Soñando el Camino olvidado


Hace unos meses, en primavera de 2010, tuve un sueño. El mundo se venía abajo porque el oxígeno se acababa. Las personas morían por doquier, entre ellas mi madre, por motivos obvios. En pleno ataque de pánico, yo huía al monte. Ahí me encontré con Miyo, sonriente y juguetón como siempre, quien dándome una fuerte palmada en la espalda me dijo: «venga, Luisillo, que no es tan difícil – tú ya sabes hacerlo. Yo te enseñé.» Yo sentía que había otra forma de respirar… a través de los chakras – energía en vez de oxígeno. Y respiré. Y ví la bifurcación de kharmas, el vórtice dimensional que dividía a la humanidad en dos grupos desiguales: los que viajaban a otra vida, en otro planeta, y los que nos quedábamos con Gaia. Tristeza y alegría extremas en cada inspiración de energía por cada poro de mi piel.

Ese sueño lo olvidé durante meses. Hacía más de ocho años que no veía a Miyo ni trabajaba con ChrisGaia, con mi vida temporalmente desconectada de El Camino hasta nueva orden. En todo ese tiempo no había meditado ni una sola vez. Desconectado de mi Nagual, no le dí mayor importancia al sueño, al cual despedí con una sonrisa cariñosa en los labios. Lo olvidé por completo.

Meses más tarde llegó un intensivo de Vichara que sí hice con ChrisGaia… y el recuerdo de aquel sueño volvió vívido a mí como una explosión de primavera. Me impactó recordarlo. Por si había alguna duda, en Nochevieja me recordaron mi kin maya, Mano Cósmica, de la onda encantada del águila. Cuando volví a leer mi onda, entonces entendí lo profundo de aquel sueño:

ONDA ENCANTADA DEL ÁGUILA
Inicia tu historia chamánica.
Vence los desafíos que te pone el hombre blanco.
Sirve a la madre Tierra.
Refleja la forma de vida de un chamán.
Conoce el poder del chamán.
Observa el ritmo del sol.
Aprende a canalizar.
Comunícate con los espíritus de la naturaleza.
Sueña el sueño chamánico.
Siembra la conciencia chamánica.
Conoce el poder de tu nagual.
Observa a la muerte acompañándote.
Realiza la curación chamánica en ti mismo.

Las señales ya eran claras y MUY evidentes para mí… En todo aquel tiempo he cruzado varios infiernos propios y después de casi diez años fuera del Camino, he vuelto con fuerza y alegría. Hoy me es más fácil meditar, sentir las energías sutiles, notar el cambio del planeta… y veo clarísimamente las señales que me envían.

¡Ahó!

Enviado por Luis. Madrid, España.

2 Responses

  1. qué sueño más interesante!!!! me ha llamado la atención de los vórtices de energía.
    yo tuve un sueño con matices similres hace ya como 10 años…

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com