Los pases mágicos de Carlos Castaneda


Pues que me gustaría saber porqué no hay ningún comentario sobre los pases mágicos de Carlos Castaneda.
Cualquier opinión de Emilio me gustaría conocerla.

Saludos.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Pues simplemente porque nunca he estado muy cerca de la tensegridad (tensión-relajamiento). Los pases mágicos comenzaron a extenderse mucho después de que practicara intensamente con la ensoñación y la recapitulación (comencé en los setenta con las tradiciones tántricas y sufíes), y de que conociera personalmente a Carlos Castaneda. Pero la realidad es que nunca estuve relacionado ni interesado en esta última fase de su trabajo, excepto porque en el 88-92 di algunos cursos en Tepoztlán y Tepozotlán con gente que había trabajado directamente con él.

Sin embargo conozco a muchas personas que han practicado los pases durante años, con mayor o menor éxito, y la mejor forma de saber cómo sientan a tu cuerpo luminoso es experimentarlos directamente. Muchos han movido energías intensas, pero han dejado a un lado el resto de los trabajos que exigen un alto nivel de impecabilidad: la disciplina de la rememoración y limpieza del pasado, el largo trabajo en la naturaleza, parar el mundo de la mente, el largo y abnegado trabajo de ser consciente en medio de los sueños, etc. Como el conocimiento de las técnicas tántricas es muy limitado, otros despilfarran su energía en planteamientos casi sectarios, en sexo superficial y en fantasías más o menos naguálicas. He tratado a poco más de media docena de personas muy desequilibradas después de estas prácticas intensivas, en las que -como en las citas de la ayahuasca- nadie testa su plexo solar, ni tiene en cuenta el acelerón de su mente, ni las experiencias esquizoides que les han acompañado con anterioridad, y esto siempre es lamentable.

La verdad es que esos pases, que recuerdan mucho a ciertas formas de Taichi o Chikung, no son conocidos por ningún otro especialista en las tradiciones indígenas que haya vivido con los chamanes de la zona, especialmente de los indios yaquis y alrededores (que tampoco utilizaban honguitos ni datura), ni hay códices antiguos que representen los pases. Debido a esto, se consideran un fruto del trabajo de las Chacmolas (las discípulas de Carlos). Por otro lado, y a excepción de los cuatro primeros libros, la concepción del mundo de Castaneda se fue volviendo más brujeril y ajena a la realidad, hasta el punto de semejarse a las novelas de moda en ese tiempo.

Lo esencial es la voz del Ver que nos guía, la inmersión en la segunda atención del Otro Yo y la nueva dimensión de la conciencia de grupo de todos los practicantes del mundo (como si fueran un sólo clan o la Shanga budista), que se corresponde con los tiempos de ascensión planetaria que vivimos. Todos los guerreros y guerreras formamos un entramado energético de conciencia acrecentada, en el que nadie puede salvarte más que tú mismo al enchufar con esa capa energética de la psicosfera del planeta que todos nosotros enlazamos como un tapiz.

Ya no hay donjuanes para mover tu punto de encaje y por eso la tensegridad ha jugado el papel de choque energético. La libertad total es aquí y ahora, y la muerte que nos espera en la puerta es sólo un paso más en el camino hacia esa libertad. El vínculo con el infinito ha sido siempre individual, como burbujas de luz, no hay ayuda ni intermediarios para alcanzarlo, aunque sí ejemplos que nos inspiran a sacar lo mejor de nosotros. Nuestra configuración energética es lo que hace a unos u otras un nagual, y esta energía cuando es activada por el silencio, por el sentimiento de fusión o por el círculo activo del clan de guerreros, se manifiesta y crea situaciones mágicas inconcebibles, tal y como personal o grupalmente he podido experimentar en decenas de situaciones ‘especiales’.

Hoy que comienzo el trabajo con los Caballeros de Nova Terra sobre la nueva Masculinidad sensible; tengo que señalar que Carlos se rodeó exclusivamente de mujeres escritoras y de sus discípulas, faltando los hombres por todos lados, y ésto es ajeno a cualquier clan de trabajo indígena en las cuatro direcciones del mundo (no sólo en América). Ellas desarrollaron la tensegridad como pases simples. En un tiempo del café instant y de las pastillas integrales que lo curan todo, resumen el complejo camino del guerrero en doce movimientos para reunir energía. Se dice que los pases se ensoñaron, pero entonces fue por ellas porque, como ya he señalado, no hay muestras de este trabajo con anterioridad.

Primero las drogas psicodélicas hippies fueron esenciales y es entonces cuando aparecen los primeros libros en que ellas son el centro del discurso. Luego se persiguen socialmente y desaparecen de sus libros. Comienza el camino del guerrero: acecho, impecabilidad (mientras en la sociedad se valora al ejecutivo agresivo). Y a partir del 88 estos yuppies caen y empieza la new age con sus terapias vendibles en pequeñas dosis, y aquí aparecen los cursos de fin de semana de pases mágicos… La enseñanza recibida es real, pero su adecuación al momento histórico correspondió expresamente a don Carlos, que supo adecuarse a las necesidades sociales y a los planteamientos empresariales de su organización. La misma (Cleargreen) que hoy salta en pedazos por su uso de medios legales contra sus propios instructores del pasado.

Con cariño,
Miyo

2 Responses

  1. QUERIDO MIYO

    ME HA GUSTADO MUCHO ESTA OPINIÓN TUYA TAN DOCUMENTADA DE LOS PASES. YO, LA VERDAD, LEI EL LIBRO DE AMIE WALLACE «MI VIDA AL LADO DE CARLOS CASTANEDA», Y LO SENTÍ MUY VERDADERO…ES UNA BUENA LECTURA PARA LOS AMANTES DE CASTANEDA QUE COMO BIEN NOMBRAS OLVIDARON QUE DON CARLOS NUNCA ESTUVO EN PAZ CON EL LADO MASCULINO…SU OBRA ES MAGNÍFICA, PERO CREO QUE ENCIERRA CIERTOS PELIGROS PRECISAMENTE POR ESTAR MUY MITIFICADA. UN BESO.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Content is protected !!