mayor desestabilizador de las relaciones (cuando una tercera persona hace el amor con nuestra pareja) y el que más conflictos humanos ha creado. Por otro lado las religiones necesitan del sufrimiento y del control para poder imponer sus dogmas ‘infalibles’, y el sexo bien llevado confiere autonomía y felicidad (vamos a decir libertad, placer y satisfacción). Sin olvidar que cuando el sexo se vuelve obsesivo debilita el cuerpo luminoso (la energía disponible) y destruye la voluntad. Así que siempre se han impuesto normas de represión, para que, através del esfuerzo y del sufrimiento (la falta de placer), el monje de cualquier religión pueda estar bien agarrado y no se salga de los cauces establecidos. Resumiendo: el sexo es bastante incontrolable; en exceso debilita (masturbación incluida); siempre su represión (el pecado) se ha utilizado para el control de la conciencia; y quienes lo practican conscientemente dan sentido a su vida y encauzan sus ansias en la aceptación y el goce en esta vida (en vez de renunciar a ella como si fuera un castigo y centrarse en el más allá).

El sexo bien llevado conduce de manera natural al amor, respeto y fusión en la pareja. Aunque si se centra en los dos primeros chakras y no sube hasta el pecho, hay un intercambio de energías densas que ‘contagia’ a los amantes sexuales. El sexo tántrico sin eyaculación no va a ninguna parte, no tiene objetivos de usar al otro como medio de placer, no intenta descargar una tensión, sino crear un puente energético y luminoso entre Shiva y Shakti, recargarse mutuamente y ayudarse con el proceso de activación genética y la ascensión mutua. Todo comienza con el intento de amar, fusionarse, adorar al dios/diosa que somos. Así la relación amorosa se inicia por el polo positivo de la mujer (pecho-boca) y del hombre (su lingam). Una vez que el hombre ha acariciado y besado a su pareja está, poco a poco, va sintiendo como sus energías, y la penetración masculina, encienden su vientre. Al cabo de un tiempo que puede oscilar entre veinte y treinta minutos la energía femenina asciende de nuevo al pecho y desde allí se comunica con el pecho del hombre. La mujer tiene necesidad de liberar el exceso emocional de su pecho y el hombre de recargarlo de sentimientos. Así que llegamos a la etapa de la disolución, sea a través del abrazo íntimo, del intercambio de alientos, o de la fijación de la mirada en el bindi (punto) de la frente. Ambos terminan recargados, sin necesidad de pasar por el orgasmo, sintiendo un gran placer que se alarga durante largos minutos, en vez de las subidas y bajadas bruscas del orgasmo.

Por último añadir que la masturbación, tanto masculina como femenina ha de encauzarse en la misma dirección, el hombre puede acariciarse lo que desee, sin eyacular, y en los descansos sube y baja por el canal central (la senda de los dioses). Centrándose siempre en el pecho, frente o coronilla, y enviando sus energías a un objetivo, sea para desarrollar una cualidad en sí mismo o para sanar algún amigo o familiar, o materializar un Intento preciso. La mujer es distinta (su yin no se agota), pero en general el proceso es semejante al masculino, con la salvedad de que si es multi orgásmica y no se agota con el orgasmo, puede pasar a través de él. Lo importante es la focalización de la mente en medio de la excitación, y siempre para el mayor bien de todos los seres.

Con cariño,
Miyo

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!